Por: Laura Ávila.   7 noviembre, 2020
El aspirante demócrata, Joe Biden, prometió trabajar para unir a los estadounidenses de llegar a la Casa Blanca. Foto: AFP.

Luego de una ajustada carrera por la Casa Blanca, este sábado 7 de noviembre diversas cadenas internacionales proyectan al aspirante demócrata, Joe Biden, como el 46° presidente de Estados Unidos.

El arribo de Biden hasta la Casa Blanca implicaría un retorno a un estilo más conciliador y un fortalecimiento del multilateralismo en la gobernanza mundial. Dos aspectos que impactarían las relaciones con Costa Rica.

El viernes 6 de noviembre, Biden brindó un discurso desde su bastión en Wilmington, Delaware, donde apeló a la unidad del pueblo estadounidense.

¿Cómo impactaría una victoria de Biden a Costa Rica?

Una victoria de Joe Biden no traería mayores transformaciones para Costa Rica, pues una potencia no cambia tan fácilmente de rumbo, según especialistas consultados por EF. A esto se suma que Latinoamérica ha perdido relevancia dentro de la agenda de Washington.

“Estamos hablando de las elecciones de una potencia y los cambios no son tan radicales de un presidente a otro, puede cambiar la forma, el tono o el color de las relaciones diplomáticas y de política exterior para Costa Rica, Latinoamérica y el resto del mundo pero no cambia tan fácilmente de rumbo o de intereses superiores”, afirma Rosmery Hernández, directora de la Escuela de Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional (UNA).

El aspirante demócrata tiene un estilo más conciliador y de mayor diálogo ―más afín con la política exterior costarricense― en contraposición del mandatario republicano, que se ha caracterizado por tener un enfoque unilateral y menos diplomático, pues Trump se forjó en el mundo empresarial y no en el ámbito político.

Con la llegada de Biden al mandato se fortalecería el multilateralismo en la gobernanza mundial, apunta Nuria Marín, abogada y analista internacional. Uno de los puntos comunes con Costa Rica podría ser la lucha contra el cambio climático, pues los demócratas se muestran preocupados por el tema, mientras que Trump lo ha minimizado.

El miércoles 4 de noviembre Estados Unidos abandonó formalmente el Acuerdo de París sobre cambio climático. No obstante, Joe Biden reincorporaría a la potencia.

Durante el mandato de Trump la potencia norteamericana se retiró de la Organización Mundial de la Salud (OMS), amenazó con dejar la OTAN y en el 2018 cumplió con la promesa de abandonar el histórico acuerdo nuclear que la administración Obama había alcanzado con Irán.

El cuatrienio también estuvo marcado por agrias relaciones con China, mismas que comenzaron con una guerra comercial de aranceles y que se agudizaron con la llegada de la crisis sanitaria internacional. La guerra arancelaria salpicó a Costa Rica de forma indirecta.

En enero de 2019, el Banco Central de Costa Rica (BCCR) aceptó en el programa macroeconómico 2019-2020 que el “recrudecimiento de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y otras grandes economías” era uno de los principales riesgos externos para la economía nacional.

“Por la forma en la que se proyecta la política internacional y con el claro sentido de orientación a nueva guerra fría entre Estados Unidos y China lo que más le conviene a Costa Rica es lo opuesto. Las buenas relaciones con Estados Unidos como aliado son importantes pero también los es el papel con China”, comentó Guillermo Barquero, politólogo y analista internacional.

Con una posible llegada de Joe Biden al poder, las aguas podrían volver a su cauce y podría regresar la calma a la escena mundial por el tono conciliador del aspirante demócrata.

Durante este cuatrienio Estados Unidos apeló más al proteccionismo pero con una llegada del partido demócrata hasta la Casa Blanca se mostraría más abierto.

Sin embargo, la administración Trump mantuvo una buena apertura con las autoridades costarricenses.

El secretario de Estado, Michael Pompeo, comentó durante su visita a Costa Rica que promovería que las empresas estadounidenses continuaran invirtiendo en el país.

“Costa Rica ha hecho un buen trabajo y ha sido recompensado con buenos empleos para los costarricenses, vamos a continuar apoyando a las empresas para que hagan inversión directa en su país y para crear prosperidad en Costa Rica”, afirmó en enero de 2020 el secretario de Estado.

Aunque Joe Biden no ha hecho zoom sobre la agenda latinoamericana, sí habló de un programa de ayudas de aproximadamente $4.000 millones para contener la migración centroamericana, comentó Marín.

Sin embargo, al no existir claridad de cuáles países recibirían la ayuda se podría suponer que los recursos se destinarían a las naciones generadoras de la migración y en este caso, Costa Rica quedaría excluida.

Socio importante

Estados Unidos es el principal socio comercial de Costa Rica, al 2019 el monto total exportado hacia esa nación fue de $4.700 millones, cifra que representó un dinamismo del 7,48% con respecto al 2018.

Ver más!

Mientras que la Inversión Extranjera Directa (IED) proveniente de Estados Unidos tiene un peso importante en la economía costarricense.

Durante el 2019 se contabilizó un monto total de IED por $2.598 millones, de los cuales $1.823 provenían de la potencia norteamericana, según datos del Banco Central de Costa Rica (BCCR). Lo que significa que el peso de las inversiones estadounidenses en territorio nacional representaron el 70% del total.

Ver más!