Las empresas le dicen sí al software gerencial en la nube

Tras resistirse, las empresas aceleran paso de soluciones licenciadas a servicios

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Las empresas están confiando más en la nube y llevando ahí sus sistemas financieros, administrativos y de clientes, conocidos como un Enterprise Resource Planning (ERP) .

En el año 2015 la desarrolladora Softland empezó a ofrecer su sistema gerencial como un servicio en la nube.

Desde entonces han visto un aumento en la cantidad de compañías que eligen este servicio, especialmente pequeñas y medianas empresas (pymes) que no contaban con ERP instalado ( on premise ) y que ahora ya pueden acceder a este tipo de soluciones vía la nube.

“En el 2017 proyectamos que el 30% de nuestros clientes ingresen como consumidores de nuestra oferta en la nube”, aseguró Gonzalo Sandstad, gerente de ventas de Softland.

Antes, las empresas tenían más resistencia a dejar en manos de terceros sus datos de ventas, mercadeo, planillas, operaciones y finanzas; pero hace poco tiempo modificaron la actitud.

El cambio lo produjo el avance en el uso de otros servicios de cloud computing (correos electrónicos, sitios web) y de las muchas ventajas de la nube en comparación con los sistemas on premise .

El fenómeno es reflejo de una tendencia global.

Gartner resaltó, a mediados de setiembre, que la adopción de la nube para los sistemas financieros es más rápida de lo previsto.

En tres años, el 36% de las grandes corporaciones gestionarían sus finanzas con servicios en la nube, previó la firma.

LEA La computación en la nube llega a la gerencia con servicios de ERP

Aceleración en últimos años

Otros proveedores confirman el paso veloz hacia la nube.

“En los últimos dos a tres años hemos visto un incremento dramático de empresas que están adoptando la nube como la mejor opción”, indicó Guido Goicoechea, presidente de Software Consulting Group (SCG) , que distribuye soluciones de SAP.

Aparte de la mayor confianza, que los proveedores se ganan con sus servicios y demostraciones, hay otros factores a favor, como la facilidad de uso y acceso. También se puede empezar a usar algunos módulos y las soluciones son de rápida implementación .

Otras ventajas son la mayor seguridad, la posibilidad de gestionar los negocios digitales y la incorporación de nuevas tecnologías (como bid data , Internet de las cosas e la inteligencia artificial) para ayudar en la toma de decisiones de las empresas.

El menor costo de adquisición (se paga una mensualidad) y el de mantenimiento respecto a una solución on premise son otros elementos a su favor.

Además, se evitan altos gastos e inversiones directas en centro de datos propios, plataformas, seguridad, licencias, gestión, mantenimiento, soporte y actualización de los programas.

Eso sí, las empresas no ponen las manos en el fuego. Al elegir los servicios, optan por tener una parte o todo el servicio en sus propios sistemas, como nube híbrida o privada, respectivamente.

LEA Cómo modernizar el ‘software’ de su empresa y llevarlo a la nube

Microsoft reporta que en la cartera de clientes de su servicio Dynamics 365 , que combina el ERP con la gestión de clientes o CRM, hay grandes y medianas empresas de diversos sectores.

“Los procesos de negocio de estas organizaciones se apoyan en toda la gama de servicios de nube en un solo dominio”, indicó Mariela Barboza Castillo, Gerente de Soluciones Dynamics para Latinoamérica de Microsoft.

Para las firmas proveedoras, lo más significativo es que las empresas adopten los ERP en la nube como parte de sus estrategia de transformación digital.

“El despliegue de una herramienta tipo ERP en la nube facilita la adopción de nuevos procesos y habilita a las compañías a enfrentar los cambios en los modelos de negocios que exige el mercado”, dijo Jair Cuervo, especialista de SAP , que cuenta con la solución llamada S/4 HANA .

La tendencia sigue. “En algún punto de los próximos dos años , la colocación de soluciones ERP en la nube en Centro América superará a la de sistemas on premise ”, predijo Sandstad, de Softland.

Sostenbilidad y financiamiento