Poca oferta de seguros para gadgets

No abundan opciones para asegurar equipos electrónicos

  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!

“En setiembre del 2011 me compré un iPhone 4 con un plan a dos años, que me costaba ¢28.000 al mes. Un año después, con el plan a la mitad, me robaron el celular y tuve que cancelarlo pagando ¢100.000, esperar tres meses para que llegaran el iPhone de nuevo y comprar otro plan. Ahora pago ¢34.000 al mes”. Es la historia de Melissa Durán y, probablemente, de otros usuarios, cuyos gadgets han sido robados sin contar con un seguro que los protegiera.

Para Gilles Maury, gerente en telecomunicaciones, medios y TI de Deloitte, en Costa Rica no hay una cultura fuerte de protección a través de seguros. “Los ticos desarrollaron diferentes estrategias para manejar su riesgo, como por ejemplo, contar con una UPS en casa para mitigar probabilidades de sobrecarga eléctrica o hacer uso de un segundo teléfono celular menos llamativo y costoso para andar en la calle”.

Pocas opciones

Pero, aún si existiera esa “cultura aseguradora” en el país, los usuarios no encontrarían muchas opciones para proteger sus equipos.

De las aseguradoras que hay, varias se dedican solo a seguros personales.

Mapfre sí ofrece opciones para asegurar equipos, pero en modalidad colectiva; es decir, para empresas que deseen asegurar su equipo electrónico como computadoras, servidores, tabletas, etc; pero, de forma individualizada, esa aseguradora no ofrece ese tipo de coberturas en Costa Rica, explicó Angelic Lizano, vicepresidenta comercial de Mapfre.

Las empresas interesadas pueden asegurar servidores, computadores, tabletas, móviles, teléfonos fijos, centrales telefónicas y otros.

“El precio depende de los planes seleccionados por el cliente (deducibles) y de los montos asegurados de los equipos, por lo que es muy variable”, añadió Lizano.

ASSA Compañía de Seguros también asegura aparatos que tengan componentes electrónicos y el valor que reponen depende de la póliza contratada.

Ante un imprevisto, el usuario puede recuperar el valor de mercado del objeto o el valor de reposición. “La tarifa del seguro va en función de la calidad de los equipos, de las medidas de seguridad que tienen y de otros factores”, dijo Natalia Silva, oficial de mercadeo y servicio al cliente de esa empresa.

Otra opción que tienen los interesados en asegurar sus equipos electrónicos son las pólizas del Instituto Nacional de Seguros (INS), que tiene pólizas para dispositivos portátiles, equipos fijos, portadores externos de datos y equipo que tenga componentes electrónicos como GPS, equipo médico, fotográfico, de diagnóstico, etc.

Para bienes con una antigüedad menor de tres años, se paga el valor de reposición y para bienes con una antigüedad superior a esa, el valor real efectivo; es decir, se rebaja la depreciación acumulada, explicó la Dirección de operaciones y de mercadeo y ventas del INS.

Adquirir una de esas coberturas requiere una inversión anual aproximada de ¢15.000 más impuestos por un monto asegurado mínimo de ¢500.000 –en el caso de equipos móviles– y de ¢1.000.000 –en el caso de equipos fijos–.

Las coberturas de equipos móviles se extienden a todos los países del mundo por un periodo máximo de tres meses a partir de la fecha de salida del país.

En opinión de Maury, los operadores deberían proponer planes que incluyan mecanismos de garantía, reparación o sustitución para productos como celulares onerosos.

“Para otros de menor costo o de uso común con poco riesgo, como una tableta o una PC casera, el nivel de riesgo no amerita protecciones particulares”, considera Maury. Aunque al final, la decisión (y el riesgo) es suyo.

Sortear amenazas

Los seguros del INS amparan ante daños causados por lo siguiente:

1. Incendio o impacto de rayo.

2. Robo (no hurto, ni pérdida).

3. Temblor y terremoto, erupción volcánica, vientos huracanados.

4. Hundimiento y/o deslizamiento del terrero.

5. Cubre además la pérdida que sufran dichos bienes producto de la colisión y/o vuelco del automóvil en que se transportan los bienes asegurados (en el caso de equipos móviles).

Nota Es importante indicar que esta cobertura otorga amparo al valor de reposición del dispositivo, pero no al contenido dentro de los dispositivos.

Fuente INS.

INCLUYA SU COMENTARIO