Por: Carlos Cordero Pérez.   13 mayo
Melissa Guevarra y Giorgio Bolzoni son los creadores de FoodNotes, una aplicación para que los clientes de los nutricionistas puedan tener a mano los planes de alimentación recomendados y seguirlos. (Foto Jeffrey Zamora)

Melissa Guevara desde hace dos años se unió a Giorgio Bolzoni para crear FoodNotes, una aplicación dirigida a nutricionistas. La herramienta pretende facilitar que sus clientes puedan cumplir los planes de alimentación recomendados.

Tras un proceso de asesoría en la incubadora Costa Rica Open Future, actualmente la app está en la fase de pruebas y empezará a ser comercializada en el mercado local en agosto próximo.

“Actualmente hay varias opciones de expedientes médicos, pero no encontramos ninguna para nutricionistas”, dijo Guevara.

Ella estudió Ciencias Políticas en la Universidad de Costa Rica y luego realizó una maestría en la London School of Economics and Political Science, en Inglaterra, enfocada en desarrollo internacional.

El postgrado trata sobre la gestión de políticas públicas para el desarrollo e incluía cursos sobre emprendimiento y tecnología.

Cuando regresó a Costa Rica, hace dos años, empezó a trabajar como consultora en el área comercial y de mercadeo para empresas de tecnología de información.

Prácticamente al mismo tiempo, Guevara y Giorgio Bolzoni, ingeniero industrial de la Universidad Invenio, ubicada en Tilarán, empezaron a trabajar en la aplicación.

Bolzoni también venía trabajando en la creación de emprendimientos en educación y tecnología. Además, había trabajado en la industria médica.

La aplicación FoodNotes se puede encontrar y utilizar desde diferentes dispositivos. (Reproducción EF)
De una hoja a la app

Ambos son aficionados a la práctica del boxeo y conocen la importancia de la nutrición para los ejercicios y el deporte. Sin embargo, se dieron cuenta de que no había ninguna herramienta que les facilitara a los nutricionistas y sus clientes tener a mano el plan de alimentación, gestionar las citas y manejar los datos.

Normalmente los especialistas llevan una hoja de cálculo para apuntar los datos y realizan los chequeos físicos con la tecnología InBody, que da cuenta de diferentes datos, entre ellos el peso y la composición corporal.

El plan lo envían a los clientes en un documento de procesador de texto o en un PDF que el paciente debe guardar o al que le debe tomar un pantallazo para tenerlo a mano en su celular.

Internacionalmente, Guevara y Bolzoni revisaron otras apps y encontraron que hay algunas que llevan el conteo de las calorías consumidas. Sin embargo, están enfocadas en alimentos que no se encuentran en el país. Por tal razón decidieron crear una aplicación que facilitara todo el proceso.

El desarrollo de la herramienta se realizó con la ayuda de una nutricionista amiga. También la validaron con otras profesionales en este campo.

Para crear la plataforma recurrieron a un desarrollador, y una diseñadora les ayudó en la generación de la marca y la identidad.

Hasta ese momento pensaban que tenían todo listo.

La aplicación FoodNotes muestra los datos o estadísticas de avance de cada persona. (Foto Jeffrey Zamora)
Repensarlo todo

A mediados del año 2018 participaron en la convocatoria realizada por Costa Rica Open Future, una iniciativa de Telefónica (Movistar), el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones, y el Ministerio de Economía, Industria y Comercio.

En este programa también participaron el Centro Nacional de Alta Tecnología, la incubadora Createc y el Consejo Nacional de Rectores.

Los requisitos fundamentales que FoodNotes debía cumplir era tener un alto componente tecnológico y, por supuesto, resolver un problema de algún segmento del mercado.

Con la mentoría recibida en Costa Rica Open Future, Melissa y Giorgio reconfiguraron el problema por atender, el modelo de negocios y hasta la forma de comunicarse.

Por ejemplo, inicialmente pensaban que podían cobrar a los nutricionistas según la cantidad de clientes o pacientes que atendieran y a los que facilitaran el ingreso a la app.

La asesoría recibida los llevó a definir una mejor estrategia: se establece un costo mensual más accesible, el cual es cubierto por el nutricionista, independientemente de la cantidad de clientes.

Guevara reconoció que el proceso les ayudó a cuestionar y a repensar todo lo que habían pensado del proyecto y “daban por sentado”.

En FoodNotes el cliente puede ver el tipo de alimento y las porciones que le corresponden consumir. (Foto Jeffrey Zamora
De la prueba al lanzamiento

En este momento FoodNotes está en la etapa de pruebas, por lo que los nutricionistas que lo deseen pueden experimentar con la herramienta sin costo alguno.

Actualmente hay 12 nutricionistas probándola, así como 180 pacientes.

Posteriormente, el servicio tendrá un precio de $50 mensuales por nutricionista, lo que le permite brindar acceso a sus pacientes.

“Es una web stop app para gestionar, asesorar y monitorear los planes de forma personalizada”, dijo Bolzoni. “El nutricionista tendrá más herramientas para su negocio”.

Al servicio se accede a través del navegador de Internet del móvil y la computadora. Se puede descargar un acceso directo que se organiza en el escritorio del dispositivo.

Cada paciente podrá encontrar, en una cuenta personal, sus objetivos, el plan de alimentación, un menú personalizado, el historial de consumo y sus citas.

Bolzoni y Guevara recalcan que la aplicación empodera a la persona, a la vez que incentiva su adherencia al plan nutricional recomendado.

También esperan concretar una alianza con Siku, otro emprendimiento tecnológico que creó un expediente médico y la factura electrónica para servicios de salud. Esto brindaría la facilidad de contar con un servicio integral que incluya la facturación de los servicios.

Con Siku también están discutiendo cómo integrar más herramientas digitales para nutricionistas.

Melissa y Giorgio esperan que, tras la fase de pruebas, muchos profesionales se convenzan de las bondades de FoodNotes, y que a partir de agosto la aplicación gane más usuarios.