PROYECTO SE PRESENTÓ HOY A OPERADORES

Seis comunidades de Siquirres serán las primeras en beneficiarse de Fonatel

Se dará acceso a telefonía fija e Internet


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La telefonía fija e Internet llegarán a seis comunidades del cantón de Siquirres, en la provincia de Limón, con recursos del Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel), que se convertirán en las primeras beneficiarias de este fondo que tienen unos $190 millones.

Se trata de las comunidades de Cultivez, Waldeck y  Perla, del distrito de Pacuarito, y San Alberto,  Indiana Tres y Encanto, del distrito de  Siquirres.

Los habitantes de estos poblados fueron elegidos por la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) para desarrollar el primer proyecto de este fondo, nutrido con los recursos provenientes de la apertura del mercado de telecomunicaciones.

Los miembros del Consejo de la Sutel presentaron la iniciativa esta mañana a los proveedores de servicio y operadores de telecomunicaciones.  La actividad reunió a unas 45 personas en el Hotel Crowne Plaza Corobici.

Selección de zonas

Según explicó Maryleana Méndez, miembro del consejo de la Sutel, se identificaron cuatro zonas prioritarias para reducir la brecha digital.

La selección tomó en cuenta las poblaciones que no estaban incluidas en el plan de desarrollo de la red de los operadores Claro y Movistar, la densidad de población y el índice de desarrollo humano.

Con ello, se establecieron tres rangos de prioridad para la atención de las comunidades. De esta manera, identificó que la primera fase atenderá a las comunidades desconectadas y subconectadas (que pueden tener servicios de voz pero no de Internet) de la Zona Norte del país.

Detalles

El primer proyecto de  Fonatel asegurará cobertura de telefonía fija e Internet a unas 750 viviendas, conectará  siete centros educativos a Internet e incluirá un Centro Comunitario Inteligente.

Las compañías telefónicas tendrán libertad para elegir la tecnología con que desarrollarán las redes.

El primer borrador del proyecto exige a los proveedores asegurar una velocidad de 2 Mbps en la conexión de Internet a la casa.

Por su parte, la conexión de Internet para escuelas y centros de salud tendrían un ancho de banda de 4 Mbps. En este caso, el servicio será gratuito para las instituciones porque son puntos de acceso vitales.

Las compañías participantes deberán construir redes con capacidad para ampliar la velocidad de transmisión de datos a 8 Mbps.

La Sutel también adelantó que las empresas tienen que llevar la contabilidad de cada proyecto por separado, para determinar los flujos de ingresos y ganancias, y dar mantenimiento a la infraestructura por al menos cinco años.

Méndez comentó que la presentación del plan maestro de Fonatel busca conocer  las “expresiones de interés” de los operadores, con el objetivo de crear un proyecto más completo y acorde con la realidad del mercado.

El plan de la Sutel es integrar las observaciones al texto en las próximas semanas y enviar en octubre los términos de referencia al Banco Nacional, que administra el fideicomiso.

“Estamos cumpliendo con el calendario propuesto inicialmente y se esperaría que el proyecto inicie su ejecución a inicios del 2013”, indicó Méndez.

Los operadores tienen hasta el próximo viernes para presentar sus observaciones a la Sutel.

Sostenbilidad y financiamiento