Por: Manuel Avendaño Arce.   6 noviembre, 2019
Gonzalo Delgado fue electo presidente de Uccaep el 26 de abril del 2018 y renunció al cargo el 6 de noviembre del 2019 tras la presión de varias cámaras empresariales. Fotografía: John Durán.

El descontento de varias organizaciones gremiales del sector productivo con el liderazgo de Gonzalo Delgado al frente de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep) logró su objetivo: la dimisión del presidente de esta entidad.

Gonzalo Delgado, ingeniero civil y expresidente de la Cámara Costarricense de la Construcción (CCC), presentó su renuncia la mañana de este miércoles durante una reunión del Consejo Directivo de Uccaep.

Su salida se da “en aras de fortalecer la unidad del sector empresarial”, informó la organización en un comunicado.

Sobre la figura del presidente de Uccaep recayó una nebulosa de presiones y cuestionamientos en las últimas semanas. Todo empezó el pasado 24 de octubre cuando la Cámara de Comercio y la Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR) anunciaron su separación de la Unión de Cámaras porque no compartían el rumbo y la dirección de Delgado.

El 30 de octubre la Cámara Nacional de Bananeros renunció a Uccaep y la Cámara Costarricense Norteamericana de Comercio (AmCham) le dio un ultimátum al Consejo Directivo para que apruebe un nuevo plan de gobernanza, de lo contrario esta organización también dejará la representación empresarial.

La CCC se sumó a las voces disconformes y el pasado lunes 4 de noviembre pidió la renuncia “inmediata” de Delgado a la presidencia de la Unión de Cámaras.

Ver más!

El resquebrajamiento a lo interno de Uccaep evidencia la necesidad de transformar y modernizar la organización empresarial más importante del país que actualmente agrupa 44 cámaras gremiales.

Yolanda Fernández, presidenta de la Cámara de Comercio, detalló en entrevista con este medio que la separación fue motivada por la falta de liderazgo que no permite satisfacer las necesidades específicas del sector.

“No es un tema de liderazgo personal, es más sobre el liderazgo del gremio. Nosotros consideramos que Uccaep debe someterse a una cirugía más allá de lo estético, quisiéramos ver una Unión de Cámaras o una cúpula empresarial, cualquiera que sea su nombre, más sólida, más estudiosa y más acusiosa de los temas que nos aquejan”, zanjó Fernández.

¿Qué sigue?

Sobre el futuro de la entidad, Álvaro Sáenz, quien ocupada una de las vicepresidencias y asumirá la presidencia de forma interina, explicó que ahora el fiscal debe convocar a una Asamblea General para elegir a un nuevo presidente para que complete el resto del periodo que finaliza en mayo del 2020.

“Llevamos un proceso de año y medio de trabajo sobre la modificación de estatutos para adaptarlos a la situación económica y financiera del país”, explicó Sáenz.

La nueva Asamblea General de Uccaep será convocada en un periodo máximo de 10 a 15 días.

Durante la reunión del Consejo Directivo que se desarrolló la mañana de este miércoles, Gonzalo Delgado escuchó los criterios de los diferentes representantes y decidió renunciar porque “se agotaron los espacios políticos”. Así lo detalló Sáenz.

El Consejo Directivo le reconoció al expresidente su labor fundamental en el apoyo al proceso de aprobación de la reforma fiscal durante el 2018.

Fuertes golpes

La salidas de las cámaras de Comercio, Industria y Bananeros; además de las solicitudes de AmCham y la CCC, fueron fuertes golpes a la gestión del jerarca de Uccaep.

El 24 de octubre el fiscal de la Unión de Cámaras Miguel Schyfter acuerpó a Delgado en una conferencia de prensa en la que también participaron algunos representantes empresariales.

En esa comparecencia ante los medios de comunicación el presidente no contó con el apoyo de ningún miembro de alta jerarquía en el Consejo Directivo, no estuvieron presentes ni Elías Soley, vicepresidente de la organización y presidente de AmCham; ni tampoco Enrique Egloff, líder de los industriales quien tras la salida de la CICR perdió su silla de vicepresidente de la Unión de Cámaras.

El ambiente de Delgado a lo interno de Uccaep era complicado. Por una parte contaba con el apoyo de un grupo grande pequeñas cámaras empresariales, pero se enfrentaba a la molestia de las organizaciones más grandes que también hacen aportes técnicos y económicos más cuantiosos.

Enrique Egloff, presidente de la CICR, explicó que la decisión de renuncia se barajó desde hace varias semanas y que se debe directamente a que la Unión de Cámaras no responde a las necesidades del sector productivo.

“Hemos dado tiempo y hemos estado conversando con otras cámaras empresariales a ver si actuamos, pero no encontramos voluntad ni eco. Llega un momento en que las circunstancias actuales nos obligan a actuar con más firmeza y ante la falta de una respuesta que nos parezca la más conveniente, entonces tomamos la decisión de separarnos”, apuntó Egloff.

En las próximas semanas la organización convocará a una Asamblea General extraordinaria para elegir al representante patronal que ocupará un puesto en la Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y dedicará una parte de la agenda a la discusión de los temas relacionados con el liderazgo, la gobernanza y la estructura de Uccaep.