Sutel, un árbitro con baja conexión

Madurez del mercado de telecomunicaciones requiere mayor agilidad y firmeza del ente regulador

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Luego de cuatro años, la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) no logra una buena sintonía con el mercado, el Poder Ejecutivo y las tareas que le asigna la ley.

Así se desprende de una consulta realizada por EF a cámaras empresariales y compañías de la industria de telecomunicaciones del país sobre las fortalezas y debilidades del ente regulador.

Este grupo quiere una Sutel más ágil para tomar y ejecutar decisiones –especialmente el Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel)–, con un perfil más fuerte, más ligado al consumidor y que logre una comunicación más efectiva con el Viceministerio de Telecomunicaciones, en favor de un mejor clima de negocios.

“El logro más relevante de la Sutel fue abrir el mercado móvil en un tiempo relativamente rápido, con un proceso transparente y demostrando que Costa Rica era un mercado atractivo”, comentó Juan Manuel Campos, consultor de la firma Ciber-Regulación Consultores.

Y es que a cuatro años de la apertura del mercado de telecomunicaciones, el sector ha experimentado un crecimiento promedio de 9,62% anual, principalmente en el 2011 y el 2012. Según datos de Sutel, hoy su valor asciende a $1.300 millones, con un crecimiento del 12,91% en el 2011, cuando se inicia la competencia en el mercado móvil.

“El problema es que fuera de eso, (la Sutel) nos ha quedado debiendo todo”, dijo Campos, quien consideró que la institución aún está en una “fase de gateo” en su desarrollo.

Un estado que ha afectado, por ejemplo, la ejecución del Fonatel, que parece ser la deuda de mayor peso. “Fallamos en la primera ejecución del proyecto”, reconoce Maryelena Méndez, miembro del consejo del ente regulador, quien destacó que en este tema viven un proceso de aprendizaje.

Se trata de $203 millones guardados en el banco para reducir la brecha digital en el país. El precio: una llamada de atención de la Contraloría General de la República por el manejo y lentitud de aplicación de los fondos, y la intervención del Gobierno con un decreto para asignar de manera directa proyectos a los operadores en sus títulos habilitantes. Otra deuda, que toma fuerza, es resolver el conflicto de portabilidad y una posible sanción al ICE.

Mercado exigente

La Sutel abre sus puertas a un mercado sediento de crecimiento y en medio del boom del Internet móvil, los teléfonos inteligentes y la nube. Esto no le ha permitido caminar delante del mercado.

“Nos montamos en un tren que ya iba a toda máquina, con poco personal y recursos”, destacó Méndez. Un rezago en el desarrollo que la Sutel no ha superado.

Como logros, Méndez destacó la creación de la institucionalidad y consolidar procesos (como solicitudes de trámites y reglas del juego) y la apertura del mercado móvil. “Todo lo que ha hecho la Sutel, es la primea vez que se hace en el país”, afirmó.

Aportes que la industria reconoce, pero que hoy se quedan cortos con la necesidad de un ambiente que dinamice la competencia.

“Consideramos que la Sutel debe ser más incisiva y oportuna en materia de administración y gestión de las frecuencias del espectro, en la resolución de conflictos de competencia entre los operadores y proveedores de servicios”, dijo Elías Soley, miembro de la Junta Directiva de la Cámara Costarricense-Norteamericana de Comercio (Amcham).

“Paralelamente debe implementar medidas regulatorias que promuevan la competencia en otros servicios, como el acceso a Internet y servicios de telecomunicaciones fijas”, añadió.

Precisamente, el tema de competencia parece ser una debilidad que la Sutel deberá superar rápidamente. En la industria quieren un árbitro más enérgico.

“Esperamos una Sutel más firme. Tenemos desde diciembre del 2010, una demanda (por prácticas anticompetitivas) que no ha sido resuelta”, aseguró Jorge Abadía, director de Movistar.

“También hay resoluciones de la Sutel que obligan al ICE a permitir el desvío de llamadas, pero de las que no hace caso”, añadió.

Con los consumidores también hay pendientes, pero menos agudos. Adriana Rojas, directora legal de la Asociación de Consumidores Libres, dijo que la resolución de quejas es lenta, pero reconoce que hay un compromiso para mejorar los plazos y que, a diferencia de otras superintendencias, la Sutel asume directamente la resolución del conflicto.

Hora de reformas

Los empresarios consultados concuerdan en que, a cuatro años de operación de la Sutel y a cinco de la entrada en vigencia de la Ley General de Telecomunicaciones , es momento de hacer un alto y analizar posibles mejoras.

Para Soley, la comunicación y coordinación entre la Sutel y el Poder Ejecutivo es un punto álgido. “Los conflictos interinstitucionales, la invasión de competencias entre instituciones, la influencia que pueda ejercer la política partidista o grupos sociales en el Ejecutivo o en el regulador. Son todos ejemplos que afectan el clima de negocios porque generan inseguridad jurídica para la inversión y generación de nuevos negocios”, explicó.

Por su parte, Ronald Jiménez, coordinador de la comisión de telecomunicaciones de la Unión de Cámaras (Uccaep), considera que debe darse un giro la administración de la Sutel. “Deben actuar (los miembros del Consejo) como una junta directiva y no como tres gerentes para dedicar temas más estratégicos”, manifestó.

En tanto, Campos es de la opinión de que se debe fortalecer la Sutel y analizar la conveniencia de una institución dirigida por tres miembros. Para él, el nombramiento de un regulador único sería una medida prudente para agilizar las decisiones en la institución.

Lo que si es cierto es que vienen reformas en camino. Rowland Espinoza, viceministro de Telecomunicaciones, confirmó que iniciaron un proceso de análisis de la normativa desde hace mes y medio.

El objetivo: mejorar los procedimientos y reglas del mercado. Que un árbitro requiere de buena sintonía.

Sostenbilidad y financiamiento