Por: Krisia Chacón Jiménez.   13 julio
San José, Aserrí, Hotel Colinas Altavista, fotografías de las inastalaciones del Hotel, que comienza con la reapertura de actividades en medio de la pandemia por COVID-19. Fotografía José Cordero

Todo el tejido productivo del turismo nacional está severamente golpeado por la pandemia.

Hoteles desocupados, atracciones cerradas y un turismo local que iba a encender, pero que nuevamente fue apagado debido al aumento de casos por COVID-19.

EF entrevistó a Flora Ayub, directora ejecutiva de la Cámara Costarricense de Hoteles para conocer su perspectiva en relación con la crisis que vive esta industria.

- ¿Cuál será la afectación para el sector hotelero debido las nuevas restricciones vigentes hasta el 19 de julio por el aumento de casos por COVID-19?

Los que están en alerta amarilla no hay problema. El conflicto es con los que están en naranja. Dieron dispensa para el primer fin de semana para que los hoteles que están en zona naranja operaran. Ya estaban llenos para este fin de semana.

El el ICT (Instituto Costarricense de Turismo) sacó una aclaración.

Ahí es donde está la afectación. Eran días de vacaciones, se supone, iba a ser una buena semana.

La gente está angustiada, están llamando a los hoteles porque no hay claridad.

- ¿Ve realista la meta de reabrir fronteras el 1.º de agosto?

Como lo dijo el ministro (de Turismo), el hecho que abran los aeropuertos no significa que al día siguiente ya van a estar los turistas acá, pero que exista una fecha significa que las líneas aéreas puedan comenzar a negociar para vender tiquetes.

Esto va a ir poco a poco. Ya hay líneas aéreas que dicen que empezarán a operar en octubre, pero sí no abren fronteras no se podrá.

Es una necesidad que ya se abran fronteras para que agencias y otros mayoristas comiencen a planear.

- ¿Es posible para los hoteleros sostenerse solo con el turismo local?

Los hoteles ya están cumpliendo con los protocolos, pero hay que tener mano dura porque la gente no hace caso.

Ahora el turismo local es lo único que se puede hacer. Puede que muchos hoteles lleguen a no abrir nunca más si no se hace la otra parte que venimos solicitando, que es flexibilidad con los bancos.

- ¿Cuál es el balance idóneo para mantener un equilibrio entre la actividad económica y el resguardo de salud?

Es muy difícil decirlo porque la salud es primero. Pero si hay salud y no hay reactivación económica, no habrá qué comer.

El presidente ya dijo que el país no aguanta para los nuevos bonos proteger.

Es una combinación entre salud, reactivación económica y empleo.

- Específicamente qué le solicita al Gobierno el sector hotelero?

Flexibilización con los bancos, readecuación de deudas. Ahorita ningún hotel es sujeto a crédito porque no han tenido ganancias en los últimos meses, ni cuentas al día. Eso hay que modificarlo.

Los pagos de agua, luz y las cuotas del seguro social que al parecer se van a ajustar a las jornadas laborales que se han venido cortando. Eso es en esa parte en lo que el Gobierno nos puede ayudar.

Por otro lado está el turismo nacional, pero tenemos que acatar las directrices. La semana entrante iba a ser una buena semana, pero se cerró para algunos. Ahora quedan los de zona amarilla.

- ¿Tienen mapeado cuántos empleos en el sector hotelero se han visto afectados?

El número exacto no, pero los hoteles estuvieron cerrados por tres meses, cero ingresos, cero ocupación. Muchos de los empleos sufrieron reducciones de jornadas laborales, suspensiones temporales y otros despidos.

Pero decirle cuántos exactamente no, porque todavía hay muchos suspendidos.

- ¿Cuál es el grado de daño en el tejido productivo turístico del país? ¿Tienen datos sobre la mortalidad de las empresas a manos de la pandemia?

No se sabe porque todavía se está reactivando.

Todo el sector turismo es cero. Ninguna de las atracciones de turismo se pueden hacer, entonces es un daño del 100% de toda esta gente.

- Puntualmente ¿qué espera del nuevo ministro de turismo?

Él viene del sector privado y hotelero, conoce muy bien esto y tiene más de 20 años de estar en turismo. Esperamos que sí nos ayude.

Hay cosas que no se pueden hacer por directrices de salud, pero esperamos que sea activo.

- ¿Cómo evalúa la gestión de la ministra saliente de Turismo?

Nosotros no podemos evaluar las acciones de ella, porque tuvo que salir por salud. Tuvimos una buena relación y le agradecemos por lo que pudo hacer.

- ¿En qué se ha quedado corto el Gobierno para apoyar a su industria?

En todo lo de los bancos que no ha caminado absolutamente nada.

No se les está pidiendo apoyo económico, es flexibilización con los bancos.

- ¿Y en las medidas de salud?

En la parte de salud los expertos son ellos, que si afecta sí, pero si dan una directriz, nosotros la respetamos.

Peticiones de la Cámara
1. Apertura de fronteras: Abrir fronteras marítimas y aéreas como apoyo a la reactivación económica.
2. Financiero: Apoyo en la readecuación de deudas a largo plazo, créditos accesibles para capital de trabajo, periodos de gracia de mediano plazo y creación de una línea de avales y garantías para acceso a créditos.
3. Seguridad social: Mantener la reducción a un 25 % de la Base Mínima Contributiva (BMC), por 6 meses más.
4. Bono Proteger: Extender el Bono Proteger, al menos, 6 meses más.
5. Servicios públicos: Mantener la reducción y condonación del 50% en el cobro de la electricidad y el agua por 6 meses más.
6. Apoyo legislativo: Apoyo de los diputados en la aprobación de leyes como la flexibilidad laboral, la competitividad y atracción de inversión directa.
Fuente: Cámara Costarricense de Hoteles