Por: Manuel Avendaño Arce.   30 octubre
Un grupo de empresarios encabezados por Miguel Schyfter, fiscal de Uccaep, acuerpó la gestión de Gonzalo Delgado como presidente de la organización empresarial. Fotografía: John Durán.
Un grupo de empresarios encabezados por Miguel Schyfter, fiscal de Uccaep, acuerpó la gestión de Gonzalo Delgado como presidente de la organización empresarial. Fotografía: John Durán.

La organización empresarial más importante del país vive una coyuntura difícil de resquebrajamiento interno. Este martes la Cámara Nacional de Bananeros anunció su separación de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep).

La Cámara Costarricense Norteamericana de Comercio (AmCham) le dio dos semanas al Consejo Directivo de Uccaep para que apruebe un nuevo plan de gobernanza, de lo contrario esta organización también dejará la representación empresarial.

La decisión de los bananeros y el ultimátum de AmCham llegan apenas cinco días después de que la Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR) y la Cámara de Comercio, anunciaran su separación de la Uccaep por el descontento con el liderazgo de la entidad frente a problemas de la agenda nacional relacionados con la competitividad, la generación de empleo y el desarrollo económico.

Jorge Osborne, presidente de la Cámara Nacional de Bananeros –que agrupa a empresas como Del Monte, Chiquita Brands, Dole y otros productores nacionales– explicó en entrevista con EF que la decisión de separarse de Uccaep se tomó la noche del lunes y se comunicó este martes.

“No fue fácil después de más de 30 años de pertenecer a esa prestigiosa organización. Estaríamos en la mejor disposición de regresar si se realizara el cambio en la dirección y estrategia”, señaló el vocero.

Para el sector bananero se requiere de un cambio de liderazgo que implica movimientos en el Consejo Directivo de la Unión de Cámaras. Sin embargo, Gonzalo Delgado, actual presidente de la entidad aseguró que no renunciará a su cargo, así lo dio a conocer en una conferencia de prensa el pasado jueves.

ARCHIVO Diálogos con Gonzalo Delgado, presidente de UCCAEP

En ese encuentro con los medios de comunicación, Delgado apareció acuerpado por varios representantes de empresas, pero llamó la atención fue que no estuviera presente Elías Soley, tercer vicepresidente de Uccaep y presidente de AmCham.

Justamente la Cámara Costarricense Norteamericana de Comercio envió una carta este lunes 28 de octubre al presidente de la Unión de Cámaras para pedirle cambios concretos en las próximas dos semanas, de lo contrario, evaluarán la posibilidad de abandonar la organización empresarial.

En la misiva, de la cual EF tiene copia, AmCham hace un llamado de atención: “La crisis que está viviendo Uccaep desde hace varios meses no puede y no debe ser disimulada”.

El escrito también señala que si el estilo de liderazgo del presidente de Uccaep continúa enfocado en marginar las posiciones gremiales de varias cámaras importantes y que este comportamiento, de seguro, redundará en más renuncias y en el desmoronamiento de la Unión.

“Me veo obligado a a comunicarle que si en las próximas dos semanas no se somete a votación del Consejo Directivo el plan concreto que le compartimos hace varias semanas para fortalecer la gobernanza y se establecen fechas específicas para ejecutar el Plan Estratégico sobre el que ya se ha trabajado, nuestro Comité Ejecutivo someterá la decisión de salir de Uccaep a nuestra Junta Directiva en la próxima sesión”, asevera la carta.

Consultado sobre este escrito, Elías Soley, presidente de AmCham, indicó a EF que recibieron con preocupación las últimas noticias relacionadas con las salidas de varias cámaras importantes, por lo que quieren ser parte una de la solución y no acrecentar el problema.

“En AmCham creemos y practicamos la gobernanza corporativa. Por esta razón, consideramos que es necesario contar con procesos claros que empoderen al Consejo Directivo de Uccaep y permitan mayores oportunidades de participación a todos los directores en la toma de decisiones y posiciones públicas de la organización”, indicó Soley.

Rupturas clave

Aunque en el pasado hubo roces y salidas de algunas organizaciones como la Cámara de Exportadores (Cadexco) que se retiró en 1996 y nunca regresó, o la misma Cámara de Comercio que renunció el 2 de febrero del 2006, pero regresó en junio de ese año. Este remezón es de mayores magnitudes.

La elección de Gonzalo Delgado, un empresario del sector construcción, el 26 de abril del 2018, lo enfrentó a la actual presidenta de la Cámara de Comercio, Yolanda Fernández. Ambos buscaron la máxima silla del sector empresarial en el país.

La gestión de Delgado y su estilo de dirección provocaron la molestia de dos de las agrupaciones más grandes de la Uccaep, fue así como el pasado jueves 24 de octubre, las cámaras de Industrias y de Comercio anunciaron su salida de esta organización.

Enrique Egloff, presidente de la CICR y primer vicepresidente de la Unión de Cámaras, detalló que la decisión se barajaba desde hace varias semanas y se debe directamente a que la organización empresarial no responde a las necesidades de este sector productivo.

“Hemos dado tiempo y hemos estado conversando con otras cámaras empresariales a ver si actuamos, pero no encontramos voluntad ni eco. Llega un momento en que las circunstancias actuales nos obligan a actuar con más firmeza y ante la falta de una respuesta que nos parezca la más conveniente, entonces tomamos la decisión de separarnos”, apuntó Egloff.

Yolanda Fernández, presidenta de la Cámara de Comercio, detalló en entrevista con este medio que la separación fue motivada por la falta de liderazgo que no permite satisfacer las necesidades específicas del sector.

“No es un tema de liderazgo personal, es más sobre el liderazgo del gremio. Nosotros consideramos que Uccaep debe someterse a una cirugía más allá de lo estético, quisiéramos ver una Unión de Cámaras o una cúpula empresarial, cualquiera que sea su nombre, más sólida, más estudiosa y más acusiosa de los temas que nos aquejan”, zanjó Fernández.

La CICR y la Cámara de Comercio son dos de las agrupaciones sectoriales más grandes del país en cantidad de afiliados y representan una baja sensible para Uccaep por los aportes técnicos y económicos que destinaban cada mes.

Débil reacción

La respuesta del Consejo Directivo de Uccaep fue débil. La conferencia de prensa del jueves anterior estuvo encabezada por el fiscal Miguel Schyfter quien, en su rol de escudero, salió a defender la gestión de Delgado, pero fue evidente la ausencia de otros miembros de mayor jerarquía en la estructura de mando.

En vivo: Uccaep responde tras separación de la Cámara de Industrias y la Cámara de Comercio.

Posted by El Financiero on Thursday, October 24, 2019

De aquella comparecencia ente los medios de comunicación quedó muy claro que Gonzalo Delgado no va a renunciar, pese a la incomodidad que su nombre y su estilo de liderazgo genera en los grupos disidentes.

Delgado confirmó, en un comunicado este martes, que el Consejo Directivo inició una serie de esfuerzos para conversar con presidentes de las diferentes agrupaciones empresariales con el objetivo de conocer sus posiciones y desacuerdos.

Este miércoles se llevará a cabo una sesión extraordinaria del Consejo Directivo que tiene como fin generar consenso sobre las propuestas de conciliación y el fortalecimiento del sector privado.

“Estamos seguros que son más las posiciones que nos unen que las diferencias que se puedan tener dentro del sector, tal y como lo expresamos la semana pasada, reconocemos el valor de las organizaciones que continúan dentro de la Unión de Cámaras, así como las que han decidido apartarse”, aseguró el jerarca.

En las próximas semanas la organización convocará a una Asamblea General Extraordinaria para elegir al representante patronal que ocupará un puesto en la Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y dedicará una parte de la agenda a la discusión de los temas relacionados con el liderazgo, la gobernanza y la estructura de Uccaep.