Exportadores quieren detener pérdida de $7.500 por cada contenedor devuelto por plagas

Servicio Fitosanitario asegura que intercepciones en productos costarricenses disminuyeron en el último año


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Un contenedor interceptado en un puerto de entrada de Estados Unidos y que sea devuelto a nuestro país por incumplir algún requisito fitosanitario, le significa al exportador nacional un costo mínimo de $7.500.

Aunque las intercepciones de plagas de productos costarricenses, en Estados Unidos, pasaron de 1.656, en el 2014, a 1.453, en el 2015, una disminución del 12,26%; el sector agroexportador considera que ese número podría ser menor si el Servicio Fitosanitario del Estado (SFE) fuera más eficiente. 

"Todos los años hay fumigaciones, destrucciones o reexportaciones de productos que incumplen con los requisitos fitosanitarios establecidos por el comercio. Así sucede tanto con los productos ticos que se exportan como con los que ingresan a Costa Rica de diferentes destinos", señala el SFE en un comunicado. 

Según estimaciones realizadas por la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco), para calcular los costos aproximados de un contenedor devuelto hay que tomar en cuenta el flete de ida, de $4.000 aproximadamente, el flete de re exportación, que significa entre un 50% y el 75% del costo de ida, unos $3.000,  y otros costos de importación (agencia aduanal, almacén fiscal, etc), de aproximadamente $500.

Además, hace énfasis en que a ese monto se le deberá de sumar el costo de la carga, que varía de acuerdo con el producto y que en la mayoría de los casos se tratará de mercancía dada por perdida para los empresarios.

Queja constante

Han sido producto como raíces y tubérculos, chayote, culantro coyote y piña, los que en algún momento han experimentado la re exportación o destrucción del producto debido al control de las autoridades fitosanitarias de ese país.

Concretamente, en culantro, del 2010 al 2016 se reportaron 2.000 intercepciones en ese periodo, de las cuales 51 fueron reexportadas o destruidas. De igual forma, en hubo 1.960 intercepciones; 206 re exportadas o destruidas.

Abel Chaves, presidente de la Cámara Nacional de Productores y Exportadores de Piña (Canapep), enfatizó que esas intercepciones le significan al sector piñero ingresos menos por más de $1,4 millones.

EE. UU. adquiere un 51% de la piña que exporta Costa Rica.

"Nos devuelven las cargas por plagas. El SFE no está dando la talla", sostuvo Chaves.

El sector registró una caída del 12% en exportación de fruta fresca en 2015, comparado con un año antes.

LEA TAMBIÉN: Se acentúa el descenso de las exportaciones a la Unión Europea y China

Otro de los productos que se han visto afectados por la intercepción de productos en el mercado norteamericano es el de plantas ornamentales. El SFE, junto a exportadores de ese sector, hecharon mano a un programa de certificación que lanzó el Servicio para mitigar el riesgo de plagas en sus envíos.

"Es responsabilidad del SFE ir de la mano con el sector, revisar las plataciones, y evitar esas intercepciones. Tiene que ser más proactivo. Cómo es posible que solo tenga seis personas destinadas a la visita de las plantaciones de piña en todo el país", subrayó Bonilla de la Cámara de Exportadores.

Claro está, más allá de las responsabilidades del SFE, los propios productores han admitido en su momento sobre el trabajo aun pendiente. En junio pasado Rafael Conejo, presidente de la Cámara de Productores y Exportadores de Chayote reconoció al diario La Nación que tienen problemas con un ácaro y con tarimas sin certificación o contaminadas.

En ese periodo, Estados Unidos amenazó, además, con poner "restricciones adicionales" a las exportaciones costarricenses de chayote, en vista de un fuerte aumento de interceptaciones de cargamentos por plagas y enfermedades.

Lo hizo en una carta enviada por Alan K. Dowdy, de la administración fitosanitaria estadounidense, a Francisco Dall'Anese, director del Servicio Fitosanitario del Estado (SFE) de Costa Rica.

"La dinámica del intercambio comercial aumenta el riesgo de entrada de plagas cuarentenarias, es por esto que Costa Rica y el resto de los países del mundo aplican las medidas establecidas por ley para proteger el estatus fitosanitario", enfatizó el SFE.

En dos vías

Y es que la critica al SFE no solo llega desde el sector exportador. Los importadores han manifestado en múltiples ocasiones su molestia por el cierre de nuestras fronteras hacia los productos provenientes del exterior.

Más recientemente, el Servicio Fitosanitario del Estado (SFE) cerró las fronteras para las importaciones de aguacate desde México y otros ocho países.

LEA: Política agrícola tensa la relación con Estados Unidos

Sostenbilidad y financiamiento