ANA DOMB, DIRECTORA DE LA ESCUELA DE DISEÑO DE INTERACCIÓN

Universidad Veritas hace de la innovación una carrera

Véritas forma nuevos profesionales

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

En el 2012, la Universidad Veritas decidió mezclar las ciencias sociales (antropología, psicología), con el pensamiento sistémico vinculado a la tecnología y sustratos del campo del diseño.

El resultado: la primera escuela de diseño de interacción en el país, que forma profesionales que añaden interacciones gratificantes a las cosas y servicios.

El primer fruto de esta propuesta será un grupo de 15 jóvenes que cursan el técnico en Diseño e Interacción Web, en este caso en colaboración con la Universidad Cenfotec.

Y en enero, se unirá el grupo que cursará la Maestría en Diseño de Interacción.

A la cabeza del proyecto, se encuentra Ana Domb, periodista que aprendió que toda tecnología debe estar al servicio de las personas, en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés).

Domb, quien laboró haciendo conceptos para Samsung, opina que la presión de la actualización tecnológica es enorme y que por ello, hay que trabajar centrándose en la gente para tener éxito.

¿Qué es diseño de interacción?

El diseño de interacción, como disciplina, no está bien posicionado en el país. Es desconocido. Lo que hace es generar las condiciones para que existan interacciones gratificantes entre las personas con productos y servicios o entre personas y personas.

¿Cuál es el significado real del término innovación?

Estamos hablando de un cambio gradual o disruptivo de un producto, negocio o cualquier tipo de ámbito. Empero, para mí tiene mayor sentido cuando hay cambios que involucran un sistema. Ahí es donde se dan las innovaciones más disruptivas.

“El término innovación se ha posicionado como si fuera todopoderoso y genera muchas ansiedades y presiones. Uno de los problemas es no tener suficientes metodologías para generar los cambios. Y ahí entramos con el diseño de interacción”.

¿Cuál es la diferencia entre innovación y novedad?

Es la misma diferencia que existe entre una anécdota y una historia. La novedad tiende a ser efímera y la innovación genera valor a largo plazo. La novedad puede ser una distracción o dar luces para las innovaciones.

¿Qué papel tiene la innovación en el diseño de interacción?

La innovación es un resultado de estas condiciones que, como son nuevas, integrales y sistémicas, tienden a generar cambios.

¿Qué traslada de su experiencia en el MIT a su trabajo como directora de la escuela?

En este espacio, que es tan tecnológico, me enseñaron a entender la importancia de los procesos culturales y a la gente en esos cambios. Entender cómo la tecnología y la innovación tecnológica puedan estar al servicio de las personas.

¿Eso es algo que necesita el país hoy?

Absolutamente. Costa Rica tiene un capital humano impactante, pero mucho de las posibilidades de desarrollo han estado en el ámbito de lo técnico y tenemos mucho que contar desde el lado de lo estratégico. Espero que esta maestría lo potencie.

“Por otro lado, hay un cambio en los consumidores, que están volviéndose más exigentes y tienen más canales para hacerse escuchar. Y eso pone una presión sobre las empresas locales”.

Con la maestría, ¿qué profesional sacarán al mercado?

Es un profesional que hará aportes estratégicos a los diseños de experiencia de distintos tipos de empresas. Son equipos multidisciplinarios. Por ejemplo, si viene del área de arquitectura, va a apostar más al diseño de experiencias en el espacio físico. Está también el diseño de nuevos servicios en línea.

¿Cómo se integran las redes sociales en este ambiente?

Este no es el foco del programa (de estudios). Pero las redes sociales pueden cumplir una función de punto de contacto. Lo que pasa en América Latina es que el diseño de interacción es un producto de importación.

“Vivimos con un doble estándar en el consumo de productos digitales. Tenemos una expectativa para una página extranjera y otra para una página local. Sin embargo, los métodos y las herramientas están disponibles para diseñar según nuestras necesidades y con sentido cultural. Nuestros graduados van a tener la capacidad de entender cómo la gente le da sentido a las cosas”.

Sostenbilidad y financiamiento