Así funciona el pago por proximidad

El 30% de las tarjetas que circulan en Costa Rica son ‘contactless’

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Si usted tiene una tarjeta con un símbolo de cuatro ondas que simulan ser una especie de antena significa que podrá realizar pagos con la tecnología contactless o popularmente conocida como de proximidad.

Esto significa que podrá comprar en los comercios con tan solo acercar la tarjeta a un datáfono que acepte esta tecnología.

Los pagos por proximidad también funcionan con celulares (si cuenta con Apple Pay, Samsung Pay, Microsoft wallet...), pulseras y wearables .

Las bondades que ofrece el pago sin contacto son la agilidad para cancelar los montos, la reducción en los tiempos de las transacciones y el menor deterioro de la tarjeta.

En el país el contactless apenas se está asomando, pues según datos del Banco Central de Costa Rica (BCCR) hay un 40% de puntos de venta (POS) y un 30% de tarjetas que admiten los pagos sin contacto.

La realidad en la región no es tan distinta.

Según datos de MasterCard, en América Latina hay 350 millones de tarjetas, de las cuales el 93% tienen chip frente al 13% que dispone de contactless ; mientras que el 83% de las terminales aceptan pagos con chip, tan solo el 3%, con contactless .

Aunque la penetración todavía es baja, las marcas esperan fomentar el uso a través de campañas de información.

LEA: Pagos sin contacto o proximidad se asoman en Costa Rica

En aspectos de seguridad es donde los clientes suelen tambalear. Preguntas como ¿alguien que se me acerque con un datáfono podrá hacer compras a mi nombre? o ¿me pueden escanear los datos personales a larga distancia? son usuales al observar el funcionamiento por proximidad.

Las respuestas son iguales: no. Al igual que los mecanismos de seguridad con los que cuentan las tarjetas con chip, el contactless también ofrece las mismas barreras de protección.

Por ejemplo, los pagos solo se podrán efectuar cuando la tarjeta esté al menos a cuatro centímetros de distancia del datáfono y cuando la terminal sea autorizada (por una entidad financiera) para llevar a cabo el cobro.

Con la implementación de estos pagos no solo se beneficia el comercio, sino también el transporte público. Las iniciativas del Gobierno marchan hacia fortalecer el ecosistema de pago contactless y a su vez que llegue a los autobuses y trenes.

infografia

Acérquese y pague

En una tarjeta sin contacto o cualquier dispositivo que acepte contactless , el chip se comunica con la terminal a través de una tecnología de comunicación inalámbrica de corto alcance.

El chip microprocesador de la tarjeta se alimenta de forma inalámbrica por la proximidad de un punto de venta. Solo una terminal genuina con una cuenta de banco adquirente auténtica puede dialogar con una tarjeta sin contacto y proceder con una transacción, explicó la compañía Gemalto.

En Costa Rica, la apuesta es incentivar este método, por esta razón el BCCR estableció como fecha límite el 31 de diciembre de 2018 para que todas las tarjetas emitidas dispongan de esta tecnología.

Datos al 28 de febrero de este año indican que en el país circulan más de 2 millones de tarjetas para pagos por proximidad, lo que equivale a un 30% del total.

En cuanto a los puntos de venta, Costa Rica cuenta con más del 40% de las terminales instaladas, indicó Carlos Melegatti, director de la División de Sistemas de Pago del BCCR.

“Lo regulado es que toda nueva terminal debe tener total capacidad de procesamiento de la tecnología de proximidad, esperamos que en los siguientes dos o tres años dispongamos de un despliegue completo en el comercio”, añadió Melegatti.

A nivel global, el uso del pago sin contacto es una realidad.

Se estima que 1,9 billones de tarjetas serán usadas en el mundo para efectuar pagos por proximidad en el 2018, afirma Juniper Research.

En el caso de Mastercard Contactless, se implementó por primera vez en el 2005 y está activa en más de 6 millones de comercios en 80 países en el mundo.

Según una investigación de Mastercard publicada este mes, los tarjetahabientes que usan billeteras digitales son más leales a su institución financiera.

El análisis también vaticina que durante los próximos cuatro años, el promedio de pagos por este medio aumentará 10 veces por usuario.

Puede dejar el miedo atrás

Entre las ventajas que más destacan con el uso de este método de pago sobresalen la agilidad de los tiempos de pago y la seguridad con los que se efectúan.

Jorge Lara, director de Pagos Digitales de MasterCard México y Centroamérica, afirmó que existe mayor rapidez en los pagos, sobre todo en los importes bajos (inferiores a $20), ya que no hace falta teclear el PIN en la terminal ni tampoco el cliente tendrá que firmar el comprobante.

“Con contactless hay una reducción de un 50% en le tiempo de transacción respecto a las operaciones habituales”, añadió Lara.

También habrá un menor deterioro en las tarjetas, ya que no se necesita de hacer contacto con otro dispositivo que le genere algún desgaste.

A pesar de las ventajas que muestra esta forma de pago, las dudas acerca de la seguridad y la forma de operar suelen surgir.

Diego Noreña, director de la División de Productos Emergentes de Visa Latinoamérica, explicó que la tecnología que se usa como base para el contactless es la EMV.

Las tarjetas EMV usan un chip de microprocesador inteligente que no solo asegura las credenciales del tarjetahabiente, sino que también realizan el cómputo de cifrado para proteger la comunicación con la terminal y la red de procesamiento.

La seguridad que se brinda con los pagos de proximidad es la misma que con la de chip.

Otro modo de protección es que nadie podrá escanearle su información ni a corta ni larga distancia. Las transacciones ocurren cuando se acerca la tarjeta o dispositivo móvil al menos a 4 centímetros de distancia de la terminal, y cuando esta es desbloqueada para hacer el cobro.

La clonación tampoco es posible con esta tecnología.

Según la compañía Gemalto, no es posible clonar una tarjeta sin contacto mediante la recolección de datos a través de un lector oculto como un teléfono o cualquier otro lector NFC.

En el modo sin contacto, los datos clave como el nombre del tarjetahabiente y la información criptográfica se bloquean, lo que significa que ante cualquier intento de clonación de datos de una tarjeta, solo se podría ver la misma información que cualquier persona puede leer en el frente de una tarjeta.

Además, no se puede acceder al código de seguridad para compras en línea y mucho menos a información de la accesible desde una banda magnética.

Aplicado en transporte público

No solo los comercios verán los beneficios de los pagos sin contacto, sino que también en el transporte público se verán los avances en temas de seguridad, control de dinero y agilidad en los tiempos de abordar.

Datos del Ministerio de Obras Públicas y Transporte (MOPT), indican que en el transporte público se generan 700 millones de operaciones de pago al año.

LEA: Pago electrónico en transporte público da primer paso con firma de convenio

Por esta razón es que el Gobierno está tratando de apresurar el paso al pago electrónico en buses y trenes.

El 2 de febrero anterior, se firmó el Convenio Sistema de Pago Electrónico en el Transporte Público Remunerado de Personas entre el MOPT, el Consejo de Transporte Público (CTP), el Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer), la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) y el BCCR.

Con este convenio se pretende establecer el marco de gobernanza y las condiciones bajo las cuales se construirá la infraestructura de pago que permita modernizar la recaudación tarifaria en el servicio de transporte público masivo de personas.

Uno de los retos de la implementación del nuevo sistema es lograr que el mecanismo de pago sea inclusivo, es decir que se asegure que todas las personas con la necesidad de utilizar los servicios del transporte público cuenten con su tarjeta equipada con la tecnología de proximidad.

El objetivo del sistema de pago electrónico es que pueda trabajar con tarjetas prepago, de débito y crédito.

Ante esta realidad existen dos tareas que el país debe cumplir para fortalecer este sistema.

La primera se trata de la penetración. Los bancos deben apresurarse para lograr que todos sus tarjetahabientes cuenten con la tecnología contactless .

Para esto, el BCCR espera que con su pronunciamiento, a diciembre del 2018 exista un 100% en el cambio de las tarjetas.

Así como la dotación de terminales en los comercios que acepten los pagos sin contacto, al tiempo que le brindan la experiencia al consumidor de hacer sus compras sin que un dependiente tome su tarjeta.

Lara explicó que la idea es que los datáfonos se encuentren a la vista de los consumidores para que sean ellos mismos quienes tramiten su pago. Esto fomenta la seguridad del cliente.

Y la segunda es acerca de incentivar su uso.

Acciones como la señalización dentro de los comercios que indiquen que en ese establecimiento se tramitan los pagos contactless .

“El trabajo que hemos venido haciendo es más de comunicación con los comercios y el consumidor. La adopción es gradual porque se tiene que ir ganando la confianza y demostrar que se trata de pagos seguros. Ese camino ya lo vivimos con chip”, añadió Noreña.

Las realidades en seguridad

Existen mitos alrededor del método de pago sin contacto.

Mito

1

Robo de datos con lectores a largo alcance. Los estafadores pueden usar lectores RFID de largo alcance para extraer datos de las tarjetas sin contacto desdegran distancia.

2

Clonación de tarjetas sin contacto con lectores de corto alcance. Un estafador equipado con un lector NFC podría acceder a las tarjetas sin contacto en el bolsillo o en el bolso de una persona en un espacio público.

3

Grandes pérdidas con una tarjeta robada. Las transacciones sin contacto de bajo valor se pueden hacer sin un código PIN, entonces un ladrón podría gastar mucho dinero mediante numerosas compras pequeñas.

REalidad

1

Corto alcance. No es posible usar los lectores RFID de largo alcance para extraer datos de las tarjetas. El rango máximo de comunicación de una tarjeta sin contacto es de 4 centímetros

2

Datáfonos autorizados. Solo un punto de venta genuino, proporcionado por un banco adquirente, es capaz de procesar una transacción de compra con la tarjeta; cualquier estafador sería atrapado por el banco.

3

Reinicio de PIN. Después de un cierto número de transacciones, se requiere un reinicio de chip y PIN en modo de contacto, o la tarjeta dejará de funcionar automáticamente.

Fuente Gemalto.

Sostenbilidad y financiamiento