Por: Krisia Chacón Jiménez.   9 junio
El Aeropuerto Internacional Juan Santamaría se prepara para recibir a los viajeros una vez que Costa Rica abra sus fronteras. Foto: Jorge Navarro
El Aeropuerto Internacional Juan Santamaría se prepara para recibir a los viajeros una vez que Costa Rica abra sus fronteras. Foto: Jorge Navarro

Los aeropuertos nacionales alistan sus nuevos protocolos de seguridad una vez que Costa Rica abra sus fronteras y el tránsito aéreo comience la ruta hacia la normalidad.

Tanto el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría como el Daniel Oduber, ya cuentan con un plan de medidas y solo necesitan la autorización por parte del Ministerio de Salud y de las autoridades aeroportuarias.

Mascarillas y control de temperatura

En la entrada del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, se instalarán cámaras térmicas que permitirán tomar la temperatura de los pasajeros.

Seguidamente podrán entrar a la terminal donde encontrarán rotulaciones cada 1,8 metros de distancia con el fin de respetar el distanciamiento que ordenan las autoridades de salud.

Ningún acompañante podrá ingresar al área de lobby. Esta área se restringirá exclusivamente para las personas que vayan a viajar.

Además en el aeropuerto se están instalando alfombras a la entrada con químicos que permiten desinfectar las suelas de los zapatos.

En el proceso de check-in se le recomendará a los viajeros que utilicen cualquiera de las 30 máquinas que están disponibles para hacer el proceso de forma personal, y si se debe registrar equipaje, lo recomendable es que lo haga una persona por familia.

El uso de mascarillas es obligatorio para todas las personas que se encuentren dentro del aeropuerto, advirtió Juan Belliard, director de operaciones de Aeris, empresa que administra el Juan Santamaría.

Esta misma medida aplicará para el Aeropuerto Internacional Daniel Oduber, donde solicitarán a los pasajeros contar con la mascarilla en todo momento.

“El protocolo borrador contiene entre otras acciones, la implementación del lavado de manos y aplicación de alcohol en gel dentro de toda la terminal y el distanciamiento social bajo el estricto seguimiento del personal del aeropuerto", afirmó César Jaramillo, gerente general Coriport (administradora del Daniel Oduber).

En el aeropuerto ubicado en Guanacaste, se instalaron barreras de vidrio en las zonas de interacción entre los pasajeros y el personal aeroportuario como en los puestos de las aerolíneas y en el área de migración.

Otra medida que considera la compañía relavante es coordinar para que la llegada y partida de los vuelos con el objetivo de evitar aglomeraciones dentro de las salas.

Con respecto a los locales comerciales que se ubican dentro de las terminales, solo podrán operar aquellas que cumplan al pie de la letra las disposiciones por parte del Ministerio de Salud.

Llegada de vuelos internacionales

Los protocolos que se utilizarán para la llegada de vuelos internacionales consisten también en el uso obligatorio de mascarillas, la toma de temperatura a través de cámaras térmicas ubicadas antes de llegar al puesto de migración y la obligatoriedad de llenar un formulario sobre temas epidemiológicos.

En el Aeropuerto Juan Santamaría habrá unas señalizaciones con códigos QR que los pasajeros podrán acceder a través del wifi gratuito de la terminal. Este código llevará al usuario a un formulario en línea que deberá llenar y después ser enviado a las autoridades de salud.

Esta es una especie de entrevista donde el pasajero deberá indicar el país de origen, si tuvo contacto con alguna persona con COVID-19, si ha presentado síntomas, detalles de contacto, y demás información relevante para darle trazabilidad a estas personas.

Si algún viajero ingresa al aeropuerto con síntomas o si la cámara detecta una temperatura corporal superior a los 38 grados, deberá pasar a una sala donde será entrevistado y atendido por personal médico.

Una vez que la persona haya pasado el puesto de migración, si debe recoger equipaje, no tendrá que esperar a los lados de las bandas del carrusel, sino que el equipaje será puesto en la terminal con debida distancia para que cada viajero identifique sus maletas y prosiga con su camino.

“Tenemos un staff de seguridad que hace que se cumplan los protocolos de seguridad, además que se respete la demarcación dentro del aeropuerto”, afirmó Belliard.

A la salida del aeropuerto, donde se acostumbran aglomerar personas que ofrecen servicios de traslado, habrá policías que velarán porque se respete el distanciamiento y que realmente se encuentran en esa zona porque están esperando a algún pasajero.

En los protocolos de seguridad, no se contempla la opción que se efectúen pruebas de COVID-19 dentro del aeropuerto, debido a que una vez que se abran las fronteras, se volvería insostenible en el tiempo atender a todos los viajeros, según comentó Belliard.

“La prueba debería de hacerse fuera del aeropuerto. Todavía no estamos seguros si esa misma persona va a asumir el costo”, añadió.

Los protocolos se realizaron en conjunto con la Dirección General de Aviación Civil, el Ministerio de Salud y los administradores de los aeropuertos.

“En este momento ya se terminó con la etapa de consulta del protocolo por parte de las líneas aéreas y los operadores terrestres, y lo que sigue es que el Ministerio de Obras Públicas y Transporte lo avale para que finalmente sea el Ministerio de Salud quien dé la validación final”, dijo Jaramillo.

Los administradores de aeropuertos afirmaron tomar en cuenta buenas prácticas de otros países en Asia por ejemplo, acerca de cómo hacer seguro el traslado de los pasajeros dentro de las terminales, aunque están conscientes que en este momento todos los países están aprendiendo acerca de cuáles medidas son las más efectivas para garantizar la seguridad de los viajeros.

Estos protocolos se mantendrán vigentes hasta que del todo haya pasado la ola pandémica, momento que todavía es incierto saber.

En una encuesta global de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, de abril pasado, el 40% de los encuestados indicó que esperará como mínimo seis meses a partir de que se levanten las restricciones para volver viajar en avión.