San Francisco rechaza propuesta para limitar Airbnb

La "Propuesta F" limitaría a 75 el número de noches que un propietario puede alquilar su vivienda a través de Airbnb y anima a los vecinos a denunciar a los que no cumplan con la normativa


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

San Francisco, California.- Los ciudadanos de San Francisco (California, EE. UU.) rechazaron ayer en las urnas la conocida como "Propuesta F" que busca limitar servicios de alquiler a corto plazo como Airbnb, según los datos preliminares oficiales.

La medida recibió el apoyo de un 39% de los votantes, frente al 61% que se manifestaron en contra, según el recuento inicial de papeletas publicado en el sitio web electoral de la ciudad.

La votación local que se celebró ayer en la ciudad californiana se convirtió en una especie de referéndum sobre el "boom" tecnológico que ha disparado los precios de la vivienda y acentuado la brecha social en la ciudad.

Los habitantes de la metrópoli californiana se pronunciaron sobre 11 propuestas, la mayoría de ellas relacionadas con las consecuencias de una bonanza tecnológica que ha colocado el alquiler medio de un apartamento de una habitación por encima de los $3.500 y disparado los precios de la vivienda típica hasta los $1,1 millones, un 60% más que hace cinco años.

LEA: La regulación se cierne sobre Airbnb

Propuesta F

En el centro de la caldeada votación de este martes está la "Propuesta F", popularmente conocida como la "Iniciativa Airbnb", el sitio web que conecta a propietarios de viviendas con inquilinos que buscan alojamiento a corto plazo.

Airbnb, la empresa en el centro de la polémica, tiene su sede en San Francisco y, siete años después de su creación, opera en todos los países del mundo menos Siria, Irán y Corea del Norte.

LEA: Uber y AirBnB ponen en jaque a Gobierno y negocios en Costa Rica

La compañía está valorada en $25.000 millones, por encima de gigantes hoteleros de la talla de Marriott.

La "Propuesta F" busca establecer regulaciones más estrictas sobre los alojamientos a corto plazo, que según los partidarios de la medida agravan la escasez de viviendas de alquiler en la ciudad.

La iniciativa limitaría a 75 el número de noches que un propietario puede alquilar su vivienda a través de Airbnb, anima a los vecinos a denunciar a los que no cumplan con la normativa y requeriría entregar informes trimestrales al Departamento de Planificación de San Francisco sobre el uso de la propiedad.

Las legislaciones actuales limitan a 90 el número de noches que se puede alquilar una vivienda en la que no está el propietario, una medida que muchos aseguran no se cumple. El número de noches es ilimitado cuando el dueño reside en la casa.

Los que defienden la "Propuesta F" creen que su entrada en vigor desincentivaría a los que tienen apartamentos vacíos a alquilarlos de forma temporal y aumentaría la oferta de casas en la ciudad.

Airbnb destinó más de ocho millones de dólares a luchar contra la iniciativa.

Sostenbilidad y financiamiento