Si Internet ofrece edición, producción y venta del libro, ¿cuál será el papel de las casas editoriales?

Por: Krisia Chacón Jiménez 30 agosto, 2015
 La aparición de plataformas tecnológicas que facilitan la publicación y distribución de libros digitales, están obligando a las casas editoriales a reformar sus metodologías de negocios para estar a la vanguardia del mercado.
La aparición de plataformas tecnológicas que facilitan la publicación y distribución de libros digitales, están obligando a las casas editoriales a reformar sus metodologías de negocios para estar a la vanguardia del mercado.

Diego Delfino envió su primer libro a un concurso en la Editorial de Costa Rica y perdió. Podría haber descartado el borrador ahí mismo, pero optó publicarlo gratis en la web.

El libro saltó del digital al físico con un tiraje de 300 ejemplares bajo un sello independiente que le permite al autor gestionar su propia edición. Los libros estaban destinados a algunos amigos cercanos.

“Al dueño del sello le llamó la atención la obra y decidió publicarla bajo su casa editorial. Una cosa llevó a la otra y, a pesar de que lo regalamos en la web, fue uno de sus títulos más vendidos en la Feria del Libro”, relató Delfino.

El caso de este escritor y periodista representa una realidad que está transformando la industria editorial.

Con la aparición de nuevas plataformas tecnológicas, los escritores cuentan con alternativas para buscar colaboración de editores en línea y publicar su material en Internet sin la necesidad de pasar por el proceso de una casa editorial.

Estas facilidades para publicar los textos despiertan críticas y cuestionamientos por parte de las editoriales, especialmente en cuanto a la calidad de los mismos.

Según los datos del Global eBook Report del 2014, tan solo en Estados Unidos a inicios del 2013, Amazon tenía registrado 1.700.000 títulos de libros electrónicos en su catálogo.

Plataformas como Amazon, iBooks y Google Play Books, son las más famosas para comercializar los textos digitales.

Variedad en el mercado

La tecnología permite que el proceso de edición, producción y comercialización de los libros sea más sencillo y económico.

Ahora las editoriales están en el proceso de ajustarse a una oleada de cambio que ya sacudió con fuerza a industrias como la musical.

María Isabel Brenes, gerente de Editorial de Costa Rica, afirmó que para enfrentar esta nueva forma de leer y publicar libros digitales fue necesario establecer su propia plataforma.

“Tenemos dos años de estar vendiendo en línea nuestros libros y audiolibros por descarga, lo que duplicó nuestra capacidad de producción y a la vez los lectores disponen de las obras en los dos formatos”, explicó Brenes.

Las facilidades que ofrecen las plataformas digitales seducen cada vez más a los lectores.

El titán de este mercado es Amazon, cuya tienda de libros digitales es la más conocida en la web.

En Amazon se pueden comprar las publicaciones y leerlas desde su propia aplicación Kindle. Además, le permite a los usuarios crear ahí mismo su propio e-book y publicarlo.

Google Play Books también vende los textos y ofrece la posibilidad de que los usuarios suban sus propios libros electrónicos.

Si lo que necesita es ayuda con la edición, el autor puede recurrir a sitios como 7Write y Chiado Editorial para recibir retroalimentación sobre los textos durante el proceso de elaboración.

El impacto de estas plataformas se ha dejado sentir.

Datos del Global eBook Report 2014 indican que en el 2013 en Estados Unidos se reportaron ingresos de más de $27.000 millones en ventas de libros digitales, mientras que las ventas por impresión disminuyeron en un 9,3% durante el 2012.

Facilidad vs. calidad

Los servicios que ofrecen las tiendas y editores de libros digitales despiertan críticas por parte de las casas editoriales.

“Las publicaciones en línea no son competencia que nos desvele. Esta publicaciones no pasan por ningún filtro de calidad, ni de contenido ni de presentación”, explicó Brenes.

Evelyn Ugalde, fundadora de Club de Libros, apoyó estos argumentos y añadió que el problema es que en la mayoría de los casos el escritor no cuenta con el acompañamiento de un experto y las publicaciones presentan errores de redacción y ortografía.

Otro disgusto que existe con las plataformas, en este caso Amazon, es que hay pocas ganancias para el autor.

La tienda digital le solicita al escritor poner en venta su libro a un bajo costo.

“Amazon es un poco injusto en repartir las ganancias, además hay demasiados libros y hay que comprar publicidad”, acotó Ugalde.

Un balance entre costos, calidad y promoción es lo que buscan tanto los autores como las casas editoriales. Para los escritores la diferencia la marca el libro y el valor agregado radica en la promoción que se le realice al texto.

“(Mi caso) comprueba que lo digital y lo físico todavía pueden ir de la mano y que no se necesita de grandes inversiones para dar a conocer una obra”, añade Delfino.

¿Cómo crear un libro digital en Amazon?

1

Registro: Ingresar a la página https://kdp.amazon.com, registrarse y luego buscar la opción de ‘Add a new title’.

2

Título: Escoger el título de la publicación. Se debe tomar en cuenta que será el gancho para atraer a los lectores.

3

Portada: Diseñar una portada y luego subirla a la plataforma. Es la primera impresión que va a dar el libro digital.

4

Descripción: Redactar una descripción del libro. Es un breve texto que defina los objetivos e historia de la publicación.

5

Valoraciones: Queda activada la opción de los cometarios, valoraciones y ventas del libro, lo que le dará popularidad al texto.

6

Temática: Seleccionar la temática del libro. Esta opción va a contribuir a que a través del tema del libro, este se haga popular.

7

Palabras clave: Los tags son importantes porque Google trabaja con ellos, por lo que deben ser palabras fáciles y buscadas.

8

Subir el contenido: Cuando se completa con los datos, se sube el texto en formato Word o PDF y la plataforma lo convierte.

Fuente Sitio web Amazon.

Etiquetado como: