Micitt pone en evidencia vacíos en propuesta de cobro por descarga de Sutel

Superintendencia debería elaborar un nuevo documento de justificación pues el actual presenta carencias técnicas e imprecisiones económicas


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones detectó imprecisiones y vacíos en la información provista por Sutel para justificar la adopción de una nueva modalidad de cobro por descarga en Internet móvil pospago.

A raíz de la polémica que provocó la propuesta, el Ministerio elaboró una revisión detallada del documento y concluyó que el ente regulador debe realizar un nuevo informe técnico "que respalde adecuadamente su decisión" de adoptar una nueva modalidad de cobro, así como los supuestos beneficios para los usuarios.

Entre las carencias, el informe destaca que Sutel asumió una descongestión de la red con la nueva tarifa en un plazo de tres meses, sin que esa aseveración cuente con un respaldo técnico adecuado. 

Así lo señala el “Informe sobre audiencia de Sutel para fijación de tarifa por descarga por KB en telefonía móvil", entregado al Consejo de la Sutel a manera de recomendación, pues el informe no es vinculante.

Como la modalidad de cobro por velocidad (tarifa que actualmente aplican las operadoras) conviviría con un nuevo modelo tarifario, no se puede determinar que la saturación de la red quedará solucioonada, indica el documento.

"El problema en el fondo no parece resolverse de este modo".

Descongestionar el uso de internet móvil es uno de los principales propósitos de la nueva modalidad de cobro. La propuesta del ente regulador sostiene que el 5% de los usuarios consumen el 45% del tráfico y los descarga en mucho menos tiempo, perjudicando así al resto de los usuarios.

Sin embargo, el Micitt señaló la existencia de posibles errores a la hora de aplicar los criterios técnicos. "La información técnica presentada no es suficiente para respaldar tal afirmación", concluye el informe del Ministerio.

El ente regulador también utilizó datos inadecuados para establecer el techo de consumo para usuarios promedio

El techo de 500 MB que propuso la Sutel para cubrir con una tarifa básica a los clientes que trafican poco Internet fue establecido con una metodología inapropiada, según lo señalado por el Micitt. 

Para sacar el promedio de la descarga total de datos, la Superintendencia tomó en cuenta a todos los usuarios, sin eliminar a los que más trafican, por lo que el promedio no represente una tendencia central.

“Se recomienda, en caso de utilizar un promedio, eliminar los clientes con mayor descarga y calcular el promedio de descarga de los usuarios restantes”, reza el informe.

Reclamos

No existen pruebas de que la saturación en el servicio de descarga de datos haya llevado a los usuarios a remitir más reclamos ante el ente regulador. Esta es otra de las deficiencias que señala el estudio del Micitt.

La Sutel expuso que el 16% de los reclamos son atribuidos por los usuarios al servicio de Internet móvil, pero no desglosa la composición de las quejas por cada año sino que lo estima con base en un aumento en las quejas en general.

Otras de las carencias señaladas por el Ministerio han sido criticadas ya por académicos y especialistas

La Sutel solo utilizó información de los usuarios prepago del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) para justificar la propuesta de la nueva modalidad tarifaria, dejando por fuera datos de consumo de los usuarios pospago y la información referente a las otras dos operadoras.

El Micitt recalcó que es inadecuado partir de datos de internet prepago para definir un plan para el modelo pospago. “(...) los perfiles de clientes pueden ser diferentes según la modalidad de pago”, indica el Informe. "Si la medida se aplicará a nivel nacional, debería considerarse la información de todos los operadores”, agrega el documento.

La justificación que presentó la Sutel sería sometida a una audiencia pública con participación de los usuarios. En ella se discutiría la existencia del nuevo modelo de pago por descarga con una tarifa máxima de  ¢0,0075 por Kb descargad para los consumidores pospago. La actividad se suspendió debido a los tres recursos de amparo presentados ante la Sala Constitucional por ciudadanos y políticos, en contra de la Sutel y el Micitt.

Sostenbilidad y financiamiento