Francia asegura que negociaciones de libre comercio entre la Unión Europea y EE.UU. fracasaron

La canciller Angela Merkel continúa defendiendo el proyecto, que cuenta con muy poco apoyo en los grandes países de Europa


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Francia ve lejano el que la Unión Europea y Estados Unidos cierren con éxito las negociaciones para un tratado de libre comercio bilateral (TTIP) antes del fin del mandato del presidente Barack Obama, en enero de 2017. Sin embargo, aseguran, que la Comisión Europea continuará negociando.

El presidente francés François Hollande afirmó que Francia no quiere cultivar la ilusión de un acuerdo antes de fin de año ni antes de la finalización del mandato de Barack Obama.

Un poco más temprano, su secretario de Estado de Comercio Exterior, Matthias Fekl, inclusive había indicado que París demandará en setiembre, en ocasión de una reunión de ministros de Comercio europeos en Bratislava, a la Comisión europea detener las negociaciones sobre este proyecto de Tratado Transatlántico de Libre Comercio.

LEA: Acuerdo Transpacífico plantea retos para Costa Rica

Fekl considera las discusiones llevadas a cabo por la Comisión europea como demasiado favorables a la posición de Estados Unidos.

"Los estadounidenses no dan nada o sólo migajas (...), no es así que hay que negociar entre aliados. Las relaciones entre Europa y Estados Unidos no están a la altura, hay que retomarlas más adelante sobre buenas bases", indicó.

Pero la comisaria europea de comercio, Cecilia Malmström, reaccionó a estas declaraciones advirtiendo que las negociaciones continuarán.

"Las negociaciones han sido difíciles, por supuesto, lo sabíamos desde un principio, pero no han fracasado", afirmó la comisaria durante un encuentro con la prensa en Bruselas.

Por su parte, fue el vicecanciller alemán, el socialdemócrata Sigmar Gabriel, quien había estimado ante cámaras de la televisión de su país que las discusiones con Estados Unidos a este respecto habían fracasado.

"Si alquien puede decirme cómo, después de tres años de negociaciones sin resultados (...), se puede llegar de aquí a fin de año a un acuerdo, estoy dispuesto a discutirlo. Pero, todo esto es ficción. A menos que estén dispuestos a someterse a los estadounidenses. Siempre lo digo: más vale que no haya acuerdo que (lograr) un mal acuerdo".

No obstante, la canciller conservadora Angela Merkel continúa defendiendo el proyecto, que cuenta con muy poco apoyo en los grandes países de Europa.

En Estados Unidos

El representante especial estadounidense de comercio exterior, Michael Froman, declaró a la revista alemana Der Spiegel que las negociaciones hacen progresos constantes.

Al mismo tiempo, el presidente Obama siempre manifestó su esperanza de concretar el TTIP antes de abandonar la Casa Blanca, pero todo parece indicar que una eventual solución involucrará a su sucesor.

Los dos principales candidatos, la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump, ya han criticado severamente al TTIP.

LEA: Punto por punto: Lo que plantea Trump para la economía de EE. UU.

"Nadie puede decir qué pasará tras las elecciones presidenciales estadounidenses", estimó precisamente Sigmar Gabriel. "Veremos si hay un cambio de posición de Estados Unidos tras las elecciones".

Este TTIP, que es negociado en el mayor de los secretos desde mediados de 2013, tiene por objetivo suprimir las barreras comerciales y reglamentarias entre Estados Unidos y los miembros de la UE, creando una vastísima zona de libre comercio.

Sostenbilidad y financiamiento