Por: Carlos Cordero Pérez.   11 septiembre
La app Concasa Life ya fue probada con 300 usuarios. (Foto para EF)

La mayoría de los clientes de los proyectos inmobiliarios de Concasa son menores de 40 años, usuarios frecuentes de la tecnología, y para quienes comprar y usar servicios deben ser acciones simples, automatizadas y de inmediata respuesta.

Para las diferentes industrias, no solo la inmobiliaria, implica entender muy bien el comportamiento, los hábitos y el estilo de vida de nichos de mercado que en la actualidad tienen poder de compra y pasaron de potenciales compradores a clientes actuales.

En la práctica un cliente se sentirá más cómodo si puede autorizar el acceso desde alguna aplicación a una visita, a la persona del aseo o a un servicio de transporte (taxi o Uber). O si puede hacer una reservación de una amenidad en el condominio o reportar alguna situación de forma digital.

“El consumidor está acostumbrado a experiencias digitales y espera una experiencia a través de apps”, dijo Alfonso González, gerente de mercadeo de Concasa.

La compañía, que tiene 35 años de operación, lanzó una aplicación móvil o app denominada Concasa Life que estará disponible en una primera etapa en Campo Real, en San Rafael de Alajuela, y luego se extenderá a sus otros 14 proyectos en esa localidad, Jacó y Curridabat, así como el que pronto se inaugurará en Ciudad Colón.

La demanda de servicios automatizados profundiza la tendencia iniciada hace cinco años con el uso de aplicaciones web o móviles en la búsqueda de agentes inmobiliarios y proyectos residenciales por parte de las nuevas generaciones.

Los usuarios pueden utilizar diferentes dispositivos móviles para ingresar y aprovechar las funcionalidades de la app. (Foto para EF)

La plataforma Zillow, que recopila información sobre ventas inmobiliarias en Estados Unidos, había reportado que nueve de cada 10 compradores jóvenes realizan búsquedas en Internet o apps y realizan recomendaciones en línea.

La nueva generación de compradores también demanda servicios de tours privados (virtuales y presenciales), alertas de viviendas disponibles y cambios de precios, recomendaciones financieras e información de propiedades que se ajusten a sus criterios.

Zillow también advirtió el 8 de setiembre que, debido a la necesidad de realizar teletrabajo debido a la pandemia, aumentan las posibilidades de mercado de viviendas en zonas alejadas para dos millones de potenciales clientes que actualmente alquilan en los centros de ciudades.

Todo en la app

Cuando Concasa inició operaciones el mercado era muy distinto y el acercamiento a los compradores de vivienda era tradicional.

La visión de la empresa ahora es, apoyándose en la tecnología, generar una experiencia similar a la que se obtiene en una tienda Apple en EE. UU., desde el diseño del producto, el proceso de compra y la vida ya en el proyecto, todo con el objetivo de construir una comunidad.

Mediante un convenio con Purdy Motors y OMNí ya se ofrecía alquiler de vehículos, bicicletas y scooters eléctricas en los proyectos de San Rafael de Alajuela.

En marzo anterior, precisamente cuando inició la pandemia del COVID-19 en el país, se empezó a utilizar una plataforma de asesoría en línea, mediante la cual la persona interesada puede realizar una visita virtual.

La app fue desarrollada con una inversión de $150.000

El servicio permitió realizar hasta 60 encuentros virtuales por mes desde entonces, una buena parte de los cuales son costarricenses residentes en EE. UU. que deseaban regresar al país y tener resuelto dónde vivir. De hecho se cerraron 15 compras de este modo.

Otros clientes que residen en Costa Rica iniciaron el proceso de compra en forma virtual y luego, conforme lo permitieron las medidas de apertura sanitaria, realizaron visitas personales a las unidades de su interés.

Ahora la app, desarrollada con una inversión de $150.000, permite ir más allá de la compra.

Lo lógico es que una aplicación web o móvil facilite las funciones más comunes, como el control de accesos y la solicitud de servicios de amenidades. Pero los clientes esperan más de lo usual desde que descargan la app, especialmente que no sea un proceso tedioso y lento.

El primer test es el registro del usuario. En el caso de la app de Concasa –para la cual ya se realizó una prueba piloto con 300 usuarios– el cliente crea un usuario, escanea su cédula y la unidad asociada a una finca filial (casa o apartamento).

El sistema realiza la validación en línea con el Sistema de Verificación de Identidad del Registro Civil y el Tribunal Supremo de Elecciones, en el primer caso, y con el Registro de la Propiedad, en el segundo.

Si es inquilino, el propietario de la casa o apartamento alquilado debe ceder los derechos a través de la misma app, para lo cual le envía un código QR con el que la persona que alquila realiza el proceso anterior.

Con la app se puede autorizar el ingreso de invitados, trabajadores, servicios, transporte (taxi o Uber) y entregas. Si la persona que va a ingresar no está autorizada, los guardas escanean la cédula y envían una notificación al residente para que acepte o rechace, todo por mediante la aplicación.

En los casos de invitados y trabajadores se indica si son para una fecha específica, recurrentes o permanentes. Aquí también se valida con el sistema del Registro Civil.

La app también permite al residente ver la disponibilidad y realizar reservaciones de amenidades (canchas de tenis, salón de fiestas, rancho de barbacoa y piscina, entre otras), según cada proyecto y las medidas de emergencia por el COVID-19.

En la agenda también aparecen las reuniones o juntas de condominios, así como otros eventos que se realicen (virtuales o presenciales, siempre de acuerdo a las normas sanitarias actuales).

Cuando se requiera algún servicio de mantenimiento o reparación, el residente genera un tiquete para reportarlo (incluso con fotos) y se coordina la cita; el equipo revisa el histórico y define el tipo de herramientas que se requerirá.

Se espera que 15.000 usuarios, incluyendo a los residentes en los proyectos de San Rafael de Alajuela, aprovechen las facilidades tecnológica y otros servicios a su disposición. (Foto para EF)

El servicio está disponible en el sitio web y en octubre se incluirá en la app.

Los residentes también obtienen descuentos con unas 40 marcas comerciales, como Altea, Mr Jeff, Laboratorios Echandi, Persianas Canet, Natural English y gimnasios y centros educativos de sus zonas, para lo que se genera un código en la app.

Una de las funcionalidades más novedosas es Kaddi, un servicio de delivery con carros de golf dentro del macro-condominio ubicado en San Rafael de Alajuela (15 proyectos, 3.300 unidades y unas 10.000 personas) para servicio express en las tiendas ubicadas en el área comercial interna.

El objetivo es acelerar la entrega de las compras, pues anteriormente al utilizar un delivery tradicional había esperar que el mensajero se trasladara desde donde estuviera hasta el proyecto (para lo cual se debía autorizar su ingreso), que recogiera la orden y que la entregara.

González aseguró que este servicio de Kaddi también se tendrá disponible en otros proyectos de Concasa.

En detalle
Funcionalidades que ofrece la app:
Acceso de visitas: crea los permisos de acceso al macroproyecto y al condominio de las visitas personales y servicios de entrega y de transporte.
Amenidades: permite revisar las amenidades y reservar en la fecha y horarios disponibles; se genera un código de reserva para participar e ingresar al condominio.
Kaddi: servicio a domicilio que ofrece la opción de solicitar las compras, platillos especiales, medicamentos y otros servicios para recibirlos en la puerta de la casa.
Beneficios: el usuario podrá conocer el detalle de los descuentos y promociones disponibles en diferentes comercios.
Fuente: Concasa.