Un Internet de media tabla

Velocidad de conexión ubicó a Costa Rica detrás de Guatemala, Chile y México

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Costa Rica reporta una velocidad de conexión a Internet de 2,1 Mbps, según un reciente estudio publicado por la empresa internacional Akamai.

De los nueve primeros lugares, el país se ubicó en la sétima posición detrás de Guatemala, Chile, México, Colombia y Panamá, naciones donde la velocidad de conexión va desde los 3,1 Mbps a los 2,6 Mbps.

Ese resultado de Akamai remite a hábitos de uso de Internet medianos; es decir, se trata de una velocidad de conexión que permite desarrollar tareas básicas.

Una velocidad de conexión de 2 Mbps es suficiente para servicio de correo, redes sociales y web surfing en general, pero tiene sus limitaciones para servicios de video y OTT en general ( streaming ), videoconferencias, servicios interactivos de IPTV (para contenido de entretenimiento, e información o comerciales), explica Gilles Maury, gerente de Telecomunicaciones, Medios y Tecnología de Deloitte.

También es insuficiente para el área de telemedicina diseño y otras aplicaciones que requieren una velocidad mucho más alta, apunta Carlos Gallegos, managing partner de Advisory Services Central América & RD.

Felices en media tabla

Se trata de una posición “intermedia” en Latinoamérica; sin embargo, lo preocupante es que Costa Rica aún no lanza señales de avances en el corto plazo.

Así lo evidencia el Plan Estrategia Nacional de Banda Ancha, dado a conocer el año anterior por el Viceministerio de Telecomunicaciones, cuya meta es alcanzar una velocidad de conexión de 2 Mbps para el 2017.

“La meta es conectar 16 de cada 100 habitantes en banda ancha fija, a una velocidad de al menos 2 Mbps, preferiblemente simétricos”, dice Rowland Espinosa, viceministro de Telecomunicaciones, del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt).

La segunda esperanza apuntaba al plan Internet veloz de Racsa, cuya implementación permitiría una velocidad de conexión de 10 Mbps por $50 mensuales.

El proyecto se lanzó en alianza con la empresa sueca Vía Europa; no obstante, todavía se encuentra en fase de la solicitud del título habilitante.

Resultados competitivos

Actualmente la velocidad promedio en Latinoamérica ronda los 2,4 Mbps, aunque hay países como Chile y Brasil que promedian velocidades de 9,1 Mbps.

“Se estima que para el 2016 aproximadamente aumentarán los rangos de velocidad a 4 a 11 veces más, es decir, esos países que navegan a 9,1 Mbps, aumentarán a aproximadamente 34 Mbps”, dice Gia Miranda, gerenta de Mercadeo de IBW Comunicaciones.

Para analizar los resultados, es importante detallar que una conexión mínima de bajada debe ser de 2 Mbps, de subida de 1 Mbps y de latencia (tiempo de espera) de 95 milisegundos, de acuerdo con Andrés Maz, director ejecutivo de Políticas de Tecnología Avanzada de Cisco.

Se trata de las velocidades de conexión mínimas para que una aplicación de salud o de educaciones funcione de una forma óptima. “Costa Rica está en el mínimo, pero eso no nos dice qué porcentaje de la población tiene acceso a esa velocidad y eso también es importante”, afirma Maz.

¿Cuál sería entonces una velocidad de conexión recomendada? Lo ideal sería alcanzar en el medio plazo un promedio de velocidad de Internet residencial de 5 Mbps y hasta más.

“ En algunos países ya se habla de velocidades de hasta 100 Mbps”, dice Norman Chaves, gerente de asuntos corporativos para Tigo Costa Rica.

La meta incluye inversión en infraestructura y el compromiso del Gobierno de incentivar y privilegiar el desarrollo y uso de infraestructura de alta velocidad.

“Podría también ayudar con la demanda incentivando el uso del gobierno digital y de teletrabajo”, recomienda Gallegos.

La instalación de una red 4G se menciona como uno de los retos pendientes más fuertes.

Sostenbilidad y financiamiento