Por: Carlos Cordero Pérez.   21 enero
El grupo de trabajo de Camtic tiene el objetivo de sensibilizar e impulsar el desarrollo de soluciones de 5G e IoT para aprovechar el potencial de mercado y la demanda de servicios en estos campos a nivel global. (Imagen archivo)

La rápida adopción de la tecnología móvil de quinta generación (5G), y con ella de Internet de las cosas (IoT), generan un alto potencial de negocios y una creciente demanda de soluciones tanto para la industria informática como para otros sectores a nivel global. Para Costa Ric, un atraso en su adopción podría pasar la factura.

“No hay suficiente conciencia del potencial. Como país estamos aún muy tranquilos, sin ver el tsunami que viene. Estamos discutiendo lo de frecuencias, cuando eso debió resolverse hace tiempo. Deberíamos estar discutiendo implementaciones de 5G”, advirtió Adolfo Cruz, CEO de Next Curve y directivo de la Cámara de Tecnologías de Información y Comunicación (Camtic).

Este 21 de enero Camtic realizará el lanzamiento del Capítuo IoT/5G, un grupo de trabajo cuyo objetivo es sensibilizar a las empresas de tecnología de la información y las comunicaciones (TIC) y de otras industrias, academia y gobierno sobre las oportunidades de mercado y servicios que tienen estas plataformas para el país.

En el caso de IoT y 5G el objetivo es articular a empresas, academia, Estado y entidades internacionales que impulsen el conocimiento, la formación técnica y el posicionamiento de Costa Rica para el desarrollo de soluciones.

El lanzamiento se realizará con la participación de las firmas Nae, Arweb, Lantern, Claro y Telefónica, así como del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt).

“Queremos articular esfuerzos”, explicó Cruz. “Hemos venido mapeando lo que tenemos en el país, conversando con las universidades, las empresas y con fondos de inversión para optimizar el ecosistema para desarrollo de soluciones”.

La Cámara ya tiene experiencia en este tipo de iniciativas, como cuando surgió en los años 90 —en ese momento como Cámara Costarricense de Productores de Software o Caprosoft— para el desarrollo de servicios locales en Internet.

Camtic también cuenta con otros grupos de trabajo en algunas áreas de importancia, como comercio electrónico y ciberseguridad.

Acelerar

El diagnóstico es claro: hay que acelerar. En Costa Rica estamos en un nivel incipiente en desarrollo de infraestructura, formación y en la oferta de productos y servicios de IoT y 5G.

Lo poco que se ha avanzado es impulsado por la iniciativa privada. Ya existe un consorcio de IoT, con empresas que brindan servicios de implementación en diferentes áreas, incluyendo a nivel municipal para alertas de emergencias.

Hay experiencias de firmas, como Azucarera El Viejo en Guanacaste, que prueban y utilizan aplicaciones de IoT en sus cultivos. También hay algunas manufactureras utilizando sensores en sus cadenas de producción.

Cruz indicó que, en el sector académico, universidades como el Instituto Tecnológico de Costa Rica y la ULatina vienen realizando modificaciones en sus programas de estudio en carreras relacionadas.

La Universidad Cenfotec reportó que ya brinda cursos para tres técnicos en IoT: uno general, otro especializado en el agro y uno más de arquitecto de soluciones o XTOL.

A nivel de infraestructura el Micitt apenas pidió a la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) indagar sobre el interés de los operadores y otras empresas para participar en la subasta de frecuencias para 5G.

El paso —aparte de tardío— es criticado por la industria por dejar de lado bandas del espectro que son imprescindibles, que no se están utilizando y que están en poder del Grupo ICE, generando un desequilibrio entre operadores.

La falta de una red 5G en Costa Rica ya pone en desventaja a las empresas locales. Según Cruz hay firmas que han perdido negocios, pues los clientes en países desarrollados —donde ya tienen redes 5G— piden soluciones, aplicaciones y desarrollos que aprovechen este tipo de redes.

En algunos países (como Colombia, Perú y Chile) hay proyectos pilotos y los gobiernos locales de algunas ciudades impulsan la atracción de firmas externas e inversiones que desarrollen soluciones en IoT y 5G.

Aplicaciones

Las redes 5G se combinan con las de 4G y wifi 6 para brindar altas velocidades y baja latencia en la transmisión de datos, lo que permitiría aplicaciones en movilidad y transporte (incluyendo vehículos conectados y vehículos autónomos).

Otros sectores de aplicación son la manufactura (en las cadenas de producción), energía (en gestión de la producción, distribución y consumo), salud (monitoreo y atención de pacientes), agricultura (control de cultivos y automatización de sistemas de riego, por ejemplo) y comercio detallista (atención de clientes, reducción de costos, logística).

En Asia —en Corea del Sur y Singapur, por ejemplo— se desarrollan plataformas de “ciudades inteligentes”.

Si bien las soluciones en estos campos se vienen implementando desde hace años, con 5G se acelerarían. “Habrá soluciones que no podemos imaginar”, afirmó Cruz.

La conectividad aumentaría para maquinaria, equipos y dispositivos a nivel empresarial, doméstico y personal que pueden conectarse a redes 5G. También se transformarán máquinas, equipos y dispositivos analógicos (que actualmente no tienen conectividad) mediante diversos componentes, lo que se conoce como IoT legacy.

En el primer caso, por ejemplo, están refrigeradoras que cuentan con conectividad, pantallas y aplicaciones. En el segundo caso, a una refrigeradora analógica (sin conectividad) se le agregan componentes, sensores y sistemas para transformarla en un equipo inteligente con múltiples utilidades y aplicaciones.

El desarrollo de soluciones de IoT y 5G también deberá contemplar los desafíos en seguridad, compatibilidad, protocolos y estándares, y regulación (en especial en privacidad de datos), lo que a su vez implica oportunidades para la industria.

Costa Rica tienen ventajas para avanzar, pues cuenta con el talento humano para diseñar todo tipo de aplicaciones, servicios y productos.

“Tenemos ingenieros en diseño industrial, mecatrónica, electrónica y robótica que terminan implementando soluciones que vienen de afuera, pero que tienen la capacidad para realizar sus propios diseños innovadores”, recalcó Cruz.