Industria comprime aplicaciones, chips y diseños para siguiente generación de dispositivos

Uno de los mayores avances en los dispositivos podrían provenir de los fabricantes y de los proveedores de semiconductores de China


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Una aplicación de Opera Software estará integrada en los chips de la firma MediaTek para permitir que los smartphones Android de 4G LTE puedan consumir más datos (con tecnología de compresión de fotos, textos y vídeo de hasta 50%) y que los usuarios puedan duplicar el rendimiento de los planes que han firmado con los operadores telefónicos.

El nuevo chip de 64 bits incluye ocho procesadores del fabricante ARM "suficientemente poderoso para satisfacer incluso a los usuarios más demandantes", que buscan smartphones de alto rendimiento y a un costo módico.

Este es un ejemplo de cómo la industria está desarrollando aplicaciones, chips y dispositivos cada vez más pequeños y con diversidad de funcionalidades, mayor poder y mejor rendimiento dirigidos al mercado de dispositivos móviles (smartphones y tabletas) y de tecnologías del vestir o wearables.

"Conforme crece el consumo móvil con aplicaciones devoradoras de datos y videos móviles, la compresión es más importante que nunca", dice Lar Boilesen, CEO de Opera Software.

La misma tendencia acaba de mostrar Intel, durante su conferencia técnica anual, en la que presentó varias iniciativas de cómputo y de otros proyectos para todo tipo de dispositivos "inteligentes y conectados".

De hecho la industria anticipa una explosión de este tipo de dispositivos.

Según la firma Gartner, para el 2016 los relojes inteligentes -como el Apple Watch, el Samsung Galaxy Gear y el Sony Smartwatch- comprenderán el 40% del mercado de dispositivos de mano (writworn devices).

Además, 9 de los 10 principales fabricantes de smartphones estarán manufacturando wearables, un mercado donde hace un año solo habían 2 compañías.

Mejores procesadores

Las iniciativas de fabricantes como Intel se enfocan en los dispositivos móviles como las tabletas y los smartphones, así como en tecnologías del vestir y en Internet de las cosas.

Por ejemplo, Intel anunció la disponibilidad de un módem (denominado XMM 7260) para smartphones Samsung Galaxy Alpha que permitiría velocidades de hasta 300 Mbps, mayor rendimiento y mayor eficacia de potencia en plataformas LTE.

Asimismo, presentó la Edison, un chip o "computadora" del tamaño de un sello postal con tecnología inalámbrica, la cual facilitaría a fabricantes, inventores y diseñadores de productos electrónicos de consumo la simplificación de procesos, aumentar la durabilidad y reducir costos de manufactura de dispositivos.

En el evento, se realizó una demostración de una prenda interactiva impresa en 3D y de una impresora Braille que incluirían la Edison, al tiempo que la firma Meridian Audio mostró cómo la Edison permitiría el avance de productos de audio y video de alto rendimiento inalámbricos.

En la misma conferencia también se presentó la tableta Venue 8 7000, de la marca Dell, "la más fina del mundo" y que estará a la venta en los próximos meses, la cual incluye tecnología RealSense de Intel para fotografía y que permitiría nuevas apps "que cambien la forma como los consumidores se relacionan con las fotos".

Pero, aparte de mostrar la próxima generación de la micro arquitectura de 14 nanómetros para el 2015, Intel anunció el programa de desarrollo de analíticos para dispositivos vestibles, con la cual espera acelerar el despliegue de aplicaciones en este campo.

Según Intel, este programa integra componentes de software, algoritmos propios y tecnologías de gestión de datos de Cloudera CDH. Todo eso estaría integrado en una infraestructura de Intel que estaría en la Nube para que los desarrolladores de aplicaciones de wearables puedan utilizarlas de forma gratuita.

Brian Krzanich, CEO de Intel, dijo que las nuevas herramientas abarcan los principales segmentos de crecimiento, sistemas operativos, equipos y programas informáticos, así como son más flexibles para que los desarrolladores puedan desplegar sus creaciones.

Mejores diseños

Además de ese tipo de mejoras, también se están viendo avances en los diseños y se están identificando los retos que deberán sortear los fabricantes.

Annette Zimmermann, directora de investigación de Gartner, dice que las mejoras se ven en el diseño de los dispositivos en comparación a hace un año, al tiempo que incluyen funcionalidades como búsquedas por voz, navegación, recordatorios contextuales, notas de voz, y alertas de llamadas y de mensajes.

El avance en este mercado de relojes inteligentes y pulseras se vería en el campo de la salud, en especial en las áreas de fitness y running, al punto que podrían desplazar a las actuales marcas de relojes deportivos que han dominado durante muchos años.

Pero los nuevos dispositivos deberán avanzar, por ejemplo, en extender la duración de la batería, pues actualmente -dependiendo del dispositivo- apenas duran de dos a ocho horas de tiempo de uso.

Uno de los mayores avances podría provenir de los fabricantes y de los proveedores de semiconductores de China que estarían alistándose para abordar a las nuevas generaciones de consumidores.

Gartner señala que hay un fuerte crecimiento de proveedores chinos de pulseras y relojes inteligentes para ejercicios, lo que también causa presión a firmas ya establecidas.

Las compañías chinas inicialmente se enfocarán en sus mercados locales y eventualmente se expandirán internacionalmente, lo cual podría ocurrir en el 2015, pero siempre se valdrán de las ventajas en costos que ya han mostrado en la fabricación de smartphones y tabletas.

La categoría, en definitiva vería una explosión y variedad de dispositivos con diversos diseños, sistemas operativos, opciones de conexión (WiFi, Bluetooth y LTE) y sensores inalámbricos.

Sostenbilidad y financiamiento