Importación de carros híbridos repunta

Presencia de nuevos vehículos de este tipo en el país aumentó en un 856% en los últimos cinco años

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /economia-y-politica/carros_hibridos-carros_electricos-importacion-Minae_ELFCHA20160323_0005_5.jpg
    326x204
    Importación de carros híbridos repunta
    / 23 MAR 2016
  • /economia-y-politica/carros_hibridos-carros_electricos-importacion-Minae_ELFCHA20160323_0006_5.jpg
    326x204
    Importación de carros híbridos repunta
    / 23 MAR 2016

index

El mercado de los vehículos híbridos acelera el paso por las calles de Costa Rica mientras las autoridades caminan de a pocos para remover las barreras que les impiden ir más rápido.

Del 2010 al 2015, la importación de los híbridos nuevos aumentó en un 856%, pasando de 25 unidades en el primer año a 239 en el 2015, según los datos analizados por EF y facilitados por la Dirección General de Hacienda.

Las vallas para los autos 100% eléctricos, sin embargo, parecieran seguir altas para los consumidores costarricenses.

Su entrada al país cayó en el mismo periodo: pasó de 28 unidades a 1 en los últimos cinco años.

Una diferencia que se explica en el impulso que han recibido estas alternativas en el país.

LEA: Tres motivos para cambiarse a un vehículo más eficiente en el 2016.

Las razones

El repunte de híbridos podría deberse a la reducción de impuestos que el Gobierno ha venido reglamentando vía decreto.

Eliminar el límite a la cilindrada de este tipo de vehículos importados también estimuló al sector a traer más modelos.

“Esto propició que modelos que antes no podían ingresar al país tengan hoy una participación importante en el segmento”, dijo Carlos Arguedas, de la Asociación de Ímportadores de Vehículos y Maquinaria (Aivema).

Ahora, al menos cuatro agencias de autos tienen carros híbridos disponibles.

Durante la Expomóvil, tanto Hyundai como Toyota, BYD y Porsche presentaron sus propuestas híbridas.

En el mundo, los fabricantes también comenzaron a escalar su producción, lo que vuelve más accesible el costo de la tecnología.

Sin embargo, este tipo de autos siguen representando un bajo porcentaje del total de carros nuevos importados, que en el último año fue de 33.980. Es decir, apenas un 0,7% del total entraron al país con este tipo de tecnología.

El sector público y el privado sueñan con acelerar la tendencia de crecimiento de los híbridos y aumentar el consumo de los 100% eléctricos con nuevas exoneraciones y otros estímulos establecidos en proyectos de ley y programas de gobierno.

Las medidas

Aunque el Ministerio de Hacienda había reducido el impuesto selectivo de consumo sobre carros híbridos en el 2013, la carga tributaria sigue representando más de una cuarta parte del costo de importación del vehículo.

El total de tributos representó un máximo del 33% del costo total de importación de cada vehículo en promedio en el 2012, el año en el que fue más alto, y desde entonces cayó hasta llegar al 26%, muestran los datos de Hacienda.

La carga para los carros eléctricos es menor, pero se mantiene entre un 19% y un 17% en los últimos cinco años tanto para usados como para nuevos, pese a que se les ha querido liberar por completo de los tributos desde hace ya varios años.

LEA: Entrevista “Costa Rica tiene que invertir en energías alternativas”

El proyecto de Ley de incentivos y promoción para el transporte eléctrico pretende precisamente eliminar el pago del impuesto selectivo de consumo, el de ventas, el tributo sobre el valor aduanero, el pago de marchamo y el de parquímetros para estimular la compra de estos vehículos.

También formaliza la excepción de la restricción vehicular, que ya se les promete a los usuarios al obtener carros de este tipo, pero a quienes se les sigue multando por error, y ordena instaurar zonas especiales de parqueo en centros urbanos bajo el nombre de parqueos azules.

La iniciativa ingresó a la Comisión legislativa de Gobierno y Administración en diciembre del año pasado y tiene un buen ambiente entre los diputados, aseguró Marcela Guerrero, diputada del Partido Acción Ciudadana (PAC) y proponente de la nueva legislación.

No obstante, el Gobierno ya impulsa algunas de las acciones que están presentes en la ley.

Por ejemplo, los distribuidores eléctricos como la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL), las cooperativas y las empresas de servicios públicos comenzaron a pensar en un plan para construir puntos de recarga eléctrica en todo el país.

“Los ingenieros están desarrollando cómo sería la red de acuerdo con distancias de manera que se garantice una red de carga confiable para los consumidores”, dijo la viceministra de Energía, Irene Cañas.

También se emitió una “invitación” para que las instituciones públicas utilicen parte de su presupuesto de renovación de vehículos en la compra de autos eléctricos, confirmó Cañas.

En conjunto con el Banco de Costa Rica y el Instituto Nacional de Seguros, el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) también impulsó el Programa de Adquisición de Vehículos Ecoeficientes (PAVE) con ventajas en financiamiento para quienes cambien su carro viejo por uno con características amigables con el ambiente.

En un país con una matriz eléctrica limpia, la contaminación sobrepasa los niveles recomendados por la Organización Mundial de la Salud.

Las emisiones de dióxido de carbono son amplias en el sector transportes, con los carros particulares como los principales contaminantes.

Entre automóviles, jeeps y motocicletas se llevan el 44% de las emisiones de CO2 del país, mientras el transporte de carga corresponde al 22% y el público aporta un 7%, según las estadísticas del Minae.

Mientras tanto, las herramientas para reducir la huella de carbono y aumentar el consumo eficiente están a la mano de los gobiernos, pero algunas barreras aún las mantienen en el limbo.

Sostenbilidad y financiamiento