Insanity da resultados, pero no es para todos

Seguidores de EF se dividen entre fanáticos y escépticos

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

¿Conoce los programas de ejercicio de alta demanda física? Con nombres como Boot camp , CrossFit y, por supuesto, Insanity , estas opciones dominan la conversación sobre métodos de entrenamiento físico. En la página de EF en Facebook solicitamos a los seguidores sus opiniones sobre estas formas alternativas para ejercitarse y la más mencionada es el Insanity , tanto por quienes la han probado y la recomiendan como por quienes han escuchado comentarios negativos o han experimentado lesiones al practicarlo. Las otras dos, Boot camp y CrossFit , aparecen menos pero no registran comentarios negativos o de duda sobre la seguridad a la hora de practicarlos.

Así lo dijeron

“El Insanity es muy efectivo, excelente ejercicio y se puede practicar en un espacio reducido de la casa. Recomendado”, comentó David Rivera en Facebook.

Otra fanática de las rutinas en DVD, pero con reservas, es Valeria Villalobos Ruiz, quien escribió: “Yo he probado Insanity y me ha parecido un éxito, pero sí se necesita perseverancia, además el impacto en las rodillas es considerable”. Algo parecido opina Marianela Villavicencio, quien practica Insanity pero advierte que “son ejercicios bastante exigentes y no aptos para todo tipo de personas. Lo importante es dominar la técnica del ejercicio para evitar lesiones”.

¿Por qué el Insanity es tan popular? ¿cómo se pueden despejar las dudas sobre riesgos y lesiones? ¿quiénes están capacitados para practicarlo, disfrutarlo y sacarle provecho? Estas dudas planteadas por los seguidores de EF las responden tres especialistas que coinciden en un argumento: un mal inicio puede echar a perder una excelente oportunidad para ponerse en forma.

Es cierto: dan resultados

El terapeuta físico con formación en entrenamiento funcional e instructor de Insanity Aarón Conejo afirma que la popularidad de nuevos estilos de ejercicio se deben a la poca variedad que ofrece el gimnasio tradicional y, sobre todo, a que “hoy nadie quiere esperar, todos queremos las cosas rápido y estos sistemas ofrecen cambios más rápido que en un gimnasio tradicional. Son atajos y buenos atajos, en especial para gente con mucho tiempo de entrenar y que se siente estancada. El Insanity es divertido y tiene buen efecto, pero no es para todo el mundo”.

Según este entrenador y copropietario del gimnasio Insanity Garage, la mayoría de los clientes llegan interesados en las clases con esas rutinas de locura, pero en la valoración se dan cuenta de que no tienen las condiciones para disfrutarlas y aprovecharlas. Por esto, tienen más grupos de entrenamiento para principiantes e intermedios que clientes en grupos de Insanity .

¿Cuáles son los resultados? Los mismos para cada nivel: aumento de las habilidades funcionales básicas, mejora en la condición física y en el tono muscular, aunque no necesariamente en el tamaño de los músculos (el volumen no es garantía de capacidad), y pérdida de peso o mantenimiento, de acuerdo con las necesidades de cada uno.

Para Juan Ramírez, titulado en promoción de la salud física, con formación en entrenamiento funcional e instructor certificado de CrossFit , la clave está en la elección de la persona que supervisará el entrenamiento. “Debe tener conocimiento en entrenamiento funcional y, en mi opinión, lo ideal es que cuente con estudios universitarios, para que pueda darle una atención integral a las necesidades físicas de cada uno”, comenta.

Ramírez es propietario del centro CrossFit Coco Beach , en el Coco, Guanacaste, y alerta sobre la abundancia de oferta autodidacta, a la que responsabiliza por las lesiones y frustraciones, sobre todo relacionadas con Insanity . “Instructores de pesas o de aeróbicos, sin formación, compran los discos, se aprenden las rutinas y dan clases a grupos de 20 o 30 personas. Aunque supieran cómo corregir las posiciones y cómo mejorar el desempeño, no tienen capacidad para supervisarlos a todos”, subraya.

Adrián Campos, licenciado en fisioterapia y rehabilitación, coincide con Ramírez y Conejo en las ventajas de estos métodos de entrenamiento.

“La gente que practica Insanity , Boot camp o CrossFit tienen el cuerpo preparado para todo, pueden practicar cualquier tipo de deporte sin cansarse mucho. Los ejercicios de gimnasio no son malos, pero si lo que anda buscando es desarrollar habilidades como potencia, energía, stamina , no son la mejor opción. Todas estas otras formas son mejores y dan resultados integrales”, dice.

Con perseverancia y guía especializada, las rutinas de estas tres opciones de entrenamiento dan resultados integrales, evidentes desde el primer mes.

Todo tiene riesgo

A pesar de los beneficios enumerados, ninguno de los expertos es fanático del Insanity , entre otras razones, porque al ser un método en DVD invita a la práctica sin supervisión. Además, al demandar tanta energía de los deportistas, puede provocar frustración y borrar la iniciativa de tener una vida activa. Y la mayor preocupación es el riesgo de experimentar lesiones, aunque este acompaña a toda actividad física.

“En el gimnasio no existen diferenciaciones, todos toman la misma clase y esto los puede hacer sentir agobiados, sobre todo si el que está a la par levanta más peso que yo y quiero alcanzarlo. Ahí es cuando se han lesionado. Por eso es tan importante la supervisión profesional, y también el autoconocimiento: nadie debe sobreesforzarse, el ejercicio no se trata de terminar de primero sino de que lo disfrutre y vaya avanzando”, recomienda el fisioterapeuta Campos.

Para Aarón Conejo, de Insanity Garage, la experiencia del Insanity sin supervisión “es más peligrosa que beneficiosa. Una persona que no se ha practicado un examen físico y no sabe, por ejemplo, que tiene presión alta, pueden tener problemas; una persona con pie plano, o que elige un piso no adecuado, o alguien que no sabe hacer cosas básicas como brincar suiza o dar vueltas de carnera corre aún más peligro, porque el Insanity es brusco, muy fuerte y no todo mundo está preparado”.

¿Conclusión? Posponga la compra del DVD para cuando esté seguro de que su cuerpo podrá aprovecharlo. Antes pruébese, conózcase y aprenda a disfrutar los ejercicios que le sienten mejor y le den resultados. Es posible que el CrossFit y el Boot Camp , con instructores profesionales, sean más adecuados para comenzar.

Evaluación básica

Para sacar provecho del Insanity con mínimo riesgo de lesiones, se debe contar con ciertas habilidades básicas:

Cardio: capacidad funcional del aparato circulatorio y respiratorio de ajustarse y recuperarse de los efectos del ejercicio muscular.

Reflejos: respuesta automática e involuntaria que realiza un ser vivo ante la presencia de un determinado estímulo.

Coordinación: capacidad que tienen los músculos para sincronizarse bajo parámetros de trayectoria y movimiento.

Equilibrio: Situación de un cuerpo que se sostiene, sin caerse, especialmente si tiene una base pequeña.

Fuerza Capacidad física para hacer un trabajo o un movimiento.

Todas se pueden aprender o aumentar con ejercicios funcionales adaptados al nivel de cada persona.

Fuente Insanity Garage.

Sostenbilidad y financiamiento