Internet representa una limitación para los hogares pobres

184 distritos tienen dificultades para accesar a la web

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

El 49,9% de los hogares en condición de pobreza no tienen acceso a Internet, según el Índice de Pobreza Multidimensional realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Es un problema extendido a nivel territorial, pues 184 distritos presentan la situación más problemática de acceso a la web.

Así lo reportó el Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel), el cual aseguró que estas poblaciones se encuentran sin conexión o están subconectadas.

LEA: Fonatel aspira a conectividad total de Costa Rica en el 2017

Las personas afectadas pertenecen al primer y segundo quintil, es decir, son los que menos ingresos económicos tienen.

Ante esta situación, el Gobierno lanzó su propuesta CR Digital, la cual pretende que para el 2017 no haya brecha en el país.

El acceso a las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) se ha convertido en una necesidad básica para los hogares.

El Internet es considerado tan importante como “el agua potable y la electricidad”, aseguró Marcelo Jenkins, titural del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt).

infografia

Variable de pobreza

Uno de los objetivos del Índice de Pobreza Multidimensional (IPM) es que contribuya como una herramienta para el monitoreo de las políticas sociales del país.

Parte de esas políticas son las referidas al acceso de las TIC.

En el índice se incluye el indicador “Uso de Internet”, el cual se refiere al empleo de la web que hacen las personas y no necesariamente acceso en la vivienda.

Sofía Mora, integrante del equipo técnico del IPM, explicó que el INEC considera con privación a aquellos hogares donde ninguna persona haya utilizado Internet en los últimos tres meses, independientemente del lugar o dispositivo desde el cual hizo la conexión.

El indicador “Sin uso de Internet” es el que presenta la mayor incidencia en la dimensión de “Estado de la vivienda”, con el 49,9%, que equivale a 158.864 de los hogares en pobreza.

Según los datos de Fonatel, la problemática se presenta, en su mayoría, en la periferia del país.

En la zona central es donde hay más viviendas conectadas, ya que alcanza el 67%.

Los hogares que están entre los quintiles 1 y 3, son los que están en la mira del Fondo para dotarlos de insumos digitales.

LEA: Gobierno presenta a CR Digital como plan para eliminar la brecha

Para eliminar la brecha, Fonatel desarrolló la estrategia de CR Digital, para la cual invertirá $300 millones provenientes del Fondo y de otras contrapartidas de instituciones públicas.

Las fases se desarrollarán primero en las comunidades, luego en los hogares, seguido de centros públicos y por último con wifi en espacios abiertos compartidos.

La expansión de la red ya está funcionando con la primera etapa en la zona norte y seguirá para incluir al Caribe, la región Chorotega y la zona sur.

Las operadoras de telecomunicaciones participan en concursos de licitaciones por zonas y la ganadora es la encargada de colocar la infraestructura, realizar campañas de sensibilización y de educación digital.

El principal ejecutor de Fonatel es el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), que cuenta con seis proyectos adjudicados en Roxana, Buenos Aires, Osa, Corredores, Golfito y Coto Brus, ubicados en la zona sur.

Claro tiene cuatro proyectos en Upala, San Carlos, Sarapiquí y Pérez Zeledón.

Por último, está Telefónica, con tres iniciativas en Siquirres, Guatuso y Los Chiles.

LEA: Fonatel despliega infraestructura pero habitantes no se conecta n

Marcelo Jenkins, explicó que el acceso a Internet es considerado como una variable para determinar la pobreza, ya que el tercio de la población que no está conectada es porque no tienen alfabetización digital o bien no cuentan con los medios económicos para pagar el servicio.

“No es un lujo, sino una necesidad para la sociedad moderna que requiere conocimiento, libertad de expresión e intercambio de ideas”, añadió el jerarca.

La Ley General de Telecomunicaciones, No. 8642, del 2008, obligó al Estado a llevar los servicios de telecomunicaciones a todos los segmentos de la población.

Sostenbilidad y financiamiento