TECNOLOGÍA

Apueste por el aula virtual

Infórmese de los cursos y equilibre su tiempo para sacarle provecho al e-learning

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /tecnologia/e-learning-aula_virtual-clases-plataforma-educacion_ELFCHA20160915_0002_5.jpg
    326x204
    Apueste por el aula virtual
    / 15 SEP 2016
  • /tecnologia/e-learning-aula_virtual-clases-plataforma-educacion_ELFCHA20160915_0003_5.jpg
    326x204
    Apueste por el aula virtual
    / 15 SEP 2016

index

La necesidad de cientos de personas por aprender a hablar inglés llevó a Open English a convertirse en una de las plataformas de e-learning más exitosas de la región.

Esta compañía que fue fundada en el 2007, actualmente está valorada en $350 millones, según datos de la empresa.

Parte del éxito de Open English está en la facilidad para adquirir sus servicios a través de Internet.

El atractivo de estos canales radica en contar con un profesor en casa, ahorro de costos y flexibilidad de horarios que se ajustan a las necesidades del alumno.

A pesar de las facilidades que brinda el Internet, el costarricense todavía se muestra tibio en el uso de estas herramientas para la educación. Un 43% de los encuestados para el más reciente estudio de Red 506 dijo no tomar cursos en línea.

Especialistas consultados por EF afirmaron que sí se puede aprender bajo esta metodología.

Lo que se necesita es disciplina y comenzar a explorar los cursos que están ahí, en la pantalla y al alcance de su mano.

LEA: Conozca los beneficios de capacitarse por e-learning

Aferramiento a la costumbre

Así como lo hizo Open English al expandir su plataforma a 40 países y con 400.000 estudiantes, otros sistemas de e-learning se han convertido en una opción atractiva para quienes desean estudiar pero que por factores como dinero y tiempo no habían decidido a dar el salto.

Sin embargo, en Costa Rica todavía falta una evangelización para que más personas conozcan los beneficios de este método.

Datos del estudio Red 506 elaborado por Unimer para EF mostró que un 47% dijo usar la web para tomar cursos en línea por medio de aplicaciones, 16% en redes sociales y tan solo un 5% lo hace por páginas web.

Esta realidad choca contra un 43% que respondió no hacerlo.

Con respecto a la participación en webinars, el panorma es menos alentador.

A pesar de que estas conferencias en línea también facilitan la realización de talleres de actualización profesional, la aceptación entre los ticos es muy baja.

El 59% de los encuestados dijo no haber participado nunca en un webinar . De hecho fue de las actividades en Internet que menos mencionaron los usuarios.

César Loáiciga, líder de la plataforma de e-learning Biia Lab Costa Rica, aseguró que en Costa Rica el avance ha sido “un poco lento, sin embargo, gracias a nuestros embajadores hemos logrado que más de 50 costarricenses adquieran su membresía anual y se capaciten continuamente”.

Biia Lab es una plataforma que ofrece cursos de liderazgo, marca personal, administración y mercadeo, entre otros, a nivel latinoamericano.

LEA: Aprendizaje virtual puede ser un aliado estratégico para su empresa

Conectando con el mundo

El contraste es evidente si lo vemos a nivel internacional.

Al menos uno de cada dos estudiantes universitarios en el mundo ya están inscritos en un curso on-line , así lo reportó la OBS School en su informe del Mercado Global del e-learning .

Para 2019, el pronóstico de este instituto es que cerca del 50% de las clases en los centros de educación superior serán impartidas en la modalidad virtual.

La adopción paulatina de la cultura e-learning está modificando las estructuras educativas en América Latina gracias al empuje y al apoyo tanto de las instituciones educativas como de las autoridades públicas. Esta unión propicia oportunidades para los proveedores de estos contenidos, continuó la OBS.

Para “incorporarse este chip digital” se necesita adoptar nuevas conductas, ¿cómo lo puede hacer?

Loáiciga hizo una serie de recomendaciones para quienes quieren sacarle el jugo a las herramientas web para educarse.

El primer consejo es tener la claridad de para qué va a estudiar en línea: para complementar estudios, para obtener una maestría, especialización, curso libre... De esta forma el usuario será capaz de identificar cuál curso es el óptimo para cumplir con sus objetivos.

Una forma de realizar retroalimentación y apoyarse en los estudios es comenzar un curso en línea con al menos otras tres personas conocidas.

También es importante que realice una investigación previa de la plataforma y se asegure de que tenga mínimo transmisión a dos cámaras en HD y cuenten con sistema de audio profesional, porque esto influye directamente en el aprendizaje del estudiante.

Antes de pagar un curso o paquete de sesiones, asegúrese de haber vivido la experiencia con cursos gratuitos de esa plataforma, así tendrá una idea de cómo será la experiencia y la metodología de enseñanza.

Allan Madrigal, vicerrector de la Universidad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología (Ulacit), también recomendó planificar bien el uso de del tiempo, ya que esta metodología le permite combinar las responsabilidades profesionales, familiares y de desarrollo académico.

Elimine la idea de que los cursos virtuales tienen una menor exigencia.

“El compromiso del estudiante con el aprovechamiento del curso debe ser mayor”, agregó Madrigal.

Tome en cuenta que está ante una ventana de posibilidades. El e-learning ofrece múltiples cursos y programas certificados que en muchas universidades físicas no están disponibles.

Ahora el siguiente paso de Open English es potenciar su universidad Next University, otra apuesta para impulsar el uso de estas plataformas.

Sostenbilidad y financiamiento