Por: Carlos Cordero Pérez.   28 abril
La huella dactilar, fotos y datos de los ciudadanos registrados por el TSE permiten a las entidades, empresas y otros usuarios identificar la identidad de sus clientes, a través de un servicio en línea comercializado por el mismo Tribubal y Racsa. (Foto Jorge Castillo / Archivo GN)
La huella dactilar, fotos y datos de los ciudadanos registrados por el TSE permiten a las entidades, empresas y otros usuarios identificar la identidad de sus clientes, a través de un servicio en línea comercializado por el mismo Tribubal y Racsa. (Foto Jorge Castillo / Archivo GN)

El Banco Promerica utiliza el Sistema de Verificación de Identidad (VID) de sus clientes, desarrollado por el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) de Costa Rica desde el 2017.

Cuando una persona está realizando un trámite, brinda su número de cédula y coloca el dedo en el lector de huella dactilar.

El sistema realiza la comparación de la huella con la registrada en el TSE cuando el cliente realizó su trámite de cédula.

Si no hay correspondencia, emite una alerta. Si es la respuesta es positiva se muestran los datos del cliente, incluyendo foto, nombre y cédula, para la debida verificación por parte del ejecutivo de servicio.

“Lo más importante de mencionar es que logramos determinar que nuestro cliente es quien dice ser y de esta manera evitamos suplantación de identidad”, dijo Rodmey Jiménez, jefe de seguridad de Banco Promerica.

El sistema de verificación de identidad indica los pasos a seguir para cumplir el proceso de corroboración. (Foto cortesía TSE).
El sistema de verificación de identidad indica los pasos a seguir para cumplir el proceso de corroboración. (Foto cortesía TSE).

Actualmente hay 113 organizaciones que utilizan el VID para evitar fraudes ocasionados por sujetos que portan documentos de identidad falsos. Entre los usuarios del sistema se encuentran notarios públicos, entidades financieras y cadenas comerciales.

A través del VID se han realizado dos millones de consultas desde mayo del 2015, cuando se lanzó como plan piloto.

“Es un proceso muy preciso”, aseguró Dennis Cascante, director general de estrategia tecnológica del TSE.

El servicio es comercializado por el mismo TSE y Radiográfica Costarricense S. A. (Racsa) y el pago se deposita en una cuenta del Estado, autorizada por la Tesorería Nacional del Ministerio de Hacienda.

Los recursos se destinan posteriormente para mejorar los servicios que son competencia del TSE.

La entidad también ofrece certificados digitales para que las personas tramiten y obtengan este tipo de documentos en línea. El ciudadano paga ¢1.500 vía Internet con tarjeta de débito o crédito y evita trasladarse a una oficina del Registro Civil.

Cada certificado tiene una validez de 30 días naturales y puede usarse en diversos trámites, a diferencia del certificado físico. Cada mes se emiten 56.500 certificados, según el TSE.

Detalles

Los fraudes mediante suplantación de identidad han demostrado que exigir la cédula no es suficiente.

El VID permite corroborar la identidad basándose por ahora en la huella digital de la persona que se presenta en el banco, en un comercio o ante un notario.

La empresa, entidad o bufete legal recibe el aplicativo informático directamente mediante un disco compacto, las instrucciones de uso y las claves correspondientes.

Además, se realiza un enlace seguro por medio de Internet. La velocidad de la conexión es de 2 Mbps mínimo.

El precio del servicio del VID depende del paquete elegido.

Si se requiere efectuar hasta 200.000 consultas mensuales el costo es de $0,11 por cada una. Cuando son más, es el mismo costo por cada corroboración de identidad adicional.

Cuando se necesita hacer solo cinco consultas por mes, el costo es de $1.

“Es sencillo de instalar y de usar”, recalcó Cascante. “El costo es muy inferior al riesgo de sufrir un fraude”.

Las empresas, entidades y usuarios del sistema deben contar con lectores de huella digital, cuyo precio oscila entre $30 a $200 según marcas y modelos.

Próximamente se habilitará el reconocimiento facial.

El funcionario recordó que los notarios son responsables por la identidad de las personas que realizan trámites de propiedad.

A las cadenas comerciales el VID también les ayuda a la hora de brindar financiamiento a los clientes.

En las entidades financieras (incluyendo bancos y cooperativas) también se requiere la corroboración de la identidad de los clientes cuando realizan alguna transacción.

El sistema indica cuál es la huella a corroborar. Si hay correspondencia muestra los datos de la persona; de lo contrario, emite una alerta. (Foto cortesía TSE).
El sistema indica cuál es la huella a corroborar. Si hay correspondencia muestra los datos de la persona; de lo contrario, emite una alerta. (Foto cortesía TSE).

BAC Credomatic también se usa el VID desde hace tres años para la validación de los clientes en el momento de entrega de productos, valores o servicios “sensibles”, como tarjetas y claves de ingreso a plataformas digitales.

Laura Moreno, vicepresidente de relaciones corporativas de BAC Credomatic, indicó que el mayor beneficio es la eliminación de los casos de suplantación de identidad.

Adicionalmente el VID permite evitar controles que son más complejos y que alargarían trámites y complicarían la experiencia de los usuarios.

“Estamos buscando hacer más práctico y simple el servicio para nuestros clientes y el VID es una herramienta que usamos en esa dirección”, aseguró Moreno.

Especificaciones
Detalles del sistema de Verificación de Identidad (VID):
En tiempo real: Comprueba en línea las huellas dactilares del cliente.
Comparación: La huella del cliente debe corresponder con la registrada por el TSE.
Datos: Una vez cotejada la huella digital, en la pantalla aparecen los datos de la cédula de identidad (nombre, foto y firma).
Alerta: Si no hay correspondencia, se envía una alerta indicando que los datos no corresponden a la persona consultada.
Costo: De $0,11 a $1 dependiendo del paquete elegido según las necesidades del usuario.
Solicitud: La solicitud del servicio se realiza ante el Departamento de Comercialización del TSE y en Racsa.
Fuente: TSE