El costo es un factor determinante, igual para quienes eligieron quedarse solo con la conexión de Internet móvil

Por: Carlos Cordero Pérez 8 febrero, 2016
24% de los estadounidenses no tienen televisión por cable o satelital y 67% cuenta con servicio de Internet banda ancha, aunque empiezan a optar por el servicio de datos móvil, según Pew Internet Research.
24% de los estadounidenses no tienen televisión por cable o satelital y 67% cuenta con servicio de Internet banda ancha, aunque empiezan a optar por el servicio de datos móvil, según Pew Internet Research.

Los estadounidenses están dejando de ver televisión por cable y satélite, al tiempo que están sustituyendo los servicios de Internet banda ancha (debido al costo) por el servicio de datos móviles.

Un reciente informe de Pew Reseach Center reveló que un 15% de usuarios canceló el servicio de televisión de paga (ya sea en su modalidad de cable o satelital). Son los denominados cord cutters.

A este grupo se une otro 9% que nunca estuvo suscrito a ninguno de los servicios, mientras que el 76% de los hogares sí mantienen uno de los dos.

Los que no tienen el servicio alegan que es "muy caro" (71%), pueden tener acceso a contenido en Internet o vía la antena de televisión (64%) y porque no miran a menudo televisión (46%).

La cancelación de la suscripción es más fuerte entre los usuarios de 18 a 29 años de edad (donde llega al 19%); otro 16% de jóvenes en esas edades dijo que nunca ha usado el servicio de televisión de paga.

Banda ancha con techo... en EE UU

La investigación de Pew tuvo también dos resultados adicionales que fueron destacadas en el reporte publicado.

El primero es que la adopción de servicios de conexión de Internet banda ancha parece haber llegado a su techo, pues ahora el 67% de los estadounidenses tienen una suscripción a servicios de alta velocidad, lo cual es menos que el 71% que había en el 2013.

El segundo es que más usuarios optan por tener únicamente el servicio de datos que reciben en sus teléfonos inteligentes (smartphones) y no adquieren, por lo tanto, el servicio de Internet doméstico. En 2013 los "solo móvil" representaban el 8% de los suscriptores y en 2015 aumentaron al 13%.

Pew Research Center indica que el 33% de ellos justifica quedarse solo con la conexión a Internet móvil por el costo de los servicios de banda ancha doméstica. A ellos se suman otro 10% para quienes las computadoras también resultan onerosas.

Otros indican que con la conexión del smartphone es suficiente (12%), usa otras opciones fuera de la casa (10%), y no está en el área de cobertura de ninguna compañía (5%). Un 16% dio otras razones (no se especificaron) y 14% no dieron ninguna justificación.

Esto explicaría el rezago de Estados Unidos en el ranking de Akamai.