Desate el poder de los negocios digitales

En el país se generaría $9.000 millones de ingresos en 10 años con solo utilizar Internet de las cosas

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

¿Qué es un negocio digital hoy? Es un negocio automatizado y de respuesta rápida, basado en Internet de las cosas (IoT), la economía colaborativa y los datos ( big data ), con capacidad para producir valor.

En Costa Rica las empresas e instituciones generarían $9.000 millones en ingresos adicionales en los próximos 10 años (el 77% desde el sector privado), de acuerdo con las estimaciones de Cisco basadas en 61 casos de estudio.

El país sería la quinta de diez naciones de la región (superado por Brasil, México, Argentina y Colombia) en producir ingresos adicionales a partir de IoT.

“La tecnología tiene un efecto completamente disruptivo en el modelo de negocio”, dijo Felipe Lamus, vocero de Cisco.

Y eso tan solo con aplicar tecnologías que aumenten la velocidad de respuesta al mercado. “El negocio digital es el negocio del instante, de servir al cliente en lo que necesita en el momento exacto, no después”, dijo Patrick Meehan, vicepresidente de investigación de Gartner, en su charla La paradoja del negocio digital realizada por la Cámara de Tecnología de Información y Comunicación (Camtic) la semana anterior.

El negocio digital permite, por ejemplo, en la industria automotriz desarrollar aplicaciones de navegación y entretenimiento; en logística –usando sensores que generan datos– se mejora la eficiencia de la cadena de suministro; a las agencias de viajes y a las aerolíneas les permite identificar cómo compran y cuáles son las expectativas de los clientes; en el sector salud se tienen diagnósticos y procesos más precisos; y en finanzas se identifican escenarios más realistas para inversiones, financiamiento y en gestión de riesgos.

En el comercio al detalle, usando IoT, se mejorará la visibilidad de cada producto, la administración del inventario, la ejecución de programas de merchandising (impulso) conociendo el perfil de los consumidores. Se puede realizar una mayor personalización de las promociones y descuentos.

Los clientes disponen de la información de las calidades y características de la mercadería, mediante códigos de barras de dos dimensiones incorporados en las etiquetas para leerlas en los smartphones .

Guillermo Varela, director ejecutivo de GS Uno, la entidad que establece estándares de comercio en el sector retail , aseguró que en el país “muchas empresas” se preparan para avanzar a IoT con sistemas gerenciales, de gestión de almacenes y de logística.

Evolución

En principio, el negocio digital era aquel con presencia en la web.

Hoy es aquel capaz de tomar decisiones y ejecutar acciones rápidas, instantáneas y efectivas para crear valor, desarrollar procesos y construir capacidades con nuevos productos, servicios y negocios, y así mejorar la experiencia de los clientes con base en la tecnología.

La firma ABI Research detalla que firmas como Intel, Samsung, Dell, General Electric, Qualcomm, SAP, Oracle, Toshiba, Amazon y ARM, entre otras, desde hace cinco años vienen escalando sus plataformas, redes wifi, procesadores y soluciones para conexiones de máquina a máquina (M2M), IoT y big data .

Cisco, por ejemplo, cuenta con productos de conectividad, fog computing (procesamiento de datos y aplicaciones en el borde de la red), análisis de datos, seguridad, automatización y aplicaciones para que las empresas le den inteligencia a su infraestructura.

De esa forma se conectan dispositivos, sensores y máquinas, asegurando activos físicos y digitales y se innova en el despliegue de aplicaciones que pueden tenerse en la nube.

IBM dispone de procesos y sistemas –a través de GBM a nivel local– para aplicar información y construir soluciones de negocios.

Con los sistemas cognitivos (como el sistema Watson) se utilizan las computadoras y la tecnología para procesar información (incluyendo textos y hasta el lenguaje natural). Así el uso de datos y la toma de decisiones se puede hacer a una mayor velocidad.

La misma GS Uno ha generado a nivel mundial códigos electrónicos de productos (conocidos como EPC) que usan tecnologías de radiofrecuencias (RFID), las cuales se usan en los carritos de supermercados, refrigeradoras y alacenas domésticas para que el consumidor sepa cuáles son las compras que debe realizar y que el pago en cajas de las tiendas sea más ágil.

La velocidad en el proceso es la norma. Paulo Alesso, gerente de arquitecturas y soluciones de Oracle, destaca que con la IoT se puede optimizar procesos y simplificar tareas, haciéndolas más ágiles, organizadas y eficaces.

Más que equipos conectados

El alcance sería masivo. Para el 2020 existirán cerca de 50.000 millones de dispositivos en el mundo conectados y de ellos se crearán y compartirán más de 40 billones de GB, afirma Alesso.

En la actualidad de 1.500 millones de objetos se calcula que solo hay 10.000 millones conectados. Agregar más dispositivos no es descabellado. El 99% de los objetos desconectados pueden integrarse a redes de información.

El resultado económico es que se generarían $19 billones adicionales hasta el año 2022, de los que $860.000 millones se originarían en América Latina, según Cisco.

Por sectores, educación y salud producirían el 44% de ese valor, seguidos de manufactura (27%), retail (11%), banca (9%) y servicios (9%).

El negocio digital no solo es la IoT. También supone –de acuerdo con McKinsey & Co.– interactividad y colaboración, entre otras competencias.

Uber en transporte, AirBnB en hospedaje y Waze en tráfico son buenos ejemplos de colaboración.

En los dos primeros al facilitar que los clientes compartan servicios. En el caso de Waze con la legión de voluntarios (en Costa Rica más de 100) que actualizan sus mapas y generan información del estado de las rutas en forma constante.

La tecnología permite que los clientes puedan interactuar y así aumentar el volumen de ventas.

Para procesar la gran cantidad de información producida a partir de la IoT y la colaboración es que entran en juego los sistemas de big data y, con ellos, los sistemas cognitivos capaces de entender datos no estructurados, evaluar las respuestas (analítica) y mejorar el poder, precisión y rapidez de la misma solución (a partir del “aprendizaje dinámico”).

“El impacto es proporcional al interés y rapidez de los negocios en analizar todos los datos disponibles”, dijo Francisco Montesinos, gerente de ventas de GBM.

Evolución digital

El negocio digital ha evolucionado constantemente en los últimos 15 años y se ha ajustado a los tiempos:

Mediados de 90

Página web: En un principio se pensaba que un negocio digital era tener presencia en la Red y un sitio electrónico.

Finales de 90

Vender en línea: Las puntocom mostraron que había que dar el salto al comercio electrónico con proveedores y clientes.

Desde 2008

Apps y redes sociales: Se trata de comunicarse, interactuar y obtener fidelidad de los clientes vía apps y redes.

Actualmente

Colaboración: A partir de la automatización, los clientes puede participar en los servicios y ayudar en la innovación.

Sostenbilidad y financiamiento