Por: Francisco Ruiz León.   28 enero
Una sucursal de la cadena de videojuegos GameStop, cuyas acciones estaban en constante depreciación revivieron estos últimos días a causa de un grupo voluminoso de inversionistas minoritarios. (Fotografía: AFP)

La atención de los mercados está puesta en Wall Street, y no por el acecho de una crisis como la de 2008 o el alza de acciones de grandes empresas.

Se trata, más bien, del aumento desconcertante en las acciones de la empresa GameStop, la cual era considerada por la propia bolsa como una firma destinada a la bancarrota.

Pero el impulso de un grupo de inversionistas organizados a través de la red Reddit cambió el rumbo de la valorización de la empresa, aunque momentáneamente.

EF explica las principales aristas para comprender qué sucede en el corazón financiero del mundo.

¿Qué es GameStop?

GameStop es una cadena dedicada a la venta de videojuegos.

La empresa se ha visto severamente afectada en los últimos años por las transformaciones en el mundo de los videojuegos, pues ahora esta industria se mueve principalmente en línea.

Las acciones de GameStop venían a la baja y en 2019 la compañía registró pérdidas por $795 millones, mientras que el año anterior pudo haber perdido varios cientos de millones, según informó la cadena BBC.

Por esta razón, las acciones de GameStop eran las que más operaciones de “ventas en corto” o short selling tenían.

¿Qué es el short selling?

Para comprender el short selling se debe entender, al menos básicamente, cómo funciona el mercado financiero.

Las empresas cotizan sus acciones en bolsa a la espera de compradores, cuya esperanza es que el precio suba y así obtener ganancias.

Este juego se da en medio de la oferta y demanda propia del libre mercado. Pero hay que sumar también que la misma bolsa publica proyecciones de cuáles acciones podrían subir, por lo que la compra en masa hace que su precio efectivamente suba.

Así, en el caso de empresas que vienen arrastrando malas proyecciones, como GameStop, se enfrentan a la venta en corto o short selling.

“En las ventas en corto se toman prestadas acciones de una empresa que el inversionista cree que disminuirá en valor en una fecha futura establecida. El inversionista vende las acciones prestadas a compradores dispuestos a pagar el precio de mercado. Antes de que estas acciones deban devolverse, el inversionista apuesta a que el precio bajará y podrá comprarlas a un costo menor”, explicó Melvin Garita, economista y gerente general de BN Valores.

Este sería el paso a paso de una venta en corto.

1. Un inversionista proyecta que la acción de la Firma ABC, que en ese momento tiene un valor de $10 en el mercado, verá disminuido su valor en un lapso determinado.

2. El inversionista obtiene “prestadas” 100 acciones de la Firma ABC de un tercero, con quien fija costos de comisión y una fecha de devolución, y vende en esas 100 acciones a $10 cada una. Obteniendo $1.000 por la transacción.

3. El inversionista ahora espera que se cumplan sus proyecciones y que el precio de la acción de Firma ABC se abarate (esto puede suceder por múltiples razones como un mal reporte de ventas trimestrales, un cambio en la regulación de su actividad, una ventaja en algún competidor, etc.).

4. En este ejemplo, el inversionista acierta y las acciones de Firma ABC caen a $5. El inversionista compra las 100 acciones que “debe” a un costo de $500. Las devuelve en el día pactado y obtiene como ganancia esos $500 menos las comisiones que debe reconocerle a quien le “prestó” las acciones.

Si el inversionista falla en su proyección en el lapso pactado perderá dinero.

¿Qué sucedió en este caso?

Según han publicado medios internacionales, un grupo de inversionistas de monto pequeño pero que juntos alcanzan gran volumen decidió unirse para boicotear a millonarios participantes que habían apostado por el short selling con acciones de GameStop.

A través de la red Reddit coordinaron la compra masiva de acciones de esta empresa. Así, siguiendo la lógica del mercado, la demanda de acciones hizo que su precio se elevara rápidamente.

“Esa mayor demanda proviene de un gran grupo de pequeños inversionistas minoritarios y generalmente jóvenes que han empezado a invertir en el mercado accionario desde el año pasado como resultado de la democratización de acceso a través de plataformas de trading de baja o nula comisión y la masiva cantidad de liquidez en el mundo”, señaló Jorge Corrales, analista de BCT Valores.

Las acciones de Gamestop se dispararon el miércoles 27 de enero un 116% al inicio de la apertura de la bolsa de Nueva York y ya el martes habían sumado un alza del 92%, según reportó la BBC.

Para Corrales, si bien este grupo se organiza para crear picos de demanda, sus decisiones parecen carecer de adecuada asesoría, pues “dicha apreciación inicial corre el riesgo de revertirse bruscamente una vez que el valor de la acción sube exuberantemente y empieza a tornarse irracional”.

Esta subida no ha caído nada bien entre los inversionistas que apostaron a la baja de GameStop, pues significa cuantiosas pérdidas.

El caso sienta un remezón en la bolsa, criticada generalmente por jóvenes inversionistas por crear una burbuja y un frágil sistema que causó la crisis de 2008.

Uno de los más afectados ha sido el grupo Melvin Capital, que cerró sus posiciones en corto contra la cadena de videojuegos.

Además, en las últimas horas ha trascendido que la firma recibió una inyección de $2.750 millones por parte de los fondos Citadel y Point72.

¿Qué significa para la bolsa?

El caso ha tenido tal repercusión que la propia Casa Blanca anunció que estaba monitoreando la situación en la bolsa.

Se han empezado a ver tendencias similares con firmas como Nokia y la cadena de cines AMC.

La “policía bursátil”, la Securities and Exchange Commission (SEC), dijo también estar vigilante, pero no hay certeza de si habrá algún tipo de intervención.

Para Corrales, una intervención estaría justificada solo en el caso de que haya alguna práctica ilegal que ponga en riesgo el funcionamiento y la confianza sobre los mercados y el sistema financiero, y agrega que el mercado debería por sí solo corregir cualquier movimiento irracional.

Garita, por su parte, cree que ya el sistema bursátil es “altamente regulado”.

“Existen herramientas suficientes para determinar si han ocurrido acciones ajenas a la normal acción de los mercados, y establecer las responsabilidades del caso si las hubiera”, agregó el economista.

Jacob Frenkel, exfiscal de la SEC, dijo a la cadena AFP que la extrema volatilidad justificaría una acción por parte de la policía bursátil, pero duda, al mismo tiempo, de que un paso así sea dado.

¿Qué podemos esperar en el corto plazo?

Ambos analistas coinciden en que se trata de un panorama de alta volatilidad y especulación.

Se ha dicho que estos inversionistas pequeños estarían coordinando sus acciones para enfrentar al “establishment” de Wall Street.

“Al parecer, en los últimos días han encontrado un mayor apetito por acciones que debido a su deterioro financiero, tienen fuertes apuestas en su contra. Algunos dicen que es para dañar a fondos de Wall Street que apostaban en contra y podría serlo, pero si ese fuese el caso, podrían también estar incurriendo en un riesgo grande”, dijo el analista de BCT Valores.

Por lo pronto, la plataforma de transacciones Robinhood emitió una advertencia a sus usuarios, al tiempo que restringió ciertas transacciones, incluyendo a GameStop y AMC.