Empresas deben identificar los segmentos y contar con sitios que faciliten la navegación, la información y la compra

Por: Carlos Cordero 24 noviembre
Los usuarios siguen las tendencias globales: tienen mayor acceso a Internet en sus móviles y desde ahí buscan productos y realizan transacciones y compras en línea.
Los usuarios siguen las tendencias globales: tienen mayor acceso a Internet en sus móviles y desde ahí buscan productos y realizan transacciones y compras en línea.

Los usuarios de Costa Rica han cambiado diametralmente y la gran mayoría son navegadores expertos, que buscan información y compran por Internet.

"Compran independientemente de si el sitio es local o internacional. Van a una velocidad muy fuerte", dijo Daniel Castelblanco, analista de Research & Insights para Centroamérica y el Caribe de Google.

El 75% de los usuarios de Costa Rica cumplen con ese perfil de navegadores expertos, en buena parte porque tienen tarjetas de débito o crédito para realizar sus pagos y encuentran avances en comercio electrónico, tanto desde servicios de logística como de empresas locales que venden por Internet.

El reto de las empresas locales es caracterizar sus segmentos de mercados y tener sitios optimizados, que se ajusten a cada dispositivo y se descarguen rápidamente, así como canales de venta en línea.

En Centroamérica hay 22 millones de usuarios, lo que implica que poco más de la mitad de la población tiene acceso a Internet. Costa Rica es donde hay más acceso, pues el 85% de las personas navegan en la web.

Castelblanco recalcó que hace cinco o seis años Internet llegaba a menos población en la región y muchas empresas se quedaron con esa idea. Otra cambio trascendental es que la mayoría navega desde sus móviles y hace cuatro años la computadora personal era el principal dispotivo de acceso.

Aparte de la mayor expansión de las redes de telefonía móvil, en comparación con las redes fijas, los dispositivos móviles son más económicos. El mayor acceso a Internet desde los smartphones es un fenómeno global que rápidamente se reflejó en el mercado regional, incluyendo a Costa Rica.

Estos cambios deben ser atendidos por las empresas, dado que las compras en línea se incrementan a mayor penetración de los smartphones.

En Costa Rica es un grupo de 1,2 millones de mujeres conectadas de diferentes generaciones que utilizan el móvil como dispositivo preferido, en especial para ver videos, aprender, estar al día y buscar promociones e información de productos.
En Costa Rica es un grupo de 1,2 millones de mujeres conectadas de diferentes generaciones que utilizan el móvil como dispositivo preferido, en especial para ver videos, aprender, estar al día y buscar promociones e información de productos.

Los datos de Google destacan dos segmentos en particular, a los que las empresas deberían poner atención: las nuevas generaciones y las madres jóvenes.

En la región de Centroamérica y el Caribe hay 12 millones de jóvenes de 18 a 34 años (más del 28% de la población) conectados a Internet. En Costa Rica, se trata de 1,3 millones.

Ellos se caracterizan por ser multicanal, pues utilizan muchas aplicaciones móviles y plataformas, así como hasta cuatro dispositivos diferentes.

Además, se vuelcan a YouTube, una red de video que pertenece a Google, en la noche especialmente, y pasan en Internet moticados por la curiosidad, el cómo hacer algo y revisan el móvil cada 15 minutos en promedio.

En el caso de las mámas jóvenes, de 15 millones que hay en la región, más de 8 millones están conectadas a la web. En Costa Rica es un grupo de 1,2 millones de mujeres conectadas de diferentes generaciones que utilizan el móvil como dispositivo preferido, en especial para ver videos, aprender y estar al día.

Según Google, nueve de cada diez mamás buscan información en línea y ver ofertas antes de comprar. Además, buscar información sobre cómo hacer cosas, en particular videos de recetas.

Los comportamientos en los mercados locales también reflejan las tendencias que se están dando a nivel global.

Un nuevo informe del App Annie, que realiza reportes de datos sobre aplicaciones, predice que el tiempo dedicado a hacer compras móviles aumentará en un 45% durante esta semana del Viernes Negro, en comparación con el mismo momento hace dos años.

La firma también espera que los ingresos generados a través de las aplicaciones rompan nuevos récords esta temporada, y dice que los consumidores gastarán más de seis millones de horas comprando en las cinco principales aplicaciones de primer nivel digital tan solo en Black Friday.