Datos crecerán como la espuma

Volumen se duplicará en el 2020

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

En el 2013, había 187.000 millones de conexiones a Internet en el mundo. De ellas, 20.000 millones –un 7%– eran conexiones que daban inteligencia a objetos.

Según un estudio de la empresa EMC Corporation, la cantidad de conexiones a Internet en el mundo crecerán en un 13% al año 2020, hasta alcanzar los 212.000 millones.

Empero, el número de objetos conectados –como lavaplatos, automóviles y collares de perro– crecerá un poco más: un 15%. Esto implica que el número de cosas inteligentes sumará 32.000 millones en seis años.

El estudio de EMC también revela que la conexiones a Internet inalámbricas serán clave para el desarrollo del Internet de las cosas.

Hoy día, las etiquetas, carros, juguetes inteligentes y los dispositivos con GPS ( Global Positioning System ) generan el 18% del universo digital. Este porcentaje crecerá en un 27% en el 2020.

Por otro lado, la información que envían hoy los dispositivos conectados a la nube aportan el 2% del universo digital y esta contribución representará el 10% del total.

Matthew Zwolenski, uno de los directores de tecnología de EMC, comentó, en el sitio tecnológico CNet, que hoy los consumidores son el principal motor de la “explosión en el universo digital”, pero que los dispositivos conectados, como teléfonos y relojes y básculas conectadas a Internet, darán aún más impulso a este nueva era.

“Lo que las empresas se están dando cuenta es que si analizan los datos pueden hallar más información sobre sus clientes, y, posiblemente, brindarán ofertas adaptadas a sus patrones de viaje”, comentó Zwolenski.

“Empero, para hacer esto, es necesario mantener esos datos, y eso es lo que está impulsando esta explosión en el universo digital, ya que cada uno está comenzando a mantener esos datos para analizarlos”, añadió.

Potencial por explorar

El Internet de los objetos evidencia el poder del dato para tomar decisiones.

La selección de fútbol de Alemania, en el Mundial Brasil 2014, es un ejemplo del valor que tienen los datos que emiten los objetos conectados, gracias a un proyecto con Adidas.

Los jugadores alemanes, durante los entrenamientos, emplean sensores que captan sus movimientos en la cancha y los signos vitales. Esto permite al entrenador, Joachim Löw, observar en tiempo real el desempeño de sus jugadores y modificar su esquema táctico.

El informe de EMC señala que el Internet de los objetos al mundo abrirá cinco oportunidades para el sector corporativo.

La lista incluye el responder a las necesidades de los clientes de una manera más ágil, detectar cómo llegar al mercado más rápido, crear y monetizar servicios adicionales no tradicionales.

El Internet de las cosas también permitirá crear cadenas de distribución más eficientes para los servicios globales, en tanto que los empresarios tomarán decisiones en tiempo real sobre distribución, precio y logística.

Sostenbilidad y financiamiento