En casi tres años de vida, ventas de dispositivos no cede

Por: Diana Lucía Salas Víquez 15 septiembre, 2013
 Comodidad, fácil movilidad, rendimiento, poco peso, llamativo diseño y la convergencia de funcionalidades las convierte en cotizadas opciones.
Comodidad, fácil movilidad, rendimiento, poco peso, llamativo diseño y la convergencia de funcionalidades las convierte en cotizadas opciones.

La locura por los dispositivos móviles no se detiene. Su inevitable boom dejó como herencia el reto de replantear nuevos formatos de equipos, entre ellos las tabletas.

Desde el 2010, primero Apple y luego marcas como Samsung, LG, HP y Sony se lanzaron a conquistar el mundo de la pantalla táctil y la convergencia de las mejores funcionalidades de un teléfono móvil con algunas de las que ofrece una PC.

Durante sus casi tres años de vida, su crecimiento no ha dejado de sorprender al mercado y las predicciones auguran mejores tiempos para las tabletas.

Movimiento en el 2013

Los dos primeros trimestres del año cumplieron las predicciones: aumento de ventas y una popularidad que no cede terreno.

Estimaciones lanzadas durante la feria de IFA de Berlín –una de las mayores ferias tecnológicas del mundo– indicaron que durante el 2013, las ventas de tabletas alcanzarían los 215 millones de unidades.

La cifra es un poco pretenciosa si se tiene en cuenta que durante el II trimestre de 2013, la venta de tabletas alcanzó los 34 millones de unidades, según un estudio publicado recientemente por la empresa Canalysis.

El resultado, sin embargo, representa un aumento del 43% respecto al primer trimestre del año.

Para fin de año se espera que las ventas de tabletas superen la comercialización de computadoras portátiles, de acuerdo con la firma Internacional Data Corporation (IDC).

La firma Deloitte es más conservadora con esa proyección.

El más reciente estudio “Predicciones para el sector de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones”, indicó que la computadora personal no ha muerto y que continúa la preferencia por la PC sobre otros dispositivos electrónicos (tabletas y smartphones ).

Empero, las tabletas están evolucionando hasta convertirse en laptops súper ultra-livianas, según Arturo Velasco, socio de Impuestos de Deloitte.

El precio y la facilidad de interactuar con la tecnología se ubican como dos de los aspectos que más influyen en su compra.

Navegar en Internet, ver videos, usar medios sociales y revisar correos electrónicos son parte de los principales usos.

Tamaño y usos para seducir

La preferencia por un menor tamaño continúa.

Los usuarios se inclinan por aquellos dispositivos que cuentan con 9 pulgadas o menos.

Y se espera que, para el 2017, el 57% de los usuarios prefieran tabletas de menos de 8 pulgadas (en el 2011, la cifra se situaba en 27%).

En cuanto a los usos, aunque el lúdico encabeza las preferencias del usuario, la rápida proliferación de la tableta ha permitido experimentar en otros campos, como el servicio y la comunicación con el cliente.

Diversas marcas de restaurantes han implementado su uso como una forma de facilitarle la vida a sus comensales. Tal es el caso de la franquicia Taco Bell.

Marialaura Menéndez, coordinadora de ATL y Digital de Taco Bell, asegura que actualmente las tabletas se pueden utilizar en las secciones operativas de la cadena para agilizar la toma de pedidos.

El futuro de las tabletas se turna entre usuarios que quizás ya no vuelvan a utilizar una PC y entre aquellos que adquieren las tabletas como una opción complementaria, ya sea por un tema lúdico o por deseos de incursionar en nuevas formas de mejorar la oferta empresarial.

Etiquetado como: