Por: Andrea Hidalgo.   14 julio
¿Cuáles son sus habilidades que le pueden llevar a crear un emprendimiento? Analícelas. (Foto: Archivo GN).

La noticia que nadie desea recibir y menos en tiempos de crisis, incertidumbre y donde las ofertas laborales escasean es la del despido.

Quedarse sin trabajo en medio de una crisis sanitaria puede ser desesperante y generar sentimientos de angustia, pero es posible que también sea un espacio para la reinvención profesional.

Kattia Rojas, coordinadora de mercadeo de Fundecooperación para el Desarrollo Sostenible, asegura que al quedarse sin empleo lo primero que deben hacer las personas es replantear las necesidades personales, familiares y financieras, reducir al máximo sus gastos y poner a generar sus activos con el fin de obtener algún ingreso.

“Valide las oportunidades que existen en el sector en este momento, es posible que se integre a laborar en otras áreas afines que le permitan desarrollarse y mantener ingresos”, argumenta.

Los emprendedores describen su trabajo como ‘un salto al vacío’, ‘una buena idea con estructura de negocio', o ‘un espacio para ser creativos sin límites'. La idea de emprender durante la crisis económica puede resultar intimidante. EF consultó a varios especialistas y emprendedores para realizar una guía que le oriente en los pasos que debe seguir.

1. Iniciar el proceso de autoconocimiento

Diego Benitez, director de la empresa consultora Empodérate, explica que el proceso de reconocimiento de fortalezas y oportunidades de mejora le permitirá a las personas transformar sus habilidades en fuente de ingreso y potenciarlas.

El especialista recomienda a las personas emprender en aquello que tenga una habilidad natural o algún conocimiento para que sea más fácil el arranque.

“El primer paso es descubrir sus talentos y habilidades para aprovecharlas en un posible negocio. Así como los conocimientos adquiridos en su vida personal y profesional, que le sumen valor en este momento”

2. Analice el mercado

Alineado a sus habilidades o objetivos personales realice un análisis de lo que existe en el mercado y cómo puede mejorarlo.

Proyecte el comportamiento del mercado. Para emprender, debe existir una oportunidad de negocio y divisar el o los clientes finales para convenir con ellos.

Siempre existirán “vacíos” en el mercado que podrán solventarse con nuevas ideas. El emprendimiento debe basarse en lo que el cliente necesita. Para iniciar una actividad productiva se debe escuchar lo que sucede a nivel internacional, nacional, en la comunidad y lo que las personas requieren.

“Muchos de los errores se presentan en ejecutar actividades productivas saturadas, como por ejemplo, fabricación de mascarillas médicas, donde el sector, para este producto ya se encuentra abarrotado”, explica Kattia Rojas.

Para principios del 2020 la incubadora Auge de la Universidad de Costa Rica (UCR) se dio a la tarea de investigar cuáles son los campos fértiles para desarrollar ideas innovadoras con potencial de éxito tanto a nivel nacional como internacional.

A raíz de los estudios, nació un listado de 40 problemas que existen en la sociedad y que eventualmente pueden ser resueltos por nuevas empresas.

Los problemas se dividen en cuatro grandes áreas: ambiente y energía; agroalimentarias; salud y bienestar; y sociedad inteligente. Es decir, en estos campos es en donde podría establecer su emprendimiento, siempre y cuando brinde una solución.

Ver más!

Recuerde considerar y consultar sobre requerimientos del negocio, marca, precios y competencia. Una vez tenga esto listo, estructure su propio “plan de negocios”.

3. Capacítese

Probablemente no cuente con todas las herramientas para el desarrollo de su emprendimiento por lo que los expertos recomiendan capacitarse constantemente de manera tal que su ‘caja de herramientas’ sea los suficientemente grande y profunda para suplir las necesidades de su negocio.

Actualmente hay múltiples plataformas en línea que le permiten llevar cursos de manera gratuita. Asi mismo hay muchas iniciativas gubernamentales y privadas disponibles, reglamentos, legislaciones, capacitaciones y consejos sobre Mi PyMes y emprendedurismo. Esas instrucciones están disponibles en entidades como el Ministerio de Economía, Industria y Comercio, Ministerio de Agricultura y Ganadería, Parque La Libertad, Instituto Nacional de Aprendizaje, Fundecooperación, Universidad de Costa Rica, Universidad Nacional, Instituto Tecnológico y municipios.

Investigue sobre encubadoras de proyectos como Auge de la Universidad de Costa Rica (UCR), que impulsan a quienes desean comenzar con su negocio a través del Programa de Innovación Tecnológica (PITs). Este tiene como objetivo el desarrollo de soluciones innovadoras que incentiven la creación de proyectos y empresas de base tecnológica.

4. Planifique su presupuesto

En estos momentos es fundamental que busque crear un emprendimiento donde la inversión no sea muy alta y genere ganancias por volumen.

Realizar un control de su flujo de ingresos y gastos será fundamental. Debe hacer un análisis para saber con cuáles recursos cuenta, realice un presupuesto mensual donde determine, si ya cubrió sus necesidades básicas y las de su familia, cuanto le queda para invertir en su negocio.

Los supuestos financieros y proyecciones en estos casos deben ser muy bajos por los primeros meses de funcionamiento. Además, en la situación actual sería normal carecer de porcentajes de crecimeinto.

5. Posicione su marca

Para este espacio es de suma importancia el dominio de tecnologías digitales de manera tal que le permitan visibilizar su negocio. Actualmente las tecnologías digitales no requieren de un alta inversión y su capacidad de amplificar mensajes e información es muy amplia por lo que realizar una estrategia digital que posicione su marca en el mercado será fundamental.

“Cuando uno tiene un negocio uno se convierte en la cara e imagen de la empresa, por lo que trabajar en que nuestra marca personal genere confianza al cliente, genere seguridad y nos perciba comprometidos es fundamental y eso es posible transmitirlo a través de redes sociales”, explicó Benitez.

La inversión en actualización de tecnologías digitales fue uno de los principales aprendizajes, pues las compañías empezaron a prestarle más atención y pudieron observar la relevancia de estas herramientas.

Además quedó en evidencia que es cada vez es más necesaria para el funcionamiento óptimo de los negocios y que además responde a las nuevas necesidades de los consumidores.

Finamente, realice un plan de trabajo donde se asigne tareas diarias que se comprometa a cumplir.