Costa Rica escaló a la cima regional al mejorar registro de datos y beneficiarse con ajustes en medición

Por: Mónica Cordero Sancho 7 julio, 2013
 La cantidad de graduados en carreras de ciencia e ingeniería es considerada una limitación para promover y generar productos innovadores en el país.
La cantidad de graduados en carreras de ciencia e ingeniería es considerada una limitación para promover y generar productos innovadores en el país.

Un concepto más amplio de innovación y una mejora en el registro de datos favoreció al país para posicionarse como el más innovador de América Latina, por encima de Chile y Uruguay en el Índice Global de Innovación 2013, publicado la semana pasada.

Se trata de una mejora en la medición del concepto de innovación entre los países desarrollados y en desarrollo. Un detalle que, según los autores, limitaba detectar cómo sucedía la innovación en estos países.

Pero también sumó puntos a Costa Rica la entrega de información más completa en áreas como educación y una mejor red para generar innovación.

Innovadores en Latinoamérica
Innovadores en Latinoamérica

El Índice Global de Innovación es generado desde el 2007 por la Universidad de Cornell, en EE. UU., la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) del Sistema de Naciones Unidas y el Instituto Europeo de Administración de Negocios (Insead, por su siglas en inglés).

“Vimos que había un cambio significativo en el curso que toma la innovación, especialmente en el mundo en desarrollo, que no estaba siendo bien capturado por los indicadores tradicionales”, comentó Soumitra Dutta, autor principal del estudio, en una publicación del sitio web de la Universidad de Cornell.

Este es el caso de la medición de la capacidad científica, que pondera la cantidad de investigadores entre la población total de un país. “Por ejemplo, nos dimos cuenta de que (la medición) no era muy precisa, porque en muchas economías emergentes hay amplios sectores de la población que no están bien educados, o son analfabetos en muchos casos”, explicó Soumitra Dutta.

“Así que ideamos un modelo para capturar el tipo holístico de las innovaciones en los mercados desarrollados y emergentes”, añadió.

El índice clasifica a 142 economías del mundo con 84 indicadores, visto como un reflejo de la capacidad de innovación, así como de la innovación real.

Para medir la capacidad de innovar, los autores consideraron variables como la estabilidad política, la disponibilidad de la educación y el marco regulatorio. Mientras que la evaluación de los productos de la innovación se base en aspectos como nuevas patentes, exportaciones de alta tecnología y artículos en publicaciones científicas y técnicas.

El Índice Global de Innovación 2013 ubica a Suiza como el país más innovador del mundo con un puntaje de 66,6 puntos. Por regiones, Costa Rica (41,5) lidera América Latina y el Caribe, India (36,2) es el ganador del Centro y Sureste de Asia, y China (59,4 ) es el más innovador en el sur de Asia y Oceanía.

Datos más puros

Los autores del Índice Global de Innovación advierten que el marco metodológico se revisa y ajusta cada año.

Por ejemplo, 20 de los 84 indicadores sufrieron alguna modificación en el 2013. Por ello, se considera una “evaluación transversal” del año. Empero, Costa Rica subió 21 puestos en el ranking respecto al 2012.

Este año, Costa Rica sumó 17 fortalezas y 15 debilidades. Es importante que los aspectos fuertes se basan en datos duros, más que en la percepción que arrojan encuestas.

Entre las fortalezas, destacan variables como instituciones, aspectos ambientales y de uso de energía y sofisticación del mercado (en el subíndice de insumos que permiten la innovación) y conocimiento y tecnología y creatividad (en el subíndice de productos de innovación).

Para Alejandro Cruz, ministro de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt), uno de los factores que favoreció al país es un mejor registro de los datos. En ediciones anteriores, la matrícula de las universidades privadas no se contabilizó correctamente.

“Entre el 2011 y 2012, ha habido una mejor interacción de los actores diversos el sistema nacional de innovación (academia, empresas y sector público)”, dijo Cruz.

El jerarca destacó los vínculos que se han desarrollado entre el TEC y empresas como Intel y Hewlett-Packard para formar profesionales con grados de maestrías académicas para crear una masa de investigadores en el país.

A esto se suma la interacción entre instituciones como el equipo que el Micitt conforma con el Ministerio de Comercio Exterior para atraer inversión extranjera directa en alta tecnología.

Cruz opinó que también favoreció la inversión pública en educación en ciencia y tecnología, investigación y desarrollo y servicios de apoyo al sector, que representan hoy el 1,7% de PIB.

“Es un factor que no está incluido de manera explícita, pero si está colaborando de manera indirecta”, manifestó.

Empero, no hay que quedarse en la satisfacción. Para Pablo Jenkis, consultor en innovación, el país debe ver más allá del área latinoamericana. “El reto está en generar mayor vinculación (público y privada) y promover una cultura de innovación y emprendimiento desde la escuela. La formación e investigación en ciencia y las plataformas tecnológicas son partes claves”, añadió.

Queda mucho por hacer, pero hay opciones. El perfil innovador del país se podría elevar con los planes que se financiarán con empréstitos del Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), los cuales incidirán en estímulos a la innovación y formación de profesionales.

Modelo de cal y arena

El índice destacó 17 fortalezas y 15 debilidades del país que intervienen en el estímulo y la creación de innovación.

Fortalezas

Debilidades

Libertad de expresión

Ambiente de negocios

Gasto en educación

Facilidad para iniciar una empresa

PIB por unidad de uso de energía

Facilidad de resolución de insolvencias

Desempeño ambiental

Graduados en ciencias e ingeniería

Comercio y competencia

Inversión

Acceso a mercados para exportaciones

Facilidad de protección de los inversores

Fuente Indice Global de Innovación 2013.

Etiquetado como: