El big data se alía con medio ambiente para protección de especies y bosque

Tecnología se utiliza para prevenir incendios e incrementar la eficiencia energética en la ciudad

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

¿Imagina la posibilidad de realizar análisis en tiempo real de lo que sucede en un bosque e identificar zonas en riesgo o especies en peligro de extinción?

La opción ya es una realidad mediante la asociación entre big data , software específico para recolección de datos y una inquietud por enfrentar en un menor tiempo los retos relacionados con la conservación del medio ambiente.

Una de las propuestas actuales fue desarrollada por la empresa de tecnología Hewlett Packard (HP), para aplicar en 16 bosques en 15 países del mundo, incluida Costa Rica.

La tecnología funciona como un sistema de alerta temprana para los esfuerzos de conservación y permite adoptar respuestas proactivas a las amenazas para flora y fauna.

Microsoft es otra de las empresas que cuentan con una propuesta en el mercado que involucra el big data para entender los impactos de largo plazo en especies amenazadas.

La tecnología desarrollada por Microsoft permite, además, el análisis masivo de información para la predicción y manejo de incendios forestales, y para incrementar la eficiencia energética de edificios.

Medio ambiente en la nube

A nivel mundial, la iniciativa HP Earth Insights, proporciona una plataforma que permite el análisis en tiempo real y la recolección de datos novedosos.

Ese análisis reveló recientemente un declive en un porcentaje significativo de las especies monitoreadas a nivel mundial.

La tecnología se aplica en colaboración con Conservation International (CI), el Instituto Smithsonian y la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (WCS, por sus siglas en inglés), como parte del proyecto Tropical Ecology Assessment and Monitoring (TEAM).

En Costa Rica, el TEAM aplica esta tecnología en la Estación Biológica La Selva, en Sarapiquí ,y en el volcán Barva.

El proyecto monitorea las condiciones de animales terrestres en tiempo real, árboles, lianas, la cantidad de carbono en el bosque, el cambio de uso de la tierra y el clima, entre otras cosas.

Para el respectivo seguimiento utilizan cámaras y sensores que brindan información en fotos y en otra forma de datos. La información permitirá el análisis de especie por especie, ver tendencias y obtener conclusiones de forma inmediata.

Los investigadores podrán además realizar acciones correctivas, especialmente para proteger especies de interés comercial declaradas en declive.

Los cazadores furtivos también serán blanco de los estudios, pues el hecho de monitorear especies como venados, tepezcuintles y saínos facilita la generación de acciones preventivas.

“En el pasado, esa información le tomaba a grupos de 20 y 30 personas analizar durante seis meses para obtener algunas conclusiones”, explicó Gabi Zedlmayer, Chief Progress Officer de HP Corporate Affairs.

En el mundo, HP Earth Insights gestiona tres terabytes de información crítica sobre biodiversidad, incluyendo más de 1,4 millones de fotografías y más de tres millones de medidas del clima.

Otras aplicaciones

En el caso de Microsoft, la compañía implementó tecnología en Grecia, para predecir y prevenir incendios forestales.

Los resultados se obtienen por medio de una combinación de plataformas computacionales, almacenamiento en la nube y la aplicación Venus-C Fire.

Esta última determina riesgos diarios de incendios forestales en la isla griega de Lesbos, principalmente durante la época más seca (entre mayo y octubre).

La aplicación también simula la potencial propagación del fuego, alerta a los equipos de prevención acerca de los riesgos y ayuda a los bomberos a responder más eficazmente.

Microsoft combina la aplicación con tecnologías como Bing Maps y Microsoft Silverlight.

Sin embargo, el uso de big data para análisis, prevención y mejora no es exclusivo de los bosques.

Su potencial se ha utilizado para incrementar la eficiencia energética de edificios en Redmond, Washington, y optimizar el consumo de energía en los edificios de ciudades como Seattle.

Sus usos trascienden a gran variedad de disciplinas, entre ellas, el análisis de tráfico vehicular, la prevención del crimen, la detección de epidemias y el monitoreo de marcas en las redes sociales.

A futuro se vislumbra un auge en su uso, al permitir el almacenamiento y análisis de volúmenes sin precedentes en un rango asequible de costos, según indicó Leopoldo Espaillat, especialista en Soluciones-Plataforma de Aplicaciones de Microsoft.

Resultados

Ejemplos: De las 275 especies monitorizadas, 60 de ellas (el 22%) están viendo su población reducida de forma significativa en comparación con los niveles de referencia.

Los resultados indican que la presencia de 33 de las especies monitoreados (12%) han decrecido de manera importante. Entre éstas se encuentran el oso y el jabalí de Malasia (Reserva Forestal Pasoh), el mono mangabey de la República del Congo (Nouabalé Ndoke), y el grisón de Ecuador (Yasuni).

La población del gorila occidental, que vive en la República del Congo (Nouabalé Ndoke) y es considerada una especie en peligro crítico de extinción, está en probable descenso (aproximadamente un 10% en comparación con la base de referencia de 2009).

Los siguientes insectívoros están en probable declive: el gimnuro y la paguma de Malasia (Reserva Forestal Pasoh), la mangosta rayada, la musaraña elefante de cuatro dedos y la musaraña de trompa estriada encontrados en Tanzania, el tamandúa mexicano encontrado en Costa Rica (Volcàn Barva) y la tupaya grande de Borneo que vive en Indonesia (Bukit Barisan).

Fuente Inkljlkjklkjklkljklj

Sostenbilidad y financiamiento