Columna Scientia: Investigación productiva


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Estamos en un proceso internacional de reacomodos en la estructura de la producción global. El actual desarrollo mundial de la economía, la creciente digitalización y automatización de la producción, la administración y la cultura, están ofreciendo oportunidades para que los países en desarrollo se inserten mejor en la división internacional de la producción.

Costa Rica lo está haciendo muy bien en la región, con el 40% de las exportaciones asociadas a las cadenas globales de valor (productos médicos, servicios globales, electrónica, aeronáutica), con un Estado de Derecho consolidado y garante de la seguridad de las inversiones y los negocios, con una población educada y saludable.

Esta nueva economía crece en el país predominantemente de la mano de la inversión extranjera directa, que durante estos años se ha concentrado más en las operaciones locales -que en el mercadeo u otras áreas- y ya ha comenzado a desarrollar procesos y actividades de investigación local. Por ejemplo, Hewlett-Packard e Intel tienen actividades de investigación que involucran a cientos de ingenieros costarricenses. Han encontrado el talento requerido, pero están enfrentando escasez de investigadores con experiencia, líderes de equipos de investigación y requieren apoyo institucional para el desarrollo de estos proyectos.

Para las universidades del país y sus centros de investigación, este desarrollo industrial ofrece una oportunidad de oro para generar investigaciones de alto interés científico y económico, que pueden ser fuente de crecimiento científico y material para estas unidades académicas. El encadenamiento de las universidades a la economía digital, por medio de la investigación, no sólo es una oportunidad presente para el mediano y largo plazo, sino que es una prioridad nacional para insertar al país en forma ventajosa en el reacomodo de la división internacional de la producción.

Sostenbilidad y financiamiento