NUEVO INFORME ESTADO DE LA NACIÓN

Solís registra la menor aprobación de leyes de un gobierno ante el Congreso desde 1990

"El Poder Ejecutivo posee poca capacidad y débiles poderes para gestionar los asuntos públicos ante el Poder Legislativo", concluye estudio


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

El actual gobierno es muy débil y poco exitoso para gestionar sus políticas en el Congreso.

En su primer año, la Administración Solís Rivera convocó la mayor cantidad de proyectos de ley en los períodos de sesiones extraordinarias y obtuvo la menor tasa de éxito registrada por un gobierno desde 1990.

La tasa de éxito mide la relación entre el número de leyes aprobadas y el total de leyes convocadas en las sesiones extraordinarias en primeras legislaturas. En tiempos de Calderón Fournier (1990-1994) se registraba un 18% de proyectos aprobados, y Figueres Olsen (1994-1998) un 22%, mientras el actual gobierno registra apenas un 1,3% de aprobaciones.

Por eso, el más reciente Informe Estado de la Nación concluye que el Ejecutivo "posee poca capacidad y débiles poderes para gestionar los asuntos públicos ante el Poder Legislativo".

LEA:¿Tiene prisa? Encuentre acá lo esencial del nuevo Informe Estado de la Nación

El segundo peor resultado se registró en la administración Pacheco de la Espriella.

Cuando la iniciativa de los proyectos de ley viene del Legislativo, se registra un mayor porcentaje de aprobación, pero durante el gobierno actual el incremento es ínfimo.

La investigación señala que Costa Rica registra el nivel más bajo de América Latina con respecto al índice de potencia institucional legislativa (IPIL), de tan solo 0,32, el cual mide la capacidad del Ejecutivo para influir en la agenda parlamentaria. 

Las bajas tasas de éxito parecen estar asociadas de forma positiva con el multipartidismo. Es decir: entre más partidos menor es la tasa de éxito de los gobiernos ante el Poder Legislativo.

"Se evidencia que el multipartidismo modificó la capacidad de influencia de los poderes de la República. Durante el período bipartidista (1990- 1998) las leyes aprobadas se distribuyeron casi en partes iguales entre las que fueron iniciativa del Legislativo y del Ejecutivo. No obstante, a partir de 1998 se observa un predominio creciente de los proyectos impulsados por los diputados. Esta brecha ha tenido altibajos, pero en el período multipartidista la aprobación de leyes propuestas por el Ejecutivo y el Legislativo ha sido, en promedio, de 35% y 65%, respectivamente", concluye un resumen del informe, entregado a la prensa la semana pasada por el Programa Estado de la Nación.

Si desea saber más sobre el nuevo Informe Estado de la Nación, consulte los siguientes links:

LEA: Cada trabajador de la clase alta vio crecer su ingreso mensual ¢600 mil; pero el agrícola se empobreció

infografia

Sostenbilidad y financiamiento