Micitt amplia plazo para formalizar frecuencias de enlaces a radios y televisoras

Micitt propone dar 45 días hábiles a radiodifusores sin concesión para formalizar su uso del espectro

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt) ampliará los plazos para que los radiodifusores con frecuencias para enlaces de microondas, que no tienen la concesión, puedan formalizar su situación.

Esas frecuencias son las que enlazan las estaciones de radio y televisión con sus torres principales y estas con las repetidoras u otras estaciones de transmisión.

Emilio Arias, viceministro de Telecomunicaciones, explicó que el plazo que se está proponiendo en una reforma al decreto ejecutivo vigente es de 45 días hábiles a partir de la publicación en La Gaceta del nuevo decreto.

“El Viceministerio de Telecomunicaciones convocó a una reunión general el viernes 7 de agosto con el fin de informar y evacuar dudas sobre el procedimiento”, dijo Arias. “Aunado a lo anterior, se han estado haciendo reuniones individuales con los concesionarios que así lo han solicitado, con el fin de analizar la situación concreta de cada uno”.

Fabio Masís, director ejecutivo de la Cámara de Infocomunicación y Tecnología (Infocom), dijo que han venido estudiando el caso y que han visto buena voluntad de parte del Viceministerio. “Sí, puede darse alguna prórroga para que los radiodifusores se vayan adecuando a los requerimientos”, dijo Masís.

Aguas movedizas

La situación se origina porque Ley General de Telecomunicaciones estableció que las solicitudes de concesiones de frecuencias pendientes se debían resolver conforme “con el ordenamiento vigente aplicable” y que se mantendrían “en vigencia las disposiciones reglamentarias y administrativas, en tanto sean conformes con lo previsto en la Ley”.

Esas solicitudes habían sido presentadas a la antigua oficina de radio del Ministerio de Gobernación. Algunas incluso estaban pendientes antes de un reglamento del 2004.

Como parte del procedimiento de la época, los solicitantes realizaban pruebas y mantenían la frecuencia como de reserva. “Todos son casos de muy vieja data”, dijo Arias.

Dado que el transitorio I de la Ley General de Telecomunicaciones era ambiguo, tanto la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) como el Viceministerio de Telecomunicaciones pidieron criterio a la Procuraduría General de la República. Esto llevó a que se definiera que quien no había recibido respuesta a su solicitud debía “tener por denegada su pretensión”, que las frecuencias son de asignación no exclusiva y que debían ser otorgadas mediante concesión directa.

Como no se podía pasar por encima de quienes habían presentando solicitudes, la Procuraduría indicó en 2011 que la Administración tenía la obligación “de resolver, terminando los procedimientos y, en su caso, otorgando o denegando la concesión”.

A esto se añadió que la Contraloría General de la República llamó la atención en 2012 al Viceministerio y a la Sutel sobre la resolución de los casos pendientes.

Para el especialista legal Juan Manuel Campos, de Ciber-Regulación, la situación se origina tanto en cómo se gestionaban las frecuencias antes del 2008 y en que la nueva legislación no contempló con claridad un proceso de transición. “Los detalles no estaban resueltos”, agregó.

En julio anterior se emitió un decreto ejecutivo que reformaba el Plan Nacional de Atribución de Frecuencias (PNAF) y en el cual se declaraba las frecuencias para enlaces de radiodifusión como de asignación no exclusiva.

Arias afirmó que antes se realizaron talleres y reuniones con los interesados para escuchar observaciones y dudas, y recibir documentos que “fueron analizados y contestados uno a uno”.

Reiteró que el criterio mantenido es que se debe optimizar el uso y explotación del espectro (de acuerdo con la Ley General) y considerando las recomendaciones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), el organismo de las Naciones Unidas encargado de esta materia.

El siguiente paso lo dio la Sutel hace un mes al definir el procedimiento para el otorgamiento de concesiones directas en frecuencias de asignación no exclusiva.

Nuevo plazo

Ahora el Viceministerio estaría proponiendo una reforma del decreto que se publicó a principios de julio con el fin de dar el nuevo plazo para la presentación de requisitos y que los interesados “puedan contar con mayor cantidad de días hábiles”.

La nueva situación se generó por la inquietud de los radiodifusores y podría ser que el nuevo plazo de nueve semanas no sea de su gusto, pues el sector considera que es poco tiempo para cumplir con lo que se les solicita.

Hay otra preocupación: la modificación del PNAF implica que deben migrar a nuevas frecuencias, pues las que ocupan serán otorgadas a operadores para servicios avanzados de telecomunicaciones.

Los radiodifusores dicen que ya han realizado inversiones en equipo para las frecuencias que ocupan, que no se les está reconociendo y que están siendo castigados obligándolos a realizar nuevos gastos.

“El criterio es que quienes van a lucrar las bandas de las cuales nos desplazarán deben ser quienes asuman el costo del desplazamiento”, dijo Saray Amador, presidenta de la Cámara Nacional de Radio y Televisión (Canartel).

Al pie de la letra

La Ley General de Telecomunicaciones establecía que las solicitudes de concesiones de frecuencias ya presentadas debían seguirse de acuerdo con reglamentos anteriores.

Sutel y Viceministerio de Telecomunicaciones consultan a Procuraduría General de la República sobre procedimiento a seguir y se modifica Plan Nacional de Atribución de Frecuencias declarando segmentos dedicados a enlaces de radiodifusión “de asignación no exclusiva” y para otorgar por concesión directa.

Los radiodifusores con frecuencias de reserva (de prueba) sin la concesión debían dar por denegada su solicitud. En julio del 2015 Micitt emite decreto respectivo y amplió el plazo para la presentación de los requisitos en una propuesta de reforma.

Fuente Viceministerio de Telecomunicaciones.

Sostenbilidad y financiamiento