WINDOWS8

Tableta y ratón en concubinato escandaloso

Un equipo de EF tuvo la experiencia de interactuar con el sistema operativo por medio de la tableta Samsung Series 7 Slate


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Vídeos
  • Imágenes

No están casados y viven en cajas separadas. Ella asegura firmemente que no lo necesita pues es completamente funcional sin él. Y tiene razón.

Sin embargo, en muchas de las acciones, usar una tableta con Windows 8 sin ratón resulta como comer sushi sin palillos.

Un equipo de EF tuvo la experiencia de interactuar con el sistema operativo por medio de la tableta Samsung Series 7 Slate. Microsoft prestó adicionalmente un ratón y un teclado inalámbricos, para ver las diferencias entre usar el mismo sistema operativo en una tableta y en una PC de escritorio, o algo parecido.

¿Qué vivimos?

Algunos de los gestos fueron más fáciles de realizar con las yemas de los dedos (como jalar el menú lateral para volver a la pantalla de inicio o hacer búsquedas, por ejemplo), aunque también podían hacerse con ayuda del ratón sin problema alguno.

Otros, diseñados para hacerse con los dedos, como jalar aplicaciones para compartir la vista de la pantalla o simplemente tirarlas al basurero imaginario que está en el borde inferior de la pantalla, resultaron más sencillos de realizar con el ratón.

Y aunque algunos podrían haberse ejecutado echando mano del stylus de la tableta, lo más natural fue hacerlo con el mouse . Por ejemplo, seleccionar imágenes para pegarlas en un documento, manipular gráficos y tablas dinámicas en Excel –que, vale decir, funciona igual que en cualquier equipo de escritorio– o jugar algunas apps en Facebook, para citar algunos ejemplos.

Por tanto, no puede decirse que tableta y ratón son una pareja felizmente casada, pues para algunas cosas será bueno aprovechar la independencia de la tableta y utilizar el sistema operativo sin ayuda de ningún accesorio adicional. Pero será buena idea también tener a mano el ratón, sobre todo para tareas relacionadas con el trabajo de oficina.

¿Y el teclado? Con él, la situación es otra. Si bien resulta más cómodo escribir en el físico –sobre todo para no perder visibilidad de media pantalla al utilizar el virtual–, es prescindible para la mayoría de las acciones que se realizan en la tableta.

Sostenbilidad y financiamiento