Por: Carlos Cordero Pérez.   7 julio
Las ideas también pueden surgir pidiendo colaboración a otras personas, incluyendo clientes potenciales. (Imagen archivo)
Las ideas también pueden surgir pidiendo colaboración a otras personas, incluyendo clientes potenciales. (Imagen archivo)

Iniciar un negocio implica retos personales en múltiples dimensiones y en tiempos de pandemia del COVID-19 una buena dosis de empeño y visión para captar oportunidades.

Pero una cosas es el querer (voluntarismo) y otra hacerlo con algo de ciencia, por lo que al menos para debería responder algunas preguntas claves:

–¿Qué voy a vender? 

–¿Es un servicio o producto?

–¿Mi producto o servicio es de elaboración propia o necesito proveedores? 

–¿Qué tipo de medios de pago voy a aceptar? 

–¿Voy a contratar proveedores para algunas operaciones (outsourcing y hosting)?

–¿Cuáles son los clientes potenciales y sus necesidades?

–¿Cuáles son los competidores y qué ofrecen?

–¿Cuál es la diferencia o valor agregado que voy a ofrecer?

–¿Cuáles son los canales en línea apropiados para acercar y venderle a los clientes?

Con estas y otras preguntas podrá ir armando un plan de plan de negocios, en el cual se establezcan los costos y un presupuesto, ponerle nombre a la empresa y registrarla.

“Es importante entender que si bien es cierto, el e-commerce no requiere tanta inversión como una tienda física, si requiere recursos para adquirir la tecnología necesaria”, advirtió Alejandra Alfaro, experta en mercadeo digital y profesora de Universidad Cenfotec.

La tecnología le permitirá crear catálogos, gestionar los inventarios y el sitio web, facturar, comunicarse con su mercado y con cada cliente, y comercializar por medio de redes sociales, correo electrónico, WhatsApp y llamadas telefónicas, entre otros. 

La tecnología también le ayudará a establecer relaciones estratégicas con bancas o facilitadores de pago, compañías de servicios web, fotógrafos, diseñadores gráficos y la cadena logística, desde el almacenamiento hasta la entrega final al cliente.

Recurra a asesorías para que le ayuden a afinar el plan del negocio y su implementación. (Foto archivo)
Recurra a asesorías para que le ayuden a afinar el plan del negocio y su implementación. (Foto archivo)

Alfaro recalcó que el sitio web y las redes sociales vinculadas deben enfocarse en lo que se va a vender, mostrando las ventajas, características, precio, existencias y demás datos necesarios de su oferta. 

También debe ofrecer un espacio que sencillo para el cliente, que ofrezca la información necesaria (fotos y textos) de manera concisa y amigable para el posible consumidor.

Abra perfiles de su negocio en redes sociales (como Facebook, Instagram, Twitter) y un correo empresarial con un nombre de usuario que refleje la seriedad del negocio (Gmail puede brindarle una dirección con el nombre de su empresa).

Asimismo requerirá un número telefónico fijo y otro móvil para consultas a través de WhatsApp.

Tenga en cuenta que al menos una persona debe estar dedicada al servicio al cliente. 

Esa persona debe contar con fácil acceso a la información del negocio y debe ser muy asertivo al comunicarse, para que se aumenten las posibilidades de realizar las ventas y, en especial, que el cliente quede satisfecho y con ganas de seguir en contacto. 

La respuesta puede variar dependiendo del tamaño del negocio, pero se recomienda una respuesta inmediata y estándar que le indique al cliente que pronto se le contactará.

Recuerde contar con sistemas de seguridad informática para proteger sus datos y los de sus clientes y proveedores.

La capacitación en estos procesos juega un papel sumamente importante, para lo cual se pueden ver opciones como Coursera, eDX, Cenfotec y Google, por ejemplo.

Las personas emprendedoras también deben considerar recurrir a los centros de incubación de empresas que hay en el país, como Auge y ParqueTec.

Recuerde que en la actualidad puede recurrir a servicios en línea de distintos proveedores para que le ayuden en sus requerimientos tecnológicos y de asesoría, con menores costos y múltiples facilidades.

Por ejemplo, hay un amplio espectro de plataformas para tener una tienda en línea. Busque siempre recomendaciones de emprendedores que ya utilicen esos servicios.

Consejos técnicos
Web: buscar opciones de calidad y contar con buena conexión a Internet.
Diseño: describir los servicios, espacios para sugerencias y fotografías.
Logística: orden, relación con compañías de entrega, alimentación de sistema de inventarios.
Sistema de pagos: depósitos, tarjetas de crédito, Sinpe Móvil, etc.
Clientes: establecer mercado meta, estrategia, promociones, descuentos.
Fuente: Cenfotec