¿Cómo enfrentar la defunción de uno de los sistemas operativos más longevos?

Por: Diana Lucía Salas Víquez 20 abril, 2014
 A diciembre de 2013, el sistema operativo Windows XP registraba una cuota de mercado de 500 millones de computadoras.
A diciembre de 2013, el sistema operativo Windows XP registraba una cuota de mercado de 500 millones de computadoras.

Abril de 2014 será recordado como el mes en el que el soporte para Windows XP dejará de recibir actualizaciones y asistencia. Se trata de la descontinuación de uno de los sistema operativos más longevos.

Llegó para sustituir al Windows 2000 y precisamente esa fue una de las principales críticas: que se convirtió en una actualización y no en una opción real. Se le tachó además de básico.

Aún así, se estima que el sistema es utilizado por un tercio de los usuarios de PC, un 25% de empresas en el mundo y por cajeros automáticos y entidades de gobierno, según el Microsoft Security Intelligence Report .

La consecuencia inmediata de la descontinuación del sistema es la inseguridad y vulnerabilidad que experimentarán los usuarios al abrir correos, navegar en Internet y usar unidades extraíbles.

Microsoft estima que las infecciones de XP se elevarán 66% a partir del 8 de abril, fecha en que oficialmente se dejó de brindar soporte.

Otra de las consecuencias es la atención que dedicarán los hackers para multiplicar el malware dirigido a los equipos que no migren a otro sistema.

¿Cuáles son las opciones?

Microsoft anunció la descontinuación como oportunidad para migrar a Windows 7 y 8.1

Sistemas operativos de código libre como Ubuntu, Fedora, Sabayón y FreeBSD también son opciones y están disponibles para descarga y uso gratuito.

“Hay distribuciones de Linux como Puppy, Manjaro, Lubuntu o Tiny Core recomendadas para equipos de bajo poder de procesamiento que no consumen muchos recursos de sistema”, recomienda Raphael Labaca, coordinador de Awareness&Researchde ESET Latinoamérica.

Antes de migrar, haga una copia de seguridad de los archivos y asegúrese de contar con los discos de los programas instalados.

La ausencia de soporte hereda una tarea para los usuarios, pero también para las empresas que administran cajeros automáticos, pues se estima que un 95% de los ATM de todo el mundo funcionan con Windows XP.

Hacer el cambio

Recomendaciones en caso de no migrar a otro sistema.

• Mantenga la solución antivirus actualizada. Elija soluciones compatibles con Windows XP, preferiblemente con detección basada en firmas, heurística, que incluya firewall, sistema de detección de intrusos (IDS) y que cuente con protección de vulnerabilidades contra exploits.

• Realice un back up. Es importante llevar a cabo con frecuencia la copia de archivos, de ser posible en otro equipo o dispositivo de conexión externa (disco externo). En caso de cualquier incidente, como infección de malware, avería del equipo o catástrofe natural, el back up permitirá restaurar toda la información.

• Actualice los sistemas operativos y controladores. Si bien Microsoft dejará de brindar actualizaciones, es necesario tener instaladas todas las actualizaciones lanzadas hasta la fecha de finalización del soporte. También aplica al software de controlador de dispositivo (programa informático que permite la comunicación del sistema operativo con un determinado hardware o periférico). Java, Adobe Flash y Adobe Reader son de los principales vectores de ataque que los cibercriminales infectan con malware. Estas aplicaciones deben estar instaladas en sus últimas versiones y actualizadas.

• Si el equipo no requiere estar conectado a Internet, se recomienda desconectar o desactivar la conexión de modo que el equipo solo puede conectarse a otros sistemas de la misma red sin conexión a Internet. Esto dificultará que las amenazas provenientes de Internet ataquen directamente al equipo con Windows XP, haciendo más difícil la tarea de robar información del equipo.

Fuente ESET Latinoamérica.