Rusia, China y Corea del Sur son los motores de la demanda cafetera

A pesar de que los principales compradores son países como Estados Unidos, Alemania e Italia, la mayor fuente de crecimiento está en los mercados emergentes


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Bogotá.- La Organización Internacional del Café  (OIC) ha puesto su punto de mira en los mercados de Rusia, China y Corea del Sur, donde el consumo de esta bebida crece entre el 4 y el 5 % anual, aunque esta conquista, que empezó hace una década, estará condicionada por los preocupantes efectos del cambio climático.

Así lo manifestó a Efe el director ejecutivo de la OIC, Robério Oliveira Silva, quien inauguró este 16 de octubre la IV Convención de la Alianza Internacional de Mujeres en Café  (IWCA), en el marco de la VIII ExpoEspeciales Café de Colombia, considerada una de las ferias del grano más importantes de Latinoamérica y el Caribe.

El directivo aseguró que existen las condiciones necesarias para que el café se convierta en un hábito para las poblaciones de estos países, donde también se consume otro tipo de bebidas calientes.

China, Corea del Sur y Rusia  “son consumidores de té y esto es bueno porque el café también es una bebida caliente y trae algunas similitudes que tenemos que aprovechar”, comentó.

A pesar de que los principales compradores son países como Estados Unidos, Alemania e Italia,  “ la mayor fuente de crecimiento está en los mercados emergentes, que crece en torno al 4, 5% al año”, agregó.

Oliveira espera incluso que esta cifra llegue al 6%, un crecimiento casi tres veces mayor que el promedio global de consumo, estimado en un 2,5 %.

Según datos de la OIC, actualmente se consumen al año cerca de 150 millones de sacos de café y los indicadores apuntan a un crecimiento sostenido de la demanda para los próximos años hasta llegar a los 175 millones de sacos en 2025.

LEA TAMBIÉN: Costa Rica urgida de reactivar actividad económica en zonas deprimidas

Sin embargo, esta mayor demanda requerirá de más producción, la cual está amenazada por los cada vez más adversos efectos del cambio climático, que se manifiestan en sequías prolongadas o plagas cada vez más frecuentes como la roya. 

Hay expectativas de que los problemas climáticos darán una cosecha menor para el próximo año”, aseveró Oliveira al aludir a fenómenos como El Niño, que en Colombia ha ocasionado un descenso significativo de precipitaciones y aumento de las temperaturas.

Los efectos del cambio climático los ha sentido ya el primer productor y exportador de café, Brasil, cuyo Gobierno estimó que para el ejercicio 2014-2015, que se cierra este mes, su cosecha será de 45,1 millones de sacos, un 8,2% menos que en el periodo 2013-14.

Un hipotético descenso de la oferta de café para el próximo año, unido a la demanda sostenida, provocaría una gran volatilidad de los precios, otro de los puntos clave, según Oliveira. “El mercado cafetero es libre, pero hay que crear las condiciones para que los consumidores entiendan, conjuntamente con la industria, que los países productores necesitan un poco más de remuneración en su participación en el mercado”, concluyó.

Unos 20 países participan en la ExpoEspeciales Café de Colombia 2015, que transcurre en Bogotá hasta el 18 de octubre y reúne a expertos, productores y autoridades del sector.

También tendrán lugar durante los cuatro días de la feria el X Campeonato Colombiano de Baristas y el V Campeonato Nacional de Catadores.

Sostenbilidad y financiamiento