Refinería se niega a morir, con China o sin ella

Plan Nacional de Energía ordena más estudios a Recope

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Gráficos
  • /economia-y-politica/refineria_china-recope-soresco_ELFCHA20151212_0001_5.jpg
    326x204
    Refinería se niega a morir, con China o sin ella
    / 12 DIC 2015

index

La idea de una refinería sigue viviendo con respiración artificial.

El Gobierno y la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) dijeron “siempre sí” a la iniciativa a pesar de los yerros que se acumularon en el plan de ampliación de la planta en Moín. Estos culminaron en el paro de actividades tras una reprimenda de la Contraloría General de la República (CGR).

Los errores que le costaron al menos $60 millones al Estado.

LEA: Costa Rica y China reactivarán refinería.

El nuevo Plan Nacional de Energía (PNE) es cauteloso y conmina a Recope a estudiar si una nueva planta (con o sin la petrolera de China) será conveniente.

“Se estudiarán todas las posibilidades”, afirmó la presidenta ejecutiva de Recope, Sara Salazar.

Pero la cabeza de la institución no oculta su interés por encontrar una ruta que les lleve a la meta de refinar, por cuenta propia, el crudo importado.

“Hay que hacer la evaluación pensando en construir una nueva refinería”, dijo la jerarca.

Tras la anulación de los estudios de factibilidad por parte de la CGR, Costa Rica ha tratado de convencer a la Corporación Nacional Petrolera de China Internacional (CNPCI), contraparte de Recope en la ampliación, para que sostenga sus inversiones.

En octubre de este año, por fin, los chinos dijeron “siempre no” y ahora evalúan posibles compradores de su parte de Soresco, empresa que se creó para la ejecución de la obra.

Así es como el Gobierno vuelve al punto de partida (sin inversores y sin estudios), pero mantiene viva la llama que para unos significa esperanza y, para otros, el inicio de un incendio peor.

LEA: La estafa de la refinería con China

Más combustión, pero mejor...

El mundo vio a una Costa Rica decidida a descarbonizar la economía mundial durante las últimas dos semanas en la Cumbre de Cambio Climático en París.

A lo interno insiste en crear una infraestructura millonaria para refinar el petróleo ajeno, cada vez más.

¿Para qué? La viceministra de Energía, Irene Cañas, afirma que la calidad del combustible que se consume en el país debe ser mayor. Si Costa Rica quiere limpiar su matriz energética, cuya oveja negra es el transporte, necesita importar vehículos eficientes con tecnologías que acepten combustible de alta calidad, explicó.

“Tener una refinería nos permitiría tener el control de la calidad de estos combustibles”, dijo.

Este razonamiento, a industriales y especialistas, les huele a doble discurso.

“Si así fuera, dejarían la negativa a importar gas natural”, acotó Leiner Vargas, especialista en cambio climático y economista de la Universidad Nacional.

LEA: ¿Quiere el Gobierno importar gas natural?

De hecho, el mundo ya le apuesta al consumo creciente de este combustible entre sus alternativas para disminuir el uso de fósiles.

Para ellos, mientras el país mantenga intacta su negativa de explotar y explorar los yacimientos de petróleo y gas natural dentro de sus fronteras, una refinería carece de sentido.

“La tendencia es de ampliar refinerías cerca de las zonas productoras de petróleo”, explicó el exministro de Energía Roberto Dobles.

La pregunta que sigue es si una nueva refinería, después de todo, resultaría en una reducción de las tarifas de los combustibles, que es lo que a los consumidores les preocupa de primera mano.

La respuesta de la Viceministra es que los precios deberán ser competitivos. La del Plan Nacional de Energía es que no necesariamente los beneficios se traducirán en menores costos.

La refinería llegaría a competir con otras similares en momentos en que los precios del crudo tocan mínimos históricos y los márgenes de refinación son bajos, explicó Vargas, lo que torna el panorama aún más oscuro.

Carlos Montenegro, subdirector de la Cámara de Industrias, fue enfático en que el apoyo del sector está fuera de la ecuación si no les garantizan ese beneficio.

La receta del Gobierno, por ahora, es seguir esperando hasta que estén listos los nuevos estudios, en el 2017, y defina, de nuevo, algún camino a seguir.

2007

La administración Arias propone un primer proyecto de ampliación de la refinería en conjunto con China.

2011

Recope deja de refinar petróleo y comienza a importar todos sus productos mientras planea una nueva refinería

2013

La Contraloría encontró irregularidades en el contrato y en estudios ambientales y económicos previos a la ampliación

2014

El presidente Luis Guillermo Solis anunció un acuerdo con China para reactivar el proyecto que costaría $1.300 millones

2015

China toma la decisión de buscar un comprador de su parte en Soresco y el PNE ordena nuevos estudios a Recope

Sostenbilidad y financiamiento