SEGÚN GARTNER

10 tecnologías en que Usted debe fijarse para implementar Internet de las cosas en su empresa

Las tecnologías y habilidades están en desarrollo y su incorporación afecta los negocios


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

La utilización de Internet de las cosas (IoT) requerirá tecnologías y habilidades que están en desarrollo o maduración y cuya incorporación en la operación afecta los negocios, el manejo del riesgo y el diseño de las estrategias corporativas.

Según Gartner, la firma de investigación especializada en el mercado tecnológico, estas serían las 10 tecnologías claves en que deberá fijarse una empresa que quiere avanzar en IoT:

1. Seguridad. Para reducir los riesgos que conllevan los sistemas de sensores y de registro de información, las empresas deben reforzar la protección de las plataformas de generación de datos, los dispositivos y las redes de comunicación contra ataques de los hackers y contra ataques físicos. Lo complicado acá es que cada vez más equipos, máquinas y dispositivos en fábricas y en hogares estarán conectados y requieren seguridad sofisticada.

2. Analítica. El modelo de negocios de IoT explora la información recolectada por los dispositivos, equipos y máquinas en diferentes momentos del ciclo de negocios y de los productos. Así, se requieren nuevos enfoques, nuevas herramientas y nuevos sistemas de análisis dado el aumento del volumen de datos esperado.

3. Sistemas de gestión de las cosas. La gestión de IoT abarca la administración, el soporte y el mantenimiento físico de los dispositivos, equipos y máquinas utilizadas, así como la gestión de su seguridad. "Las herramientas deben ser capaces de manejar y monitorear cientos de dispositivos".

4. Redes de corto alcance. Las redes deberán conciliar una gran cantidad de requerimientos (batería, velocidad, densidad, costos) por lo que serán las redes de corto alcance las que dominarán la conectividad inalámbrica en los próximos 10 años, coexistiendo y superando las redes de alto alcance.

5. Redes de amplia cobertura. Eso no significa que no se requieran redes de largo alcance. Estas también deberán cumplir con requerimientos similares de bajo consumo de energía, velocidad y costos, al tiempo que garantizan la conectividad en amplias áreas dada la movilidad de los usuarios y de la extensión de las operaciones.

6. Procesadores. Los procesadores de los equipos, máquinas y dispositivos definen sus capacidades y afectan los costos. Esto exige un profundo conocimiento técnico para determinar qué tipo de equipos y procesadores se podrán utilizar en las empresas.

7. Sistemas operativos. Según Gartner los sistemas operativos convencionales –como Windows de Microsoft y iOS de Apple– no fueron diseñados para aplicaciones de IoT y consumen mucha energía, mucha memoria (mayor que la de un dispositivo para IoT), necesitan procesadores más rápidos y capacidad de respuesta inmediata (en tiempo real). Por eso, para IoT se han desarrollado nuevos sistemas operativos que deberán adaptarse a las empresas.

8. Procesamiento de datos vía redes. Los datos generados por IoT requieren ser analizados en tiempo real, con lo que se crean cientos de millones de eventos en las redes de comunicaciones cuya transmisión deberá realizarse a través de plataformas de computación basadas en streaming (muy usado para video y audio) para identificar patrones de comportamiento.

9. Plataformas. Las plataformas deberán garantizar la gestión de dispositivos; la generación y procesamiento de información; y el desarrollo y funcionamiento de aplicaciones, incluyendo el registro de eventos, el uso de aplicaciones, y la visualización y el análisis de la información, así como la adaptación a los sistemas empresariales.

10. Estándares. Los sistemas y equipos utilizados en IoT deberán interconectarse utilizando normas o estándares que facilitan y garantizan la comunicación entre dispositivos y empresas. Gartner advierte que se presentará una guerra entre proveedores, los cuales intentarán imponer sus tecnologías en áreas como el hogar inteligente, la ciudad inteligente y el cuidado de la salud. Las empresas deberán dar seguimiento a esas batallas comerciales a la hora de adquirir tecnología.