Por: Jéssica I. Montero Soto.   3 marzo
La operación de Bayer en el país supera los 40 años y se ha diversificado de operaciones administrativas hacia servicios, manufactura e incluso investigación y desarrollo en campos agrícolas. Foto AFP

El miércoles 3 de mayo la empresa global de capital alemán Bayer anunció la compra de terrenos en Costa Rica, como una inversión a largo plazo, sin detallar monto de inversión o uso probable del espacio.

La firma, cuyo foco está en las ciencias biológicas de la salud y la nutrición, sí anunció que la propiedad adquirida se encuentra en el área adyacente al Parque Industrial Coyol en Alajuela.

Ante las consultas de EF sobre los detalles de la inversión, la empresa respondió con un mensaje corporativo:

“En este momento, Bayer se encuentra en etapa de planeación sobre el terreno. Como compañía queremos reafirmar nuestro compromiso con el crecimiento de la región a través de inversiones en el país. La compra de este terreno corresponde a la confianza que la compañía tiene en la región, su talento y experiencia. Con respecto al terreno, actualmente estamos en fase de planeación para trabajar en nuestro propósito salud para todos, hambre para nadie; en la medida que avancemos iremos informando a los interesados”, acotaron vía correo electrónico.

Bayer supera cuarenta años de presencia en el país, durante los cuales ha desarrollado una operación diversa: tiene oficinas administrativas en Escazú y una planta de dispositivos médicos en Heredia y mantiene en desarrollo un Centro de Servicios Compartidos en Alajuela, que pasó de 25 empleados en 2017 a más 600 en 2020, este ubicado en Alajuela.

Christian A. Meyer, presidente de la compañía y gerente general de la División Farmacéutica de Bayer para la región en la que se haya Costa Rica afirmó que el país sigue siendo un lugar importante, y desde aquí se promueve la investigación y el desarrollo de soluciones enfocadas a la agricultura en dos fincas: una en Limón, para frutales, y otra en Guanacaste para la producción de semillas de algodón.

En el área de la investigación agropecuaria, con incidencia en Costa Rica y otros países de América Latina y el Caribe, Bayer Crop Science (filial del grupo Bayer) anunció recientemente su participación en la Alianza Global de Cooperación de Lucha contra el Fusarium R4T, enfermedad que puede afectar las plantaciones de banano y el comercio internacional de esta fruta y su incorporación a la iniciativa Suelos Vivos de las Américas. En ambos casos, junto con el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

“Como empresa, valoramos enormemente la presencia de talento técnicamente calificado, la sólida colaboración entre la comunidad empresarial y el sector público, y el liderazgo demostrado en el área de la sostenibilidad ambiental”, aseguró Meyer.

La compañía apuesta a que el crecimiento de la población mundial y su envejecimiento, de la mano con un panorama de enfermedades crónicas en aumento, impulsará al alza la necesidad de recursos sanitarios, como sus productos farmacéuticos.

Bayer registró en 2020 una pérdida récord de 10.500 millones de euros (unos $12.670 millones), y entre las causas señaló a las demandas en su contra en Estados Unidos por el uso del herbicida glifosato, que ha resuelto parcialmente con acuerdos extrajudiciales, según informó la compañía en la última semana de febrero.