Redes del ICE y Racsa competirán

Proyecto de VíaEuropa logró  luz verde pero deberá convivir (¿ competir?) con  proyecto Range del ICE


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Desde hace cuatro años, Radiográfica Costarricense (Racsa) venía navegando en un bote de remos con agujeros, que arregla de manera temporal, y sin rumbo definido por su capitán, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

El 20 de agosto, la subsidiaria del ICE tomó el control de su rumbo con el aval de la presidenta de la República, Laura Chinchilla.

El mes pasado, y luego de cinco años de negociación, Racsa firmó un acuerdo con la empresa sueca VíaEuropa para construir una red de Internet súper veloz de fibra óptica, abierta y simétrica.

Con ello, Racsa navegará en un bote de última generación, único en América Latina, y que promete sacarlo a flote en el mercado de las telecomunicaciones.

No obstante, la ruta aún no está despejada. Se debe definir cómo convivirá el bote de Racsa-VíaEuropa con la red de Internet que planea desplegar el ICE en un corto plazo.

Además, falta ver si la iniciativa finalmente da el respiro financiero que la empresa estatal necesita para mantenerse a flote.

Mezcla de tecnologías

Racsa y ViaEuropa desplegarán una de red de fibra óptica que llegará a los hogares. Hoy esta tecnología es de uso exclusivo del sector corporativo por un asunto de costo.

Con la red, las personas podrán navegar a velocidades que superan los 10 Mbps en sus casas y con una tarifa asequible, según la promesa de la firma estatal.

Empero, la iniciativa sueco-tica deberá convivir en el mercado con un proyecto que el ICE ha tenido en la gaveta por años: el proyecto Range (Red Abierta de Nueva Generación).

Un panorama que, en noviembre, parecía descartado, cuando el ICE presionó para que el proyecto con VíaEuropa se archivara. En aquel momento, el gerente de telecomunicaciones del ICE, Claudio Bermúdez, había objetado el alto costo de desplegar dos redes. Por ello, Range incluiría las demandas de conectividad que Racsa necesitaba.

La decisión ameritó la intervención de la presidenta Laura Chinchilla, quien resucitó el proyecto. La negociación se reactivó pocas semanas después, donde los temas de distribución de utilidades y manejo de clientes tuvo peso.

Así, la situación dio un giro de 180 grados y ambas iniciativas serán implementadas por la compañía estatal, lo cual para algunos es inversión duplicada.

“El ICE continuará con el desarrollo de una red de acceso de banda ancha, basada en soluciones ópticas y mixtas que permitan brindar una amplia oferta de servicios innovadores”, detalló Bermúdez, quien añadió que ambos proyectos se enfocarán en áreas de coberturas diferentes.

Por su parte, Orlando Cascante, gerente de Racsa, explicó que el VíaEuropa responderá a “las posibilidades de innovación asignadas.

“Racsa tiene un papel como un operador de pleno derecho. El ICE es gran proveedor de ancho de banda (acceso a los cables submarinos) de Internet. Nosotros comercializaremos esa capacidad. Vamos a competir con el ICE (en el mercado de Internet)”, agregó el funcionario, quien señaló que están definiendo el plan de negocios que se desarrollará.

Cascante adelantó que la cobertura incluirá la Gran Área Metropolitana, pero que se definirá por un portal web donde la gente solicitará el servicio. Un aspecto que genera dudas de si ya existe un acuerdo sobre los mercados que cada proyecto atacará.

Pese al choque de intereses comerciales que inicialmente se preveía entre ambos proyectos, la decisión podría darle al Grupo ICE mayor seguridad en un ambiente donde la variedad tecnológica resulta clave. “Pareciera que el ICE está probando con diferentes tecnologías. Esto resulta irrelevante para el cliente final, en la medida que reciba el servicio y ancho de banda que quiera”, opinó Gilles Maury, consultor de telecomunicaciones de Deloiite.

Maury añadió que la mezcla de tecnologías es una “estrategia sana”, porque hay una evolución que permite aplicar soluciones para aumentar la velocidad natural de redes como las de cobre.

Cuestión de números

Por su parte, Juan Manuel Campos, de la consultora Ciberegulación, cuestionó que el despliegue de ambos proyectos implica una doble inversión, en un momento donde las finanzas del grupo son delicadas.

“En el mundo, las subsidiaras no compiten con la casa matriz. Se da una segmentación de mercado, donde la casa matriz pone la infraestructura”, explicó.

La compañía estatal reportó pérdidas por ¢15.000 millones en el 2011, de las cuales un 55% corresponden a Racsa, según información del diario La Nación .

Para Campos, la coyuntura parece mostrar que el grupo no quiere invertir más en Racsa y por eso busca un socio extranjero, lo cual no es una solución de largo plazo. La inversión estará a cargo de Vía Europa y Racsa aportará “fortalezas y experiencia”.

Cables sueltos

El panorama era muy distinto cuando la idea surgió. Unas 51 empresas prestan hoy el servicio de Internet, de las cuales 14 brindan adicionalmente el servicio de televisión por cable. Escenario muy diferente del que existía cuando empezaron las negociaciones.

Empero, también hay ventajas con la nueva conformación del mercado. Racsa manejará los clientes y la firma sueca se encargará de administrar la red. Un aspecto que no dominaba con las cableras, que se llevaron la cartera de clientes cuando rompieron su vínculo comercial al abrirse el mercado.

También está pendiente el tema de la recuperación de las finanzas y la posición de Racsa en el mercado.

Cascante aseguró que las utilidades se repartirán en una proporción cercana al 50% entre las compañías. Aseguró que con VíaEuropa se acelerará la recuperación financiera de Racsa. El plan inicial era reducir las pérdidas a la mitad este año y quedar en números verdes en el 2013. Sin embargo, omitió dar detalles del proceso de recuperación: los datos se declararon confidenciales.

Lo que si es claro, es que el proyecto de Racsa es ambicioso y parece que arrancará primero que Range.

Con lo que la carrera por la conectividad entrará en una nueva etapa, en la que Racsa jugará una carta clave para justificar su existencia.

Dos proyectos para aumentar conectividad

Los proyectos para construir una red de Internet de Racsa y otra del ICE se diferencian en tecnología y modelo de negocios.

Racsa-VíaEuropa

-Es una red de fibra óptica de Internet superveloz para casas y empresas. Se espera una velocidad mínima de 10 Mbps.

-Se dijo que se dará cobertura a la Gran Área Metropolitana (GAM), pero la cobertura se daría según demanda del servicio.

-Los detalles de la inversión no se han revelado. Se adelantó que Racsa pondría su experiencia en el mercado.

-El plan es iniciar la construcción de la red a inicios del 2013. Se aprovecharía la figura de contratación directa.

Range del ICE

-Combina conexiones de fibra y cobre al hogar para el todo el país y fibra para la Gran Área Metropolitana.

-Primero llegaría al GAM, luego a cabeceras de provincia y otras zonas. Se usaría el Fonatel para universalizar el servicio.

-Son $40 millones que se manejarían con la figura de un fideicomiso para acelerar el arranque de las obras.

-El plan inicial era comenzar la comercialización del servicio antes de diciembre. Todavía la licitación no se publica.

Fuente IRacsa-ICE.

El camino de Racsa

2007: Inicia proceso de negociación: Pedro Pablo Quirós,  presidente ejecutivo del ICE,  dejó el proyecto en el escritorio. 

2010 Nuevo aire:  Eduardo Doryan dice que el proyecto es importante, pero la negociación no avanzó en su paso por el ICE.     

2011  Últimoempujón: Teófilo de la Torre dice que el  proyecto es prioridad en  las soluciones para Racsa. En noviembre se archiva y la Presidenta lo resucita  rápido.

2011 Plan de negocios: La Presidenta dará a conocer la iniciativa en setiembre. El plan de negocios se terminará este año.

2013 Arranque: Se espera iniciar la construcción de la red en enero y la comercialización de los servicios en el primer trimestre del año. 

Sostenbilidad y financiamiento