Uber empieza a probar auto inteligente y sin conductor

Los modelos de negocios y de propiedad podrían cambiar en el futuro en la industria


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La firma Uber anunció que empezará a probar el prototipo de su primer automovil sin conductor en la ciudad de Pittsburgh, en el estado de Pensylvania, al noreste de Estados Unidos.

El  coche de prueba fue desarrollado por el centro de tecnologías avanzadas de Uber en esa ciudad. Se trata de un Ford Fusion cargado de varios radares, sensores, cámaras y otros equipos.

La compañía se une al grupo de fabricantes de automóviles y de tecnología que trabajan en el desarrollo de vehículos "sin conductor", como una manera de facilitar la movilidad de personas discapacitadas o mayores, así como para reducir los accidentes y atascos en las rutas.

Uno de estos proyectos que ha avanzado más es el Google Car del gigante de Internet estadounidense Alphabet, que anunció a inicios de este mes que le había hecho un pedido al fabricante italiano Fiat de unas cien minivans especialmente adaptadas.

LEA TAMBIÉN Google y Fiat fabricarán 100 minivans inteligentes este año

Google, Uber, Lyft (otro servicio estadounidense de traslados en coches con chofer), Ford y Volvo revelaron a fines de abril haber fundado la Coalición de Condución Autónoma para Calles más Seguras para promover los vehículos autónomos.

Ambas industrias hacen sus números ante la eventual explosión de este mercado.

Gartner, la firma de investigación en el mercado tecnológico, estima que para el 2020 existirán al menos 250.000 millones de vehículos conectados y con capacidad de autonomía.

LEA TAMBIÉN Vehículos conectados en la antesala del auto inteligente y sin conductor

Estos automóviles incluirán sofisticados sistemas para la reproducción de contenidos, procesadores, aceleradores gráficos, pantallas e interfases.

Los especialistas predicen que estos automóviles cambiarían también los modelos de negocios y de propiedad, especialmente a nivel urbano, así como tendrá implicaciones en áreas de telemática y servicios móviles.

Sostenbilidad y financiamiento