Intel anuncia nueva familia de procesadores con capacidad para hacer análisis en tiempo real

Compañía lanzó hoy los productos Intel® Xeon® processor E7-8800/4800 v3, que mejora el rendimiento de los equipos para el análisis de big data dentro de la memoria


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

"Big Data is the new bacon (el Big Data es el nuevo tocino)". Así reza el nuevo adagio geek utilizado por Diane Bryant, vicepresidenta de Intel, hoy en el lanzamiento de una nueva familia de procesadores con capacidad para analizar grandes cantidades de datos que se encuentren dentro de la memoria del computador. 

"La inteligencia de negocios en tiempo real es una prioridad para compañías de todos los sectores, desde salud hasta retail o telecomunicaciones", dijo la mañana de este martes Bryant en una conferencia transmitida vía youtube.

De hecho, la firma de predicciones Gartner proyecta que las ganancias del mercado del in-memory computing (procesamiento de grandes datos desde la memoria principal o RAM) excederán los $9.500 millones para finales del 2018. Predice, además, que al menos el 50% de las organizaciones adoptarán esta estrategia.

"A quienes seguimos la tecnología nos parece que constantemente escuchamos que el big data cambiará la vida tal y como la conocemos", dice Lisa Spelman, gerenta General de Marketing del Centro de Datos de Intel en Estados Unidos. Pero muchos de los CEO de las empresas creen que es mayor la barrera para adoptar los métodos de la analítica que quienes han encontrado un aumento en sus ganancias.

En la conferencia, Intel trató de convencer a sus clientes y oyentes de que todos los retos, principalmente el de la confianza, pero también el de la velocidad y el de la cantidad abrumadora de datos, se pueden vencer con tecnología.

Los nuevos procesadores aumentarán en un 40% su rendimiento en comparación con la generación anterior y hasta en seis veces su rendimiento para aplicaciones de procesamiento de transacciones. Con estas y otras características, indicó Intel en un comunicado, los nuevos procesadores pueden aumentar en un 70% las sesiones de análisis por hora.

Mil procesadores costarán entre $1.224 y $7.175.

Es una nueva apuesta de Intel por adelantarse al futuro y a las proyecciones del gran uso que se hará de big data dentro de las empresas.

Sostenbilidad y financiamiento