ICE cambia venta de recargas y saca a red Puntos Naranja

Red dejó de operar en febrero y no devolvió dinero a los que pagaron por recargas

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Carolina Mora tiene una venta de recargas en San Juan de Parrita, a unos 18 kilómetros del centro de ese cantón, el cual está ubicado en el Pacífico Central a unos 40 kilómetros al sur de playa Jacó.

Mora depositaba una cantidad de dinero al distribuidor mayorista de recargas, en su caso la red conocida como Puntos Naranja, una comercializadora de servicios Kölbi del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) . Luego ella ingresaba a la plataforma de esta compañía y vendía las recargas a los usuarios.

Para los clientes de telefonía prepago de San Juan, el servicio era de mucha ayuda. Aparte de la distancia con el centro de Parrita , por día solo sale un bus hacia ahí. Así que cuando requerían una recarga iban adonde Mora. En promedio eran 35 personas por día y cuando hay promociones (como doble monto por la recarga) acudían más de 100 clientes.

En febrero hizo un depósito de ¢75.000, pero luego encontró que no podía ingresar al sistema. “Llamaba y decían que tenían problemas con la plataforma y luego no respondían ni los correos electrónicos”, contó Mora.

Ella fue una de las tres vendedoras de recargas que denunciaron a Puntos Naranja , cuyo nombre comercial es Grupo Akkar , ante la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) con el fin de recuperar el dinero.

El regulador resolvió el 24 de marzo anterior que no tenía competencia para resolver las denuncias, pues Puntos Naranja o Grupo Akkar no es ni operador ni proveedor de telecomunicaciones ni requería autorización de Sutel para brindar sus servicios.

“La relación entre los mayoristas y los minoristas (los puntos de venta) es comercial y en esa relación no entra Sutel”, dijo Walther Herrera , director de mercados de la Superintendencia.

LEA ICE restringe las recargas prepago

Cambio sin verificación

La desaparición de Grupo Akkar empezó con una reorganización de los comercializadores de recargas que implementó el ICE.

Usualmente los operadores establecen las regiones que cubren sus comercializadores. Así lo hacen Claro y Telefónica Movistar.

“Manejamos de forma regionalizada la distribución de recargas con varias empresas, que abastecen los puntos de venta”, explicó Karla Espinoza, gerente de comunicación de Telefónica Costa Rica . “Constantemente monitoreamos su gestión para asegurarnos de que el usuario final tiene acceso a realizar las recargas y que los establecimientos pueden comercializar nuestros servicios sin contratiempos”.

Puntos Naranja solo comercializaba servicios del ICE.

Desde el 2008, con la apertura del mercado, el Instituto implementó varias acciones para la comercialización de sus servicios.

En el caso de la venta de recargas para prepago, el Instituto llegó a tener 18 mayoristas . Muchos de ellos compartían puntos de recarga y competían con sus rivales con el premio o margen de venta.

LEA Prepago hasta en la pulpería

A mediados del 2016 el ICE empezó a implementar cambios en la comercialización, con la idea de asignarles una zona a cubrir.

“Con la implementación del nuevo modelo de comercialización, el ICE ha  migrado  de  un esquema de participación abierta de distribución mayorista  a uno que optimiza la cantidad de comercializadores de acuerdo con las mejores prácticas”, justificó Paola Jiménez , directora facturación y gestión de ingresos de la división comercial de telecomunicaciones del ICE.

El proceso concluyó en febrero anterior, eligiendo a cuatro empresas, entre las que no estaba Puntos Naranja .

Para la compañía, eso implicaba dejar de operar. Mientras eso pasaba, varios comerciantes minoristas hicieron los depósitos de forma normal y ordinaria sin saber lo que ocurría.

Ningún representante de Grupo Akkar respondió los mensajes que se le dejaron.

Según el ICE, el Grupo Akkar o Puntos Naranja obtuvo el puntaje para quedar inscrito en el registro de comercializadores, pero la calificación fue insuficiente para alcanzar la asignación de zona.

Jiménez indicó que el ICE atendió las consultas de clientes y de los puntos de venta, incluidas las recibidas de los comerciantes relacionados con la empresa Puntos Naranja.

“Las relaciones que establecen los puntos de venta con los comercializadores son de índole mercantil y escapan de la injerencia del ICE”, dijo Jiménez. “Por tratarse de una relación de comercio privada, en la cual el ICE no figura como parte, no es posible la intervención en ella”.

Por su parte, Cristina Mora piensa que tal vez pueda recurrir a otra instancia , como la Defensoría de los Habitantes.

Denuncias en Sutel

Febrero-marzo

Sutel conoce la situación de Puntos Naranja debido a la denuncia de varios comerciantes que usaban plataforma de esta red para venta de recargas.

Denuncias

Se reciben denuncias de comerciantes que depositaron dinero para recargas, pero dejan de tener acceso a plataforma y no les responden mensajes ni llamadas telefónicas.

Informe

La Dirección de Mercados de Sutel elabora informe que remite al Consejo de la misma Superintendencia, en atención a las denuncias presentadas en semanas anteriores.

Decisión

El Consejo de Sutel acoge el informe y declara que no tiene competencia para tramitar reclamos y remite a ICE “para que valore tomar cualquier acción que considere procedente”.

Casos van a ICE

El Instituto dice que las relaciones que establecen los puntos de venta con los comercializadores es privada y de índole mercantil, por lo que escapan a su injerencia.

Sostenbilidad y financiamiento