¿Por qué Corea navega en Internet por redes superveloces?

Incentivos son la clave del modelo

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /tecnologia/reino-fibra-optica_ELFCHA20130208_0012_5.jpg
    326x204
    El reino de la fibra óptica
    / 09 FEB 2013

index

Corea del Sur es una de las mayores economías de Asia y uno de los tres paraísos en el mundo de Internet banda ancha, junto con Japón y Suecia.

En “la tierra de la calma matutina” se navega en un smartphone a una velocidad promedio que oscila entre los 20 Mbps y 30 Mbps, seis veces la velocidad máxima que se ofrece en Costa Rica.

Las redes fijas de Internet permiten a un coreano, desde una computadora o dispositivo móvil, acceder a video, datos, juegos y películas a una velocidad entre 30 Mbps y 50 Mbps, pero con una experiencia real de ancho de banda cercana a los 100 Mbps. En Costa Rica, solo el sector corporativo usa esta velocidad.

En cuanto al costo, las tarifas son competitivas para un país cuyo ingreso per cápita rondó los $22.720 en el 2012. El mercado ofrece a un coreano un paquete con 120 minutos de llamadas de voz, 200 mensajes de texto y 550 Mb para descarga de datos (a más de 20 Mbps) por $34 al mes.

Esto convierte a Corea en el país con mayor penetración de Internet de banda ancha móvil ( 100,6 %) y el sexto (35,4%) en el acceso con redes fijas.

¿Cuál es la receta secreta de Corea para cubrir el país con redes superveloces? La respuesta corta es que el despliegue de la banda ancha en Corea ha sido impulsada por una estrategia que combina la participación estatal, estímulos a la industria, un plan digital maduro e incentivos a la población para usar redes ultraveloces.

Asunto de enfoque

“Al final de la década de 1990, la tendencia de la economía cambió. Mi gobierno decidió que la industria informática sería un motor de crecimiento a futuro”, explicó Hong Jo Chun, embajador de Corea en Costa Rica.

En los años 60, la economía de Corea se basaba en la industria liviana, que incluía empresas de manufactura y textiles. Veinte años después, el país asiático giró sus ojos hacia el sector petrolero, automotor y naval.

El cambio lo volvió a dar dos décadas más tarde. “En el año 2000 no conocíamos de Internet y computadoras, pero desde entonces mi gobierno ha invertido muchos recursos en el sector y las empresas”, dijo el diplomático.

En la actualidad, el 45,97% del tráfico de telefonía móvil en Corea transita en redes 4G, y el 20,6% del servicio de Internet banda ancha fija se basa en fibra óptica para hogar y empresarial.

En el mundo de las cibercarreteras ultraveloces, el binomio público-privado parece ser una de las claves del modelo coreano.

Hong Jo Chun contó que el plan gubernamental implicó el despliegue de “mucha infraestructura de red”, lo cual generó un aumento en el uso de computadoras y móviles.

El embajador coreano agregó que el Estado también brindó un “poco de apoyo” a las empresas para investigación (y desarrollo). Empero, destacó que el apoyo de un gobierno no es suficiente y que las compañías también tienen que “invertir mucho”.

“Es una mezcla de política de gobierno y rentabilidad de las empresas”, dijo el diplomático.

Esto lo reconocen los empresarios. Eric B. Kim, vicepresidente ejecutivo de Samsung Electronics, declaró, al diario español El País cuando ejercía ese cargo, que el éxito de la banda ancha en Corea se debe al Gobierno, que ha favorecido a las compañías que ofrecen banda ancha. “Las empresas coreanas son muy competitivas, así que si una lo hace, el resto quiere hacerlo mejor”, dijo.

Los incentivos a las firmas que invierten en infraestructura de banda ancha incluyen préstamos y el subsidio de impuestos, según el informe de la Fundación de Innovación y Tecnologías de la Información 2009.

Además, la ayuda gubernamental se acompaña con la expectativa de la industria por aceptar menores márgenes de ganancias, con el objetivo de contribuir al logro de los objetivos nacionales de banda ancha.

También la densidad de la población estimula a las empresas privadas a invertir. En un territorio dos veces más grande que Costa Rica, viven más de 50 millones de personas.

No todo es estrategia económica. Jorge Negrete, director de Mediatelecom, opinó que un plan de banda ancha claro y maduro es otro factor del éxito. “Corea tiene la sexta versión de su agenda digital. Ellos solo se comparan con los países nórdicos”, añadió.

En Costa Rica, la primera y única versión del Plan Nacional de Banda Ancha data del 2011, y fija como meta que el 10% de los ticos cuenten con una conexión de 2 Mbps al 2015. Una velocidad que se espera elevar este año.

Por su parte, Daniel Tricarico, analista de Pyramid Research, destacó que la “regulación avanzada” es uno de los pilares del desarrollo coreano de Internet banda ancha. Un ejemplo: al operador dominante en ese país se le obliga a garantizar el acceso a la última milla (distancia entre el poste y la casa del cliente) a otras compañías para estimular la competencia.

Otro pilar son las opciones parar usar la tecnología. Cuando un coreano está en la parada del autobús, puede escanear los códigos QR de un catálogo de imágenes colgadas en la pared. Cuando llegue a su casa, el supermercado Tesco Home Plus habrá entregado el pedido a su puerta.

Sostenbilidad y financiamiento